Météore de Louis Vuitton, un cítrico diferente.

A veces que aquello que más nos llama la atención es lo más simple y sencillo. Como si diéramos más valor a lo natural, puro y genuino, quizás por hallarnos en un mundo reinado por lo superfluo y virtuoso.

De ello fui consciente una de esas largas tardes de verano en las que sales de la oficina con suficiente tiempo para alargar el día y decides pasear sin rumbo fijo, acabando por descubrir en la boutique de la calle Serrano, Météore, una fragancia de Louis Vuitton tan sencilla y fácil como sofisticada y diferente.

Los perfumes cítricos tienden a ser considerados generalmente simples y poco elaborados, sin embargo, este nos demuestra que un fresco perfume de diario puede tener ese punto complejo e interesante de esos olores que no se olvidan, quedando grabados en tu nariz y mente por siempre.

La perfumería es el arte de guardar en frascos los recuerdos más primitivos del ser humano.

Cualquier olor penetra por la nariz hasta llegar a nuestro cerebro que procesa la información, la cataloga y compara con lo que ya tiene, trayéndonos a la mente aquel recuerdo en forma de objeto, lugar o vivencia.

Con Météore las primeras notas que sentiremos nada más olerlo serán la mandarina y bergamota italianas, seguidas del neroli tunecino, dejándonos claro que estamos ante un olor cítrico. Entrando al momento en juego las pimientas -negra, rosa y de Sichuán- como evidente declaración de intenciones de algo más serio y diferente. Redondeando el acto con la presencia del vetiver de Java, que conecta a la perfección los cítricos con los olores terrosos y ligeramente orientales.

Desde mi punto de vista, una mezcla sublime creada en 2020 de la mano de Jacques Cavallier-Belletrud, perfumista responsable de la casa Louis Vuitton.

«La frescura ya no es solo un punto de partida, es una columna vertebral alrededor de la cual todos los demás elementos se orquestan y entrelazaron.»

Aúna todo lo que podemos pedir a un perfume de diario, fácil de combinar y con la suficiente presencia como para acompañarnos si se nos alarga la noche. Lo único que nos separa de él y lo hace ligeramente imperfecto es su precio. Sus 240 euros por el frasco de 100 ml lo situán en la línea de casas perfumeras de renombre, con la salvedad de, a diferencia de la mayoría, este es prácticamente imposible encontrar a mejor precio pues únicamente es distribuido en tiendas Louis Vuitton.


Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio