Kronaby, la prologanción de nuestro smartphone.

Hace ya algunos meses hablamos de otro smartwatch diferente, también llegado desde Iguana Sell, y es que hoy día para muchos nuestro smartphone se ha convertido en una pieza clave para nuestro trabajo y ocio, un nexo de unión entre lo analógico y digital, entre lo físico y lo virtual. Lo mismo le ocurre a este pequeño sueco que ha irrumpido en el mundo relojero para sorprendernos aunando diseño, calidad y prestaciones. Hoy vamos a hablar del Kronaby Apex.

Como reloj su diseño clásico, deportivo y sencillo me resulta muy atractivo. Un modelo con el que me he sentido muy cómodo en muñeca durante esta prueba. Sus 43 mm de diámetro son compactos y equilibrados, compensados muy bien con una altura de caja coherente y una distancia entre asas de 22mm. La correa de piel que le acompaña destila calidad desde cualquier punto que la observemos, huele a auténtica piel y el acabado es pulcro y exquisito. Reconozco que su diseño limpio y con sólo un par de pespuntes a cada la lado quizás no hubiera sido mi primera elección para un reloj así, pero lo cierto es que una vez puesto la cosa cambia y tengo que decir que el conjunto me ha parecido sinceramente muy acertado.

El diseño de la esfera me gusta, resulta fácil de leer, pero a la vez da una información completa y bien organizada. Su bisel está ligeramente sobredimensionado y curvado en su borde, lo que quizás ayuda a que parezca un reloj más comedido en tamaño, sin realmente llegar a serlo si nos ceñimos a sus medidas. Como veremos en imágenes a continuación, la tapa trasera que esconde el corazón de este reloj es prácticamente plana lo que nos hace intuir que el reloj está montado hacia arriba, lo que permite un asentado y ajuste del reloj en la muñeca muy confortable y ergonómico. Se agradece.

Sus botones nos transmiten seguridad a la hora de pulsarlos. Evidentemente tras ellos se encuentra un calibre de cuarzo, en concreto el llamado BT001 que da vida a las funciones normales del reloj como también permite la conectividad mediante Bluetooth con otros terminales como Tablet o Smartphone. Ampliando así sus funciones tradicionales para, sin perder un ápice de estilo y diseño, poder hacer uso de algunas herramientas que nos puedan seguir facilitando tareas cotidianas.

Su presentación sencilla y espartana no nos hace presagiar en ningún momento el potencial tecnológico que nos brinda este reloj. A priori sus funciones pueden parecernos escasas pero lo cierto es que resultan más útiles de lo que creemos.

¿Qué podremos hacer con este reloj?

Al conectarlo con nuestro smartphone o tablet podremos controlar y configurar sus funciones, como poder aplicar un segundo huso horario a la subesfera de las 6. También asignar funciones especiales a sus botones o corona para que realicen acciones en nuestro dispositivo como fotografiar o controlar la reproducción de música.

También podemos configurar mediante notificaciones con una, dos o tres pulsaciones vibratorias diferentes avisos de nuestro terminal, como por ejemplo la recepción de un correo electrónico, un nuevo mensaje en Instagram, una llamada entrante de una persona concreta, un aviso en el calendario, un mensaje de Whatsapp y mucho más.

También podemos asignar a los botones funciones como recordar un lugar exacto con el GPS o enviar nuestra localización a un contacto determinado de forma rápida y sencilla, bien por emergencia o utilidad.

También podemos configurar el reloj para llevar la cuenta de los pasos dados durante una jornada, y establecernos objetivos concretos.

Sin duda alguna se trata de un complemento interesante para nuestro dispositivo, y lo mejor de todo es que no estaremos llevando en la muñeca un reloj que pueda condicionar en exceso nuestro vestuario, sino un modelo, aunque deportivo, muy polivalente y combinable casi para cualquier situación.

A continuación podemos comprobar lo que os decía de las dimensiones y formas de la caja y tapa trasera, así como sus acabados y detalles acordes a un reloj de su precio.

Por 495 euros nos encontramos ante un reloj interesante, muy bonito, útil y bien construido, que sienta bien en muñeca y que no hará la vida un poco más fácil. ¿Qué más se puede pedir?

No siempre encontramos estas características entre los smartwatch del mercado y es de agradecer que una firma europea, por un precio interesante, nos ofrezca una alternativa como esta.

¡Seguimos con la semana!