Singer Vehicle Design, otra forma de entender el clásico 991.

El ser humano se caracteriza por tomar en ocasiones decisiones un tanto irracionales, sobre todo en cuanto a caprichos se refiere. Adquirir un coche clásico puede ser cualquier cosa menos una decisión práctica, a menos que este coche haya sido totalmente restaurado y actualizado, como lo que hace Singer Wehicle Design con sus 911 retros.
Si ya casi cualquier cosa retro está de moda, lo restaurado -y mejorado- con filosofía y aire retro es una de las tendencias más actuales de los últimos años en cuanto a diseño se refiere. Sino investiguemos un poco sobre los electrodomésticos SMEG.
Siempre han existido las restauraciones pensando siempre en la base original como objetivo principal -incluyendo sus limitaciones- pero lo que hace Singer con los sus Porsche de entre los años 60 y 80 es todo un reto. Y es que estos constructores, afincados en Los Ángeles, realmente sólo respetan el apartado estético de estos emblemáticos coches, actualizando toda la parte de mecánica, prestaciones, seguridad y confort.

En SinAbrochar ya sabemos que el verdadero lujo no sólo está en el precio, sino en la posibilidad de personalización. Y es que los 911 de Singer son todos creados bajo pedido según las especificaciones de cada cliente, generalmente contando con una unidad de 993 o 964, ya de por sí muy cotizadas. Todo para que de ella sea muy poco lo que se mantenga, ya que se les cambia y actualiza hasta el último tornillo.
En 2009 conocí a estos constructores cuando escribía para un conocido portal de lujo, en concreto conocí la unidad prototipo con la que ganaron el concurso de elegancia de Pebble Beach
Un coche del que me gustaba TODO excepto el color de la carrocería. Sin embargo, quedé embelesado por el nivel de acabado y restauración de esta máquina.
Desde Singer refuerzan el chasis por completo aplicándole carbono y kevlar. Parte de la carrocería es sustituida por paneles de carbono, y se refuerzan las barras de torsión para soportar los 425 caballos que llevará el nuevo motor fabricado especialmente por Cosworth. Amortiguadores Blistein con muelles Eibach, dirección asistida electrohidráulica, frenos Brembo, llantas Fuchs y un largo etcétera al que hay que sumarle todo el trabajo artesanal en el tapizado del todo el interior, zona de capó, maletero y demás.

El nivel de personalización llegará hasta donde llegue nuestro bolsillo.
Todos y cada uno de los detalles de este coche están cuidados con mimo y pasión. Sólo hay que ver cada rincón para darnos cuenta de ello. Y os puedo asegurar que sé lo que es esto porque como sabéis me encuentro embarcado en un proyecto de restauración/fabricación de mi próxima motoProyecto Moto SA-. Estoy viviendo de primera mano el esfuerzo y atención por los detalles que requiere un reto de esta envergadura, y eso que una motocicleta resulta bastante más sencilla.
Si el trabajo exterior impresiona, el apartado interior es fascinante. Los asientos recaro, con cuna de carbono son revestidos en piel a gusto del cliente, y a pesar de su estética vintage estos coche cuentan con infinidad de elementos relativamente actuales, como climatizador, elevalunas eléctricos, asientos calefactables y eléctricamente regulables. Algo que los coches de los 60 era prácticamente impensable.

Pero… ¿Para qué hablar más? Admiremos algunas de estas fabulosas creaciones a continuación y descubramos la verdadera esencia 911 que Porsche creó -y Singer nos ha recordado-.

Descubre todo sobre estos constructores de ilusiones en su web:
www.singervehicledesign.com
¡Seguimos con el Miércoles!






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio