5 Errores vistiendo casual.

A menudo se piensa que vestir de forma casual es mucho más fácil que hacerlo de manera formal, y lo cierto es que puede ser incluso al contrario. Es probable que pudiéramos perfectamente equiparar el número de errores cometidos vistiendo de una forma y otra, si nos parásemos a observar un poco en la calle.

Vestir formal al fin y al cabo no supone más -ni menos- que saber llevar un traje, tener varios clásicos en el armario -en función de su frecuencia de uso- y contar con una serie de camisas y zapatos de base, jugando con la combinación de corbatas y pañuelos sin excedernos y con la discrección como objetivo principal.

De esta manera, sin demasiado esfuerzo, podremos dominar gran parte del vestir formal. Ya que, por lo general, las situaciones serán mucho más protocolarias, estandarizadas y sencillas de lo que a priori pueda parecer. ¿Parece fácil, no?

[No obstante, si crees lo contrario y piensas que aún te queda mucho por aprender, siempre puedes echar un ojo a mi último libro ⚡️Cómo llevar un traje⚡️ y así terminar de dominar fácilmente esta forma de vestir. Pero te ayudará a entender también muchas de las prendas informales.]

El casual, sin embargo, supone un gran reto para muchos pues son tantas las situaciones que lo cubren que nos cuesta a veces dar en la clave o encontrar unas normas básicas para ello. Para más inri la industria textil no nos lo pone fácil -por su propio interés, claro- ofreciéndonos tanta diversidad y alternativa que a veces muchos se sienten realmente abrumados a la hora de ir a comprar ropa.

Hoy desgranaremos algunos de los errores más comunes a la hora de vestir casual:

  1. Comprar el look completo.

A menudo, quien siente que no sabe combinar o no le apetece dedicar tiempo a pensarlo, suele optar por comprar looks completos de escaparate o catálogo, pues se siente más o menos identificado con esa imagen y piensa que de esta forma conseguirá vestir con cierto estilo. 

Sí, quien haga eso conseguirá vestir con estilo al menos una vez. Aquella en la que use justo ese look al completo. Pero quizás es probable que por separado dichas prendas no casen con nada del resto de su armario, y cada vez que pretenda usarlas tendrá que lidiar con la frustración constante.

Comprar por looks es lo que quieren las marcas, para que tengas el armario repleto de looks individuales, pero no de prendas realmente polivalente y combinables con otras.

  1. No comprar básicos de armario.

Este es uno de los errores más habituales, a veces sin ni siquiera ser conscientes de ello. Pensamos que, por ejemplo, un jersey azul será un básico de armario… ¿Te extraña? ¿Tú también lo piensas? ¿Estás seguro? Y si te pregunto… ¿Qué tipo de jersey? ¿De pico o cuello redondo? ¿Qué tipo de punto? ¿Qué tono concreto de azul?

No es lo mismo un jersey azul de cuello redondo y punto de ochos en azul tinta con un fit overaize, que un jersey de cuello de pico, punto fino y azul marino con fit slim. ¿Cuál será el básico de armario?

Para ir aprendiendo a identificar este tipo de prendas te recomiendo seguir la serie de artículos publicados en el Blog sobre ello ⚡️Aquí⚡️

  1. No prestar atención a los detalles de cada prenda.

Que vistamos casual no quiere decir que todo de igual y esté permitido. Hay quien parece no importarle el bajo de sus pantalones vaqueros, o quien no repara en el largo de las mangas de su americana de sport, quien usa un par de tallas más de camisa, o quien elige cualquier calzado cuando viste informal…

Independientemente de que vistamos un traje con camisa y corbata o una cazadora y chinos de algodón, debemos prestar siempre atención al fit de las prendas. Debemos fijarnos dónde acaban el hombro de nuestras camisas, el largo de sus mangas, el ancho de los pantalones y mucho más detalles que debemos tener en cuenta. Porque no se trata de una cuestión de despreocupación o desenfado, es que todos estos detalles favorecerán nuestro físico y resaltarán nuestras cualidades, haciendo que las prendas nos sientan mejor y transmitamos mucho más estilo y pulcritud de imagen.

  1. No pararnos a identificar nuestro estilo.

Es curioso que a veces no tengamos ni si quiera identificado nuestro estilo, y cuando esto ocurre somos más propensos a dejarnos llevar por las sugerencias cambiantes de la industria, lo que multiplica por supuesto nuestras compras cada año. 

Es cierto que el estilo va evolucionando conforme cumplimos años, y vamos puliendo y generalmente mejorándolo. También es cierto que puede variar mucho en función de nuestra profesión, estilo de vida, clima, localización, etc.. En SinAbrochar siempre he divulgado un estilo más o menos clásico pero con toques actuales, más formal cuando tocaba y desenfadado cuando me apetecía, pero realmente uno puede ser más minimalista, vanguardista, tradicional o simplemente jugar en cada ocasión o día con el estilo que le apetezca. Y al fin y al cabo no tener que contentar más que a quien lo lleve puesto. ¡Faltaría más! Sería como pretender que un coleccionista de coches piense en el consumo o capacidad de carga de su última adquisición biplaza… Y cada uno gasta su dinero cómo y donde quiere. Pero si de verdad buscamos rentabilizar y optimizar el uso de nuestro armario es recomendable identificar nuestro estilo, ser fiel a él y no dejarnos guiar por modas que sólo pretenden alterarlo cada temporada.

  1. No buscar inspiración.

Nadie nace sabiendo, y el ser humano aprende por observación, análisis y asimilación. Por lo que si no observamos, no comenzará el ciclo de aprendizaje nunca.

Como cualquier otro tema que queramos dominar, o al menos defendernos, tendremos que dedicarle algo de tiempo. Y en una era en la que la vida va tan acelerada es comprensible que muchos, a menos que sientan una especial atracción por el mundo de la moda, no quieran dedicar su tiempo a observar y aprender sobre moda. Pero para ello estamos los que nos dedicamos a reflexionar, divulgar, sintetizar, resumir y analizar todo lo concerniente a estos temas. Con el objetivo de facilitar a quien no quiere dedicar demasiado tiempo la tarea de aprendizaje. Por ejemplo, hace un tiempo saqué una revista digital dedicada a la inspiración, con el fin de cribar, reflexionar y una vez más facilitar esta tarea para los que de una forma u otra se sienten identificados con lo que suelo compartir y el estilo que a mi me gusta. [⚡️Aquí puedes conseguirla⚡️]

En definitiva estos son 5 de los errores más habituales a la hora de vestir casual, quizás algo genéricos pero que considero que son la base para comenzar a cambiar muchas cosas y, como ocurre cuando comienzas con la dieta y el gimnasio, empezar a ver cambios reales. Aunque siguiendo con el simil no esperes resultados milagro ni cambios inmediatos. En este caso también requerirá de paciencia y un proceso de asimilación y progreso. Nada se consigue de un día para otro.

Gracias por leer hasta aquí, y ya sabes que cualquier cosa que quieras comentar puedes hacerlo en el apartado que encontrarás un poco más abajo.


Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio