Sastrería Sánchez-Caro, Primera prueba. (Capítulo II)

En el primer capítulo de este reportaje mostramos la fase inicial del encargo de un chaleco muy especial de la mano de la Sastrería Sánchez-Caro. En esta ocasión procederé a contaros mi experiencia en la primera prueba de este original chaleco, en la que comienzan a vislumbrarse ciertos detalles.

Si algo he aprendido con esta prueba es que un chaleco a medida artesanal puede dar casi tanto trabajo como una chaqueta. Hasta ahora todos los chalecos que había tenido era Made To Measure o RTW, y al ser una prenda quizás con menos protagonismo eran soluciones que hasta el momento me habían satisfecho francamente bien. Sin embargo, como ocurre con cualquier otra prenda, cuando te das cuenta de las posibilidades que ofrece el verdader Bespoke, ya nada vuelve a ser igual.

001

Sobre esta imagen vemos a Daniel Schleissner asistiéndome en el primer calce de este chaleco, que como ya adelantamos en el anterior capítulo, iba a tener una combinación especial de tonalidades.

Inmediatamente y sin mediar palabra, Daniel advierte que la postura del chaleco no es la adecuada ya que queda como levantado de los delanteros y desvocado del cuello. No para hasta que trata de ajustarlo, variando el cruce, dando algo más de holgura en la cadera y estudiando la posición de las sisas.

Gracias a otros artículos sobre sastrería, ya era consciente de la volumetría que debe conseguir una prenda cuando pasa de la mesa de corte al cuerpo del cliente. Pero en cada ocasión no puedo evitar seguir sorprendiéndome. Todo ello se consigue gracias a la correcta colocación de entretelas, vaciados, pinzas, picados, etc. Estas soluciones que para cualquier neófito pasan totalmente inadvertidas, comienzan a cobrar sentido cuando le preguntas a un sastre el porqué de las cosas, y con paciencia te muestra in situ las claves de cada detalle, como hizo conmigo Daniel cuando le pregunté cómo le daría volumen al pecho o recogería tejido en los delanteros. Soluciones que en chaleco, que generalmente va más ceñido que una chaqueta, cobran especial importancia.

Al margen de los materiales, acabados y procesos de confección, son justos esos detalles los que hacen que te des cuenta de que una prenda artesanal tiene realmente vida y que está hecha exclusivamente para aquel que la porta. Esto es lo que claramente la diferencia de una prenda Made To Measure.

002

Daniel no se separa de mi, me mira de reojo, a través del espejo, por la espalda, de frente… Revisa cualquier resquicio o detalle a tener en cuenta buscando el fit perfecto y favorecedor, dejándome opinión en todo momento pero aconsejando de forma certera.

008 copia

006

En ese momento pasa por allí D. José Alonso, «El Maestro», y Daniel le pide que nos dé su opinión tanto del chaleco como de la prueba ya afinada por él. Ambos quedan de acuerdo en que hay que darme más cadera y buscar una solución para desahogar esa zona y recoger el excedente de tejido que queda en mi espalda arqueada. Todo ello bajo la atenta mirada de Leticia, la aprendiz que por allí pulula ávida de nuevos trucos y conceptos.

Todavía es complicado hacerse una idea del resultado final más allá de las tonalidades. Eso sí, podemos apreciar entre hilvanados la forma que tendrán los bolsillos laterales. Pero una vez más nos seguimos quedando con la intriga hasta la próxima visita.

003

004

Mientras que Daniel no pierde el tiempo, deshilvanando la prueba para prepararla para su planchado y posterior cosido, aprovecho para charlar un poco más con él y seguir aprendiendo a cada minuto. Me explica la forma de dar ensanchas para futuras variaciones en las medidas del cliente, y él mismo se sorprende al comprobar que lleva toda la vida haciéndolo de una forma, y jamás se ha planteado cuestionarla o cambiarla, simplemente lo hace así y punto.

007

Un día más dejo esta sastrería, como muchas otras, habiendo aprendido y sabiendo más que ayer pero menos que mañana. Y descubriendo, gracias a estos grandes profesionales, la verdadera esencia de este noble arte.

Gracias por leer.


Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio