Recibiendo encargos en Alles, Sastres y Camiseros.

Hace algo más de un mes conocimos a través de este reportaje a Alles, Sastres y Camiseros. Y si recordáis les encargué dos prendas: Una camisa y un pantalón, ambos a medida. Y hoy quiero enseñaros el resultado.
Decir, que en mi última visita a Madrid me acerqué a su tienda, en el 37 de la calle Orense, para hacer la prueba de ambas prendas y la verdad es que todo marchaba estupendamente. La camisa me quedaba perfecta y el pantalón tan sólo había que retocar un poco el largo del bajo. Así que me fui con la camisa y quedamos pendientes de que me enviaran el pantalón una vez fuera retocado.
Y el resultado de ambas prendas es el que descubriréis a continuación…

La camisa, un básico en tejido 100% algodón popelin nacional en rayas blancas sobre fondo azul claro. Puños abotonados con doble botón y corte recto, y cuello inglés de grandes dimensiones. Y, cómo no, iniciales bordadas a mano en el pecho.
Sin ningún pero nada más tomar la primera prueba. Bien de mangas, perfecta y cómoda de cuello y acabados a la altura. ¿Qué más se puede pedir en una camisa?
El pantalón tiene un estilo muy especial, con cintura alta y limpia, cinto de doble botón a un lado y bolsillos americanos. Además de un sólo ceñidor en la parte posterior. Detalles que sin duda hacen de este pantalón una pieza con mucha personalidad.
Pero veamos cómo sienta puesto…
Ya os conté, en mi artículo La odisea del pantalón, que esta es una prenda complicada para mí por mi peculiar fisionomía. Pues tengo que decir que este pantalón es de los que mejor me sientan y uno de los que más cómodo me hace sentir.
Los bolsillos americanos fueron una elección arriesgada ya que nunca había optado por ellos, y sin embargo me han parecido una solución perfecta y muy cómoda con la que las líneas del pantalón quedan muy limpias en la zona de la caja.

La zona interior de la botonera está repleta de detalles, formada por hasta 5 botones que garantizan una sujección perfecta.
El cinto desplazado con dos botones es una solución que ya habéis visto en otros de mis pantalones, y la verdad es que me encanta. En este caso cuenta también con una única trabilla para evitar que este se desplace.

En la imagen de abajo podéis ver detalle del interior de la botonera central, donde también apreciamos el forro interior en marrón chocolate, color que le va perfecto.

Como habéis podido ver este pantalón está pensado, por tipo de caja y forma, para llevar con tirantes. No obstante, como apuntábamos antes, cuenta con un único ceñidor trasero que ayuda a ajustar mucho mejor el pantalón a nuestra cintura.
Como podéis ver también incluye dos bolsillos con cartera en la parte posterior.
No se aprecia bien en las fotos pero el bajo está terminado con vuelta y la caida es perfecta. Ni muy ancha ni muy estrecha.
No lo he dicho antes, pero recordar que este pantalón está confeccionado con un precioso tejido de la marca Carnet del conocido grupo Marzotto -de la que pronto os hablaré con más detalle- y está compuesto por 90% Lana Merino y 10% Cashmere, lo que lo hace ligero, con un tacto suave y muy agradable, también cálido y abrigado.
El tono jaspeado entre gris y marrón muy claro de este tejido hace de este pantalón una prenda realmente versátil. La camisa también es muy polivalente, y juntos forman un combo muy socorrido. A continuación os dejo un par de atuendos, unos más formales y otros más casuales con los que se me ha ocurrido combinar estas dos excelentes prendas:

Buena calidad de confección, buena elección de tejidos, personalidad y versatilidad… ¿Qué más podemos pedir para unas prendas a medida?
Recordar que esto es sólo una muestra de lo que podéis encontrar en Alles, Sastres y Camiseros. Merece la pena conocer un poco más sobre ellos.
¡Seguimos con el Miércoles!





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *