Soluciones ante la adversidad.

Sólo hay que leer Modaes.es para hacernos una idea de lo convulso de estos tiempos en el sector moda. Y digo convulso sin carácter peyorativo. Y es que lo mismo vemos a empresas cerrar tiendas y reordenar sus plantillas y cúpulas directivas, como también vemos marcas superar sus previsiones y seguir en constante crecimiento.

Parece que de un tiempo a esta parte todo nos sale mal. Pero no es así. Son tiempos raros, eso es indiscutible, pero no necesariamente catastróficos.

En tiempos convulsos las oportunidades se multiplican. Pero sí, esa época en la que todo parecía eterno, fructífero y extraordinario parece ya lejos en el tiempo. Ahora todo parece mucho más rápido -el éxito y el fracaso-, más efímero y fugaz. Quizás por ello debemos aprender a saborearlo mejor, a disfrutarlo y apreciarlo cuando lo tenemos.

Según todos los indicadores la inflación sigue subiendo en medio planeta y nuestro poder adquisitivo decae a pasos agigantados sin que aparentemente no podamos hacer nada. La confianza, el ánimo y las ganas de consumir descienden por momentos  y nos encontramos inmersos en una agridulce sensación entre la alegría de sentir que estamos saliendo ante dos años de reclusión y una realidad que nos ha golpeado casi sin esperárnoslo.

Dicen que momentos complicados hacen hombres fuertes. Y… ¿sabéis por qué? Porque nos da por pensar, reflexionar y mejorar.

Ante situaciones complicadas tenemos dos formas de actuar: Una, resignarnos, sufrir y esperar a que pase. O dos, tomar las riendas de la situación, pensar cómo podemos cambiarla y darle la vuelta a la historia para hacer de ella nuestra oportunidad de cambio.

Puede ser un buen momento para replantearnos nuestra forma de consumir, que nada tiene que ver con dejar de comprar. [Quizás pueda ayudaros mi «Guía práctica de Consumo«]. Dar una vuelta a la manera en la que decidimos adquirir prendas o cualquier otro artículo y comenzar a hacerlo con más cabeza. Aprender a gastar nuestro dinero con criterio y objetivos.

También son momentos de oportunidades, de analizar cómo cambian los sectores, cómo está cambiando el mundo, la forma de consumir, relacionarnos. Es un buen momento para pensar ideas que se adapten a estos nuevos tiempos, que den solución a nuevos problemas y acontecimientos. Ahí vemos cómo han surgido soluciones como Glovo, Uber, Netflix, Share Now, BlablaCar, Amazon

Está claro que impasibles no podemos quedarnos. Debemos pensar nuevas ideas de cómo adaptar nuestros negocios, nuestra vida y objetivos a los nuevos tiempos. Hagamos lo que hagamos, no podemos quedarnos sin hacer nada, sin consumir por miedo, sin viajar por pereza, sin hacer planes por desgana. Ya no sólo por nosotros mismos sino por hacer circular la economía, por seguir moviendo la rueda que hace que todos podamos seguir viviendo.

Si tiene que llegar algo malo ya llegará, y ya veremos cómo ponerle solución en ese momento, pero no nos bloqueemos por lo que pudiera llegar a pasar, porque aún no ha pasado.

Y sí, sigo hablando de moda, porque la moda es vida y sin ella no hay nada que hacer.


Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio