Adornando nuestras muñecas!

Los más clásicos en la materia seguramente defenderán el hecho de que el único objeto que debe adornar nuestras muñecas sea el reloj. Pero la moda, nos guste o no, evoluciona. Y no solo lo hace para empeorar, como algunos defendemos últimamente; También puede hacerlo para mejorar.

Es un hecho constatado que disponemos de dos muñecas, y que es solo una, en el mejor de los casos, la que queda adornada por el reloj. Las pulseras suelen decorar esa segunda muñeca que nos queda libre.

Al igual que ocurre con el reloj, como ya comentáramos la semana pasada en este artículo: IWC: Relojes para todos. Las pulseras, en muchas ocasiones, también tienen un sentido emocional que nos vincula con un hecho acaecido o recuerdo de algún detalle de nuestra vida.

El problema de adornar nuestra muñeca no está en el propio sentido de hacerlo, sino, como ocurre con cualquier otro accesorio superfluo, está en hacerlo de la forma correcta.

Volvemos entonces a la ardua tarea de discernir entre el bien y el mal, en la que tenemos que esforzarnos para salir lo más airosos posible, dado lo personal de los gustos.

Como en cualquier aspecto de nuestra imagen, pienso que lo más acertado es tener clara la función de dicho elemento, no darle más protagonismo del que debe tener y huir en todo momento de la ostentación innecesaria.
Para ello personalmente descarto pulseras de oro o plata. O al menos que estén hechas íntegramente con estos materiales. Y me decantaría, en general, por materiales más neutros y discretos como pueden ser la piel, el cuero, telas o hueso.

Tenemos que tener en cuenta, que normalmente las pulseras vienen para quedarse una temporada, y que a diferencia de las mujeres, nosotros no solemos cambiarlas en función del look del día. Por lo que debemos pensar siempre en tonos, materiales y diseños que combinen con cualquier tipo de look.

Algún detalle cobrizo o envejecido combinado con cuero oscuro también sienta siempre bien!

 
 

También podemos dar un tono de alegría y elegir un tono llamativo con sumo cuidado

 

 

Mi recomendación es no llevar más de 2 ó 3 pulseras, porque de hacerlo podríamos centrar demasiado la atención de nuestro look en este punto.
Pero en alguna ocasión, si nos apetece podemos saturar nuestra muñeca un poco, siempre en un contexto ocioso y preferiblemente de forma temporal.

Otro recurso, en cuanto a material y diseño se refiere, que podemos usar es realizarnos nuestras propias pulseras con cabo trenzado náutico. Yo es algo que casi todos los veranos hago. Se consiguen pulseras prácticamente de cualquier color, resistentes, con un estilo deportivo, pero sencillo y discreto.

 

Además, son pulseras muy cómoda que incluso podemos llevar junto al reloj, sin miedo a que este sufra de roces y marcas indeseables.

 

 
 

Aquí tenemos unas un poco más elaboradas, de la marca Miansai.

 

 
 

Existen infinidad de diseños, materiales, y opciones en el mercado o en la confección artesanal donde elegir nuestro modelo idóneo.
Unos tratan de plasmar su sentimiento patriótico o autonómico, otros sus reminiscencias hippies, o ese viaje a Marruecos tan especial. Lo importante es hacerlo siempre con estilo y cuidando cada detalle. 
Espero que os haya gustado!

 
 

8 Comments

  • Anónimo dice:

    Muy buena entrada, yo soy un poco soso en cuanto a pulseras pero creo que voy a empezar a llevar alguna más. ¿Dónde se puede conseguir el material para hacer las de trenzado náutico?. Por cierto me encantan estas, muy original el detalle del ancla. http://kieljamespatrick.com/

  • Tito dice:

    Yo sí suelo llevar pulseras, me gustan las que se compran en los puestos callejeros, generalmente finas y de cuero, generalmente compradas en algún viaje o vacaciones. Las de joyería me pasa igual que a ti, las veo demasiado ostentosas, y además la mayoría de diseños no me suelen gustar nada. Yo suelo llevarlas en la muñeca del reloj, siempre llevo reloj de pulsera de cuero y me gusta como queda con una o dos pulseras. Combinar muchas en una muñeca también lo hago a veces, en verano durante vacaciones, cuando no llevo reloj.
    Buen post.

  • Las de la marca Mansai son geniales, pero en mi humilde opinión, es preferible dejar las pulseras de estilo náutico para el verano y en invierno y otoño decantarse más por materiales más nobles como la plata pero sin pasarse de ostentación con brillantes y piedras destinadas a la moda femenina.

    PD: veo que eres muy fan de instagram, me encanta!

    http://juicyguile.blogspot.com

    xx

    JB

  • Sinabrochar dice:

    Gracias!
    Preciosas pulseras algunas las de esa web! No la conocía. Me la guardo.

    El cabo náutico normalmente puede encontrarse en tiendas especializadas en náutica, pero dado que mucha gente la usa para hacer pulseras y demás abalorios, puedes preguntar en alguna mercería de barrio que seguro que la tienen o saben dónde encontrarla.

    Saludos.
    Salva

  • Sinabrochar dice:

    A mi también me gustan las pulseras de los puestos callejeros. Son las mejores!

    Gracias!

  • Sinabrochar dice:

    Quizás puedas tener razón con lo de dejar las pulseras de estilo náutico para el verano. Pero también depende de los tonos de esta. Pues yo uso un par de ellas en tonos rojos oscuro durante todo el año…

    Sí, estoy enganchado a Instagram!

    Saludos.
    Salva

  • Anónimo dice:

    Alquien sabe donde poder comprar por la web el tipo de pulsera de los puestos callejeros a un precio económico?

  • Sinabrochar dice:

    Hola.

    A qué tipo de pulseras te refieres?

    Saludos.
    Salva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *