Primera prueba con Víctor Bautista.

Hace aproximadamente un mes visitamos y descubrimos a Víctor Bautista en su sastrería de Albacete. Aprovechando un viaje de ocio a Madrid por mi parte este pasado fin de semana decidimos quedar para realizar la primera prueba. Cita a la que se sumaron un par de usuarios del Foro, resultando como siempre una agradable velada.

Víctor visita a algunos de sus clientes en Madrid siempre que se lo solicitan y su taller se lo permite, pues recordemos que él trabaja practicamente sólo desde Albacete, y estas escapadas suponen parar por completo el flujo de trabajo.

Ya sabemos que cada sastre tiene su proceso y peculiaridades, y Víctor me avisó de que él realizaba una primera prueba hilvanada de sólo la chaqueta en la que, como siempre, se trataba de definir largos, formas y entalles.

En el esbozo de chaqueta de esta prueba comienzan a intuirse las solapas en punta de lanza de cran alto y esos delanteros redondeados y curvos desde el canto de la solapa hasta el costado, tal y como le hice hincapié a Víctor el día del encargo.

_sgl0005

_sgl0010

Como es habitual en este tipo de pruebas, se ajustan hombros, posición del delantero/espalda, se marca el supuesto cruce final y se van detallando elementos. Aunque todavía en este punto tenemos capacidad de modificación de algunos aspectos, como puede ser la construcción del hombro, la forma y tipología de los bolsillos, y como decíamos antes, el largo y forma de delanteros, el ancho y largo de mangas, etc.

Debido al peso, composición, y cuerpo con el que cuenta este paño de 290 gr, Víctor decidó entretelar sólo con entretela y plastrón, y prescindir de la boatina, que por su gramaje nos daría como resultado un conjunto más armado (Recuerda echarle un ojo al artículo en el que tratábamos este tema: Aquí). Y dado que buscábamos un traje informal, no era la opción mas idónea. Podemos ver parte de esta construcción en la imagen bajo estas líneas.

_sgl0023

_sgl0025

En esta prueba podemos ver también cómo las solapas van picadas a máquina, pero línea a línea. Esto se Solución por la que optan muchos sastres artesanales hoy día. Ya que se ahorra mucho tiempo (y coste) y al hacerse línea a línea nos permite jugar con las necesidades de cada solapa sin por ello tener que recurir al picado completamente a mano.

Recordemos que el picado de la solapa se realiza por dos motivos: El primero, como en cualquier entretela de picar (no termofijada) para adherir ésta al tejido y dotarlo de cuerpo. Y segundo, y más importante en este caso, para hacer que las solapas cojan forma hacia el pecho y no tiendan a volverse hacia su estado natural, que sería desdobladas.

En la imagen superior también apreciamos los cantos vueltos esperando las correspondientes vistas que irán cosidas a éstos con una costura interior paralela al contorno de toda la solapa y el delantero. En este caso nos decantamos por un forrado interior de los delanteros con el propio tejido, acompañado de un forro en un color dorado, que podéis apreciar su contraste con el tejido en esta imagen que Víctor me envió cuando estaba preparando la prueba de la chaqueta.

img_2287

_sgl0013

Aunque de lejos, sobre todo en la parte en la que vemos puesta la manga, parece que la chaqueta está avanzada en su construcción, lo cierto es que si la observamos de cerca -como en la imagen de arriba- comprobamos que todo está simplemente sujeto por hilvanes y que todavía queda mucho por hacer.

No sé si lo comentamos en el capítulo anterior, pero Víctor me comentó que quizas sobraría tejido para hacer un chaleco, cosa que  me confirmó en esta prueba, así que no perdimos tiempo y me apresuré a dibujar aquellos detalles que me parecían interesantes para el chaleco. Algo sencillo y en la línea del traje, del que prefiero no desvelar ningún detalle aún.

_sgl0039

A continuación, vemos a Víctor en lo que parece ser el ajuste y aplomo del cuello, con lo que se conseguirá que éste descanse correctamente sobre nuestro cuerpo y no genere ese feo efecto de despegarse constantemente con cada movimiento.

Como podéis apreciar, el largo de la chaqueta es ligeramente más corto, pero lo justo para que sea aceptable y no suponga un problema. Además, con el redondeo y abertura acentuada de los bajos la chaqueta ya parecerá más corta y moderna de por sí.

Queda ver la amplitud final -y forma- de las solapas, que como sabéis me gustan de dimensiones generosas. Aunque creo recordar que en este caso no me excedí en sus medidas.

_sgl0003

Una vez más os invito a acompañarme, no sin evidente impaciencia, a la siguiente prueba en la que veremos nuevos avances de este traje de tres piezas de la mano de este sastre albacetense.

¡Nos vemos pronto!


Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio