Encargando camisas en Alles.

Encargo camisas con bastante frecuencia, diría que casi todos los meses suelo encargar al menos un par de ellas. Por ello quizás para mí este proceso se ha convertido en algo tan rutinario que ya hacía tiempo que no hablaba de ello. Sin embargo, me apetecía hablar de este nuevo encargo porque trata de un par de camisas un tanto distintas a las que suelo encargar habitualmente.

Con la llegada del buen tiempo y los días de cierto asueto, comienza a apetecer colores más vivos pensando en looks algo más distendidos.

Allá por 2014, no sé si recordaréis mis seguidores de aquel entonces, realicé -y os conté- un par de encargos con ellos, entre las prendas encargadas había una camisa, con la cual a día de hoy sigo francamente muy satisfecho. Por ello la última vez que estuve en Madrid aproveché para pasarme por el número 37 de la calle Orense y ver si encontraba alguna camisa diferente para encargar. Y es que hay una cosa que me gusta mucho de ellos. Además de los clásicos catálogos de marcas que todos conocemos, ellos tienen un gran catálogo de tejidos que compran cada año a diferentes proveedores nacionales, suizos, etc. Con diseños, acabados y tonos que no encontraremos en otro sitio. Y eso, para quien está acostumbrado a ver ya todos los catálogos, se traduce en una bocanada de aire fresco en forma de nuevas ideas y prendas.

Como podéis ver en las imágenes, los dos tejidos elegidos difieren bastante con lo que suelo vestir habitualmente, pero con cada uno de ellos la elección fue directa y sin dudas. Uno hace un precioso contraste entre un azul pálido pero ligeramente intenso en el tono, con un amarillo discreto pero muy veraniego, mientras que el otro es una especie de tono entre anaranjado y calabaza con una línea bordeada.

No podremos negar que el protagonismo de ambos paños está garantizado, por lo que deberemos tener cuidado con la combinación de las camisas resultantes. Sin embargo, sabiendo esto y dándoles el lugar que corresponde en nuestros looks, obtendremos resultados muy interesantes.

En cuanto a los detalles, nada fuera de lugar. Un cuello ni muy abierto ni cerrado, con cierta altura en su parte posterior y algo más  bajo en donde abrocha para ganar confort, unos puños de botón para poder hacer uso de ellas en ocasiones más relajadas y no mucho más. Recordemos que al tratarse de diseño ya de por sí complejos, no combiene recargar las prendas con demasiados detalles.

Como hacía mucho tiempo desde mi último encargo camisero con ellos, decidieron tomar de nuevo mis medidas para cotejarlas con las que ya tenían. Además, también realicé algunas puntualizaciones, ya que en este tiempo he ido puliendo el fit de mis camisas descubriendo qué detalles me favorecen más.

El establecimiento en el que nos atienden Mariano y Nuria no es especialmente grande, pero si lo suficientemente amplio como para encontrarnos en un espacio acogedor, cómodo y luminoso. Allí además de poder encargar nuestras prendas a medida, también encontraremos una selección de productos de confección y accesorios, que merece la pena conocer.

Estoy deseando ver el resultado de estas dos camisas que pronto pasarán a formar parte de mi armario y que presiento que usaré mucho este Verano.

¡Pronto os sigo contando!


Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio