Dior Homme (EDT). El perfume que lo cambió todo

Sofisticación. Si se tuviese que decantar en una sola palabra la esencia de Dior Homme, bien podría ser esta. Pero merece la pena ir más allá para describir esta obra de arte.

Estamos hablando de un perfume que en 2005 cambió lo que se consideraba posible dentro de la perfumería masculina, y lo hizo dentro de lo que se llama perfumería «de diseñador». Este no era un perfume indie del que sólo se oía hablar en foros de Internet y que era difícil de encontrar, ni entraba en la categoría de niche. Lo había creado Dior, la misma casa que 39 años antes había lanzado Eau Sauvage (no confundir con Sauvage a secas) y que 17 años atrás había revolucionado el mercado con Fahrenheit. Dior ya se había ganado su prestigio en el mundo perfumístico masculino no sólo por la calidad de sus lanzamientos, sino por la originalidad de sus propuestas. Estamos hablando, para acabar de ponernos en situación, de un perfume que olía a bolso de maquillaje femenino… Sí, Dior había lanzado un perfume para hombres que olía a maquillaje, a lápiz labial.

Y olía muy bien.

Versiones de 2005 (Olivier Polge) y 2011 (François Demachy)

Aquí no nos centraremos en el Dior Homme que diseñó Olivier Polge en 2005, sino en la reformulación de 2011 que hizo François Demachy, el perfumista oficial de Dior. Dado que a día de hoy es imposible encontrar la versión original, que únicamente conservan algunos coleccionistas, nos centraremos en su versión más actual. De todos modos, vamos a comentar las (no demasiadas) diferencias entre la versión de 2011 y la de 2005.

La diferencia básica es que la versión de 2005 tenía una salida muy potente con la nota de iris. Si probáis la versión actual de Dior Homme, el iris sigue estando muy pronunciado, pero se atenúa a los pocos minutos, dejando paso a la nota de cacao, que junto con el olor a talco se mezclan con el iris haciendo más y más cremosa la composición. Hay quienes detectan vainilla en el secado, pero no es mi caso (un espectacular combo de iris, cacao y vainilla lo encontramos sin embargo en Dior Homme Intense).

La versión de 2011 es más llevable. La versión de 2005 era más desinhibida en cuanto al uso del iris. ¿Las diferencias son dramáticas? No. Aunque los perfumistas hayan cambiado, el ADN de Dior Homme es el mismo, el olor es muy parecido, y básicamente estamos hablando de la misma fragancia.

Breve ficha técnica

A Dior Homme se le sitúa dentro de la familia de almizcle floral amaderada.

No voy a reproducir la pirámide olfativa, que siempre la podéis consultar en la ficha de Fragrantica, pero los actores principales son, sin duda, el iris y el cacao, que junto con el olor a talco forman una mezcla exquisita. Me resulta imposible distinguir ninguna otra nota más allá de estas tres en esta composición, no detecto ni la bergamota, ni el pachuli, ni el resto de participantes…

¿Cómo y cuándo llevar este perfume?

Se trata de un perfume muy versátil, no desentona con vaqueros y camiseta de manga corta (manteniendo cierto estilo, entiéndase), pero su potencial estalla cuando se lleva un atuendo formal, tanto de día como de noche. Todo y que la estrella en eventos nocturnos es su hermana Dior Homme Intense, si se sale de noche vestido de traje y llevando Dior Homme, puede decirse con escrupulosa objetividad que se ha hecho una elección soberbia. Al no tener mucha proyección ni ser capaz de «ofender» a nadie (excepto si nos pasamos con la aplicación), la veo adecuada para llevar al trabajo.

Se puede usar durante todo el año excepto cuando hace mucho calor. Es uno de esos perfumes que se llevan mucho mejor cuando hace frío, aunque una noche de verano fresca también puede invitar a llevarla (simplemente no echándose tantos sprays).

Sobre si las mujeres pueden llevarlo… todo y oler a lápiz de labios inicialmente, por alguna razón me resulta un aroma más masculino que unisex. Todo y que es un perfume que trasciende géneros, yo lo ubicaría en el lado masculino del espectro.

¿Qué clase de hombre se pondría Dior Homme?

Al público masculino el olor a iris de Dior Homme suele echarles para atrás, al menos inicialmente, pero a las mujeres (a partir de 25-30 años, al menos) suele gustarles y mucho. De nuevo, el perfume tiene que acompañar el estilo con el que uno se mueve en determinado momento, y aquí volvemos al tema de la vestimenta, la situación y la imagen que uno proyecta. Si te aplicas Dior Homme antes de ir al gimnasio, en pantalones cortos y camiseta de tirantes, el resultado no va a ser bueno. Si estás en la barra de un local de copas pidiendo un martini mezclado, no agitado, esto ya es otra cosa. Igual que nos chirría la idea de ponernos mocasines con pantalones de chándal, en ciertos contextos se hará cuanto menos raro oler a Dior Homme. Se trata sin duda de un perfume con mucha clase que exige hasta cierto punto una imagen «sólida» por parte de la persona que la lleva. Podría resumir lo anterior diciendo, sin ir más lejos, que si eres seguidor de «Mujeres y hombres y viceversa», este perfume no es para ti.

Perfumes parecidos

Hay otros perfumes que aparentemente huelen parecido, como Valentino Uomo (se parece más a Dior Homme Intense, y es más dulce) y D600, de Carner Barcelona, pero aunque me gustan, especialmente esta última, el carácter que tiene Dior Homme no lo tienen las demás. D600 es más sensual y desprende cierta quietud, mientras que Dior Homme es más sexy, tiene más fuerza.

Relación calidad / precio

Los 100 ml se pueden encontrar, de media, sobre los 70-80EUR. Dior no suele ser una marca que fluctúe mucho en cuanto a precios, y se situa en la escala alta de precios de fragancias de diseñador.

Sobre si lo vale… sí, lo vale.

Enlace para comprarlo en Amazon.

Mi valoración

Olor: 4.5/5. Soberbio.

Longevidad: 3.5/5. En piel me dura unas 8 horas.

Proyección y sillage: 3/5. No proyecta demasiado, no vas a llenar una habitación con tu olor si te aplicas 3 o 4 sprays (no recomiendo más). Tiene la proyección justa para mi gusto.

Reacciones de los demás: 4/5. Muy positivas. De nuevo, depende cómo acompañes la fragancia, pero en condiciones óptimas suele despertar comentarios muy entusiastas por parte del público femenino (no tanto del masculino).

Valoración personal: 4.5/5.

Si no habéis probado Dior Homme, hacedlo. Si no os gustan las notas de salida, esperad unos minutos. Y luego me contáis.

(enlace para comprar Dior Homme)

(Fotografía de cabecera de Dior, una de las fotos de la campaña publicitaria)


Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio