5 Razones por las que tener una chaqueta azul.

El armario imprescindible de un hombre se rellena fácilmente con pocos básicos con los que podría cubrir perfectamente la vestimenta de gran parte de sus situaciones de forma correcta. Indudablemente entre esas prendas imprescindibles se encuentra la chaqueta azul marino. Hoy vamos a descubrir 5 razones por las que esta prenda, en casi cualquiera de sus excepciones, es un objeto de obligada tenencia.

1. Versatilidad máxima.

Podríamos olvidarnos del resto de razones, la versatilidad es la gran baza de una chaqueta azul. Por ello, en principio, a la hora de escoger una para nuestro armario no deberíamos limitar este aspecto condicionando demasiado su combinación. ¿Qué quiero decir? Si la gran virtud de una chaqueta azul es que combina bien con casi todo, no deberíamos incluir en su composición elementos que resten opciones. Por ejemplo, unos ojales o botones en color rojo. O un forro de color verde intenso. Un pespunte de color naranja en los bolsillos.

Una chaqueta azul es un básico y como básico debe de quedar. Al menos nuestra primera incorporación. Si posteriormente incorporamos más, entonces si será buen momento para inventar.

Si escogemos un tejido con extructura pero no demasiado rústico, y si cuenta con un diseño sencillo y discreto, podrá combinarse tanto con atuendos totalmente informales -chinos, vaqueros, zapatillas…- como con otros mucho más formales -pantalón gris de vestir, corbata, oxfords…-

2. Te deja inventar.

No pretendo contradecir lo dicho en el punto anterior, pero una vez que tenemos una chaqueta básica azul marino, y que en general nuestro fondo de armario está cubierto, encargar otra chaqueta azul puede parecer una idea que, si bien al principio no contemplábamos, podría tornarse interesante.

Es hora entonces de innovar. Y no, no me refiero a incluir los elementos de los que antes os advertí. Pero por experiencia os digo que una chaqueta de color liso es el mejor lienzo sobre el que diseñar una prenda diferente y con detalles. Y… ¿Porqué no azul?

Con esto quiero decir que es un buen momento para incoporar esos bolsillos de parche curvo y con fuelle que tanto te gustaban, o sopesar la idea de hacer esa solapa diferente a la que tenías ganas. O elegir esa tejido con una tonalidad tirando a azulón. ¡Es el momento!

Pero te preguntarás… ¿Porqué en azul? Lo cierto es que, como decía antes, cualquier tejido de color liso puede ser buena opción para ello, ya que si incorporamos elementos muy diferenciadores sobre un tejido ya con demasiado protagonismo corremos el riesgo de estar ante una prenda poco vestible por su carácter demasiado estridente. Sin embargo, el azul le aporta un fondo de mesura. Si es marino será más oscuro y disimulará mejor cualquier elemento estrambótico que hayamos decidido incorporar, lo que nos permitirá incluirlo con la tranquilidad de ser más llevaderos.

chaqueta-azul-2

3. Siempre te sentará bien.

No sabría cómo demostrároslo pero lo cierto es que una chaqueta azul marino es raro que no siente bien a quien la porta. ¿Porqué? Para empezar es una tonalidad perfecta para cualquier color de piel. Además, como comentábamos antes, es combinable con casi cualquier otra prenda. Su discreto color no sólo disimula y hace pasar más desapercibido los estrambóticos elementos de diseño que apuntábamos arriba, sino que además ayuda a disimular nuestros propios defectos estéticos.

Por todos es sabido que los colores oscuros, como el negro o el azul lisos, ayudan a parecer más estilizados y delgados. Más aún si los vestimos de pie a cabeza. También disimulan más las arrugas o las imperfecciones en las hechuras que podamos tener. Así quíe imagínate si además la chaqueta nos queda perfecta de fit todo lo que conseguiremos.

4. No nos hará pensar demasiado.

Gracias a su polivalencia y a que probablemente nos sentiremos más favorecido con ella, nuestra chaqueta azul marino será la perfecta candidata cuando necesitemos vestirnos con mayor rapidez, o sin pensar demasiado.

Es lo bueno que tienen los básicos. Y es que su combinación es mucho más sencilla. Además admiten detalles más llamativos y alocados que quizás en otras combinaciones tendríamos que pensar y probar con tranquilidad. Por ejemplo, un bonito fular de tonos morados, o una corbata de un intenso naranja.

chaqueta-azul-3

5. Que no sea sólo una chaqueta.

Ya sabréis, por el Foro, mi afición a encargar trajes completos para usar luego tanto en conjunto como de forma separada. Lo ideal en esta práctica es decantarse por tejidos generalmente lisos y discretos ya que las posibilidades de combinación, tanto de chaqueta como pantalón, se multiplican exponencialmente. Imaginaos si además se trata de una tonalidad de azul, las posibles combinaciones que podríamos hacer con cada prenda podrían ser infinitas.

Por ello, es recomendable que de cada chaqueta azul que os encarguéis suméis también un pantalón, ya sea más sport o formal. Ya sabemos que pantalones azules nunca sobran. Y además estaremos aumentando así las posibilidades de la propia chaqueta.

He aquí 5 de las razones que para mí hacen imprescindible la incorporación de chaquetas azules a nuestro armario. Es cierto que una vez que tenemos una parece que sólo anisamos incorporar cuadros, rayas o cualquier otro estampado, pero con el tiempo y la experiencia nos daremos cuenta de que cuanto más sólido sea nuestro fondo de armario más opciones tendremos.

Gracias por leer hasta aquí y recuerda que tus comentarios, aportes y sugerencias son siempre bienvenidos.


Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio