Mis fragancias favoritas

Hace ya más de un año del último artículo sobre perfumería que se publicó en el Blog, y reconozco que yo ni tengo los conocimientos, bagaje ni pasión por el mundo de la perfumería que tanto Alex como Aitor demostraban con cada uno de sus artículos. Pero sois muchos los que habéis demandado, en multitud de ocasiones, más contenido en esta línea. Y me pareció interesante -y asumible- compartir cuáles son a día de hoy mis fragancias favoritas y para cada ocasión.

Yo hace años era de esos que tiene una única fragancia de cabecera, y hace de ella su olor personal. El problema es que con el tiempo me di cuenta que era muy complicado ser original y diferente en este aspecto y la mayoría de personas terminaba reconociendo lo que llevabas con suma facilidad. Por ello poco a poco a poco fui incorporando nuevos olores con la excusa de necesitar algo para cada ocasión. Recuerdo que pasé de usar Boss Bottled como única fragancia a Solo Loewe como búsqueda de algo más sofisticado para ocasiones más especiales.

Al poco tiempo incorporé Egoïste Platinum de Chanel como alternativa polivalente con algo de personalidad y menos vista entre la gente de mi edad. Durante mucho tiempo me encantaba este olor, me parecía perfecto para el día a día pero potente e interesante como para un evento nocturno. Es de los eau de toilette más polivalentes y camaleónicos que he tenido. Tanto es así que aún sigo conservándolo en mi colección actual.

Conforme fui cumpliendo años descubrí que las notas amaderadas e intensas de Terre d´Hermès comenzaban a seducirme cada vez que tenía oportunidad de olerla. Estuve mucho tiempo sopesando su compra, ya que por un lado me fascinaba pero por otro tenía la sensación de ser un olor demasiado maduro para mí en ese momento, pero al final acabé convenciéndome y haciéndome con ella, y no me arrepentí en absoluto.

Con el tiempo comencé a ir cada vez más a eventos, y muchos eran nocturnos y de cierta formalidad, por lo que busqué algo más elegante, pero a la vez suntuoso e intenso. Y Valentino Uomo me pareció perfecta para eso, con cuerpo y personalidad, gracias a sus notas de cuero, cedro y bergamota. Tanto me gustó que tuve ocasión de hacerme con la versión Edition Noire y no lo dudé ni un segundo. Muy parecida, pero ligeramente más oscura -no sólo en el bote- y diría que casi más sutil y matizada.

Corría Septiembre de 2016 cuando Aitor comenzaba a hablarnos de perfumería (Ahora podéis seguirle en Youtube en su canal Perfumología) y con sus primeros artículos comenzábamos a entender muchos conceptos, y al menos yo comencé a desarrollar cierto interés por este mundillo. Descubrí en ese momento porqué me gustaban algunas de las fragancias que tenía en mi colección y fui más consciente de las notas, rendimientos y comportamientos de las mismas.

Por aquel entonces en un evento en la embajada Italiana en Madrid en colaboración con la revista Esquire, Trussardi  presentó su nueva fragancia de hombre llamada Riflesso, y fui consciente por primera vez de cómo un olor podía no gustarme inicialmente pero entendiendo sus ingredientes, pretensiones y contexto podría tener perfectamente cabida en mi colección.

El cuero claramente presente, el vetiver de soslayo y el haba tonka de fondo se fusionaban en una fragancia extraña, densa e intensa. No apta para todos los públicos ni todas las ocasiones, pero interesante.

En algún momento necesité un olor más desenfadado y casual. Y como aficionado a los olores de Chanel decidí hacerme con Allure Homme Sport. Un eau de toilette con fuerza e intensidad, jugando entre fresco y profundo, entre deportivo y elegante, como un blazer marino que se mueve con agilidad entre lo formal y ocioso.

Y llegó el día de hacerse con la joya de la corona, el perfume con más personalidad y polivalencia que he conocido hasta ahora. Su fama le precede y hace justicia, aunque su precio es claramente alto, a pesar de tratarse de un eau de parfum niche, pero su olor parece demasiado comercial. Como una canción de ese grupo indie que tanto nos gusta y comenzamos a escuchar en la radio más de lo habitual. Sí, no puede ser otro que Aventus de Creed. El último batch con el que me hice es de los afrutados y melosos, pero fresco y agradable. Perfecto para cualquier ocasión, aunque es probablemente la fragancia que más dosifico de todas.

Esta es, a día de hoy, mi colección y desde hace ya algún tiempo a penas ha sufrido variaciones, más allá de la incorporación de alguna fragancia ligera de Zara para verano o como fondo para ocasiones más desenfadadas.

Algunas de estas fragancias podéis encontrarlas en Douglas, en la sección de fragancias masculinas, tanto en su red de tiendas como en su página web con entregas en 487/72 horas, 2 muestras de regalo y gastos de envío gratuitos para pedidos a partir de 19 euros.


Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

1 comentario en “Mis fragancias favoritas”

  1. Hola, buenos días……enhorabuena por tu Web, y los artículos que relatas con tanta pasión y detalle, que hacen que llegue a sentir las sensaciones que describes. Quisiera saber, (y solo es curiosidad) porque en tus perfumes favoritos no incluyes al perfume que te produce el famoso síndrome de Stendhal…… Dior Homme Intense, el cual, conocí y compré gracias a tu reporte, y del que me he hecho adicto. Gracias, y sigue en esta línea de clase y buen hacer. Felicidades!!

Deja un comentario

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio