Dior Sauvage, o la relación entre marketing y calidad

Por el título de este artículo, más de uno podría barruntar que no se prenuncia una crítica demasiado halagüeña. De lo contrario, ¿por qué iba a mencionar la palabra “marketing” ya de entrada? Y el hecho de que, además, contraponga la calidad del perfume con la mercadotecnia que lo rodea no hace sino confirmar palmariamente esta sospecha: tanta mala leche sólo puede deberse a que no me gusta Dior Sauvage. Tiene que ser.

O tal vez no.

La semana pasada abordábamos a Bleu de Chanel, y esta semana hacemos lo propio con el equivalente de Christian Dior. Analicemos brevemente por qué este perfume podría haberse llamado Bleu de Dior: ¿qué similitudes comparten el superventas de Chanel el de Christian Dior? Veamos.

Bleu de Chanel y Dior Sauvage: parecidos razonables

Alerta, spoiler: me gusta Sauvage.

¿Cuánto me gusta? Para ver eso tendremos que ir al final del artículo. Vaya por delante, eso sí, que no me disgusta la composición, ni mucho menos. Pero quiero sacarle punta a qué es lo que me molesta de este lanzamiento de Dior, y qué similitudes hay con lo que le pasó a Chanel años antes con Bleu.

El ADN de ambas composiciones es muy similar. Ambos son lanzamientos muy comerciales, por parte de casas que nos tenían acostumbrados a creaciones más innovadoras. Si bien es cierto que Christian Dior es mucho más “atrevida”, a falta de una palabra mejor, en cuanto a sus composiciones (recordad sin ir más lejos Fahrenheit, Dior Homme, Dior Homme Intense, el original Eau Sauvage y un largo etcétera), Chanel también nos tenía acostumbrados a perfumes menos “genéricos”. Ambos perfumes tienen ese ADN comercial, de corte masculino y fresquito a la vez que aromático, con alguna nota más “pesada” que lo balancea y le da profundidad para ser usado a lo largo de todo el año. Da la sensación de que hubieran cogido los 10 perfumes cítricos y aromáticos más vendidos para hombre, se hubiera hecho un zumo con la mezcla de todos ellos, se hubieran limado las asperezas y compuesto desde cero con ingredientes de alta calidad, y habemus superventas. Hasta en el cierre magnético se parecen.

¿Que un perfume sea genérico es malo de por sí? Pues no. Significa que está hecho para ser popular, para vender, para no ofender a nadie. Y eso, en sí, no es negativo, pero que Chanel Dior hayan lanzado sendos perfumes “populares” es el equivalente a que Philip Roth, pongamos por caso, le hubiera dado por escribir la secuela de “Perdona si te llamo amor”, de Federico Moccia.

Esto no quita para que a uno le puedan gustar Bleu de Chanel o Dior Sauvage. Me pongo a mí como ejemplo. Son buenos perfumes, creaciones de calidad, pero a la vez se ha de reconocer que son lanzamientos genéricos para lo que nos tienen acostumbrados ambas firmas. Y esta “bajada de calidad” (entendiendo esto como que no están apostando por innovar, sino más bien reciclando fórmulas de éxito que han funcionado en el pasado y, gracias a una soberbia presentación y a una sugestiva y omnipresente campaña publicitaria, dándoles una pátina de exclusividad) la hacen en aras de vender más, llegando a un público más amplio. Y, de nuevo, nada malo en querer vender más, sólo faltaría. Pero se entiende que la acogida del público que se puede definir como “más exigente” haya sido, en el mejor de los casos, fría, como la que algunos usuarios del foro manifestaron en el hilo del foro en que se discutía Bleu de ChanelEntiendo, y comparto hasta cierto punto, las críticas que hace regis en este post.

Breve ficha técnica

Dior Sauvage es un Eau de Toilette y pertenece a la familia olfativa aromática fougere. Ambroxan (probablemente lo que le da el toque “sintético”), bergamota, pimienta y lavanda: estas son las notas que dominan la composición.

La nariz que está detrás es François Demachy, perfumista oficial de Dior.

La longevidad es muy buena: a las 8 horas el olor todavía es perceptible (aunque sea a ras de piel), de las cuales proyecta decentemente las primeras 3 o 4. Ninguna queja a este respecto.

¿Cómo y cuándo llevar este perfume?

Como pasaba con Bleu, se trata de una composición fresca, limpia, masculina, fácil de llevar y a la vez apta para ser usada todo el año.

¿Como perfume casual? Desde luego.

¿Para ir a la oficina? Buena opción. No ofenderá a nadie.

¿Para un evento formal? También vale. Sobre todo si hace calor.

¿Ocasiones románticas? También. No es tan casual que no se pueda usar aquí también.

Pocos perfumes hay que tengan esta versatilidad. Bleu y Aventus me vienen a la cabeza.

¿Qué clase de hombre se pondría Dior Sauvage?

Acabamos antes diciendo quién no se pondría Dior Sauvage: alguien que quiera destacar en un entorno formal.

Hay una desventaja en que sea un perfume bueno para todo, y es que no es excepcional en ningún área. Si se busca un perfume para ocasiones románticas, hay muchas mejores opciones. Para un evento de etiqueta, la lista de perfumes más adecuados rivalizaría en extensión con la guía telefónica. Por lo tanto, aquél que quiera un perfume con carácter, no únicamente “que huela bien”, buscará en otro lado.

Aquellos que quieran un perfume que se deje llevar fácilmente, que guste a todo el mundo, que rinda bien y que no huela nada mal, deberían probar Dior Sauvage.

Perfumes parecidos

He leído que Zara ha lanzado lo que parece ser una copia de Dior Sauvage, llamada “Aromatic Future”, que cuesta unos 10 euros. Por las críticas, parece una copia bastante fidedigna. No puedo opinar porque no la he olido, pero lo haré en breve. Mi recomendación es que la probéis antes de comprar Sauvage.

Relación calidad / precio

En Amazon, en Fapex o en el resto de tiendas online o perfumerías físicas, los 100 ml oscilan entre los 70 y los 100 euros.

Bajo mi criterio, para la calidad que ofrece es ligeramente caro. El precio no está tan inflado como no recomendar su compra si realmente os gusta, pero oled antes el clon de ZaraAromatic Future, para ver si os compensa la diferencia o si incluso os gusta más esta última, a una fracción del precio que pide Dior.

Mi valoración

Olor: 3/5

Longevidad: 4/5. 8 horas, fácil.

Proyección y sillage: 4/5. Las primeras 3-4 horas proyecta bien.

Reacciones de los demás: 5/5. Igual que Bleu, igual que Aventus… las reacciones, sobre todo del público femenino, son muy entusiastas.

Valoración personal: 4/5. ¿Por qué una nota tan alta? Pues porque de vez en cuando me apetece echar mano de un perfume que huela bien, que sepa que vaya a tener muy buena acogida y que rinda bien. Y si además la presentación está tan cuidada como es el caso, miel sobre hojuelas.

A nivel artístico no estamos ante la mejor creación de Demachy, sin duda, pero eso no quita que no le encuentre hueco en mi colección. Mi recomendación es que no la compréis a ciegas, pero sí que la probéis. No va a dejaros con los ojos en blanco, pero es posible que os acabe ganando poco a poco.

¡Hasta la próxima semana!

(Enlace de Amazon)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *