Review Single Monkstrap de ante azul de Lazo y Duque.

Creo que hay poca gente que me siga que a estas alturas no conozca Lazo y Duque. Se trata de una empresa onubense, concretamente afincada en Valverde del Camino, conocida por fabricar zapatos de hombre con una gran relación calidad/precio.
Una vez más vamos a revisar uno de sus zapatos, y en esta ocasión le toca el turno a los Single Monkstrap que particularmente encargué en ante azul marino.
Acostumbrado a los modelos Oxford de esta empresa, ver que son capaces de fabricar modelos de hebilla nos abre un amplio abanico de posibilidades a todos los amantes de los zapatos.
Y lo cierto es que este modelo lo tenían desde hace tiempo en su web (valverdebotas.com) pero en otro tipo de piel que a penas nos llamaba la atención.

Se trata de un zapato realmente cómodo tanto por su horma como por su forma de abroche. Además su diseño nos deja un empeine limpio que nos deja apreciar el ante en todo su esplendor.
Como veremos mejor en las fotos siguientes, su horma es redondeada y corta. Todo lo contrario a los zapatos estrechos y alargados. A mi particularmente es un detalle que me gusta mucho más.
Existe un bonito contraste entre el azul marino del ante y el tono amaderado y cobrizo de la suela y tacón, que dan al zapato un aire informal pero con un toque de muy buen gusto.
En el talón se diferencian perfectamente los diferentes estratos que lo componen, así como la última media capa de caucho para garantizar agarre y durabilidad.
La discreta y sencilla hebilla con aspecto de latón viejo creo que es todo un acierto. Ya que haber elegido un aspecto dorado hubiera sido demasiado ostentoso y plateado demasiado contraste. Por lo que la elección me parece perfecta.
El interior está completamente forrado en piel y perfectamente rematado, en ausencia de todo símbolo, marca o etiqueta. Si en algo se caracteriza Lazo y Duque es en entregarnos el zapato tal cual sale de fábrica, para bien o para mal. (Como es lógico incluyendo las cajas y protectores debidos)
El forrado en piel es de agradecer, sobre todo de cara a su durabilidad, pero hace que sea un zapato caluroso por ejemplo para llevarlo sin calcetines, que tan de moda está hoy en día en Europa.

La suela, como vemos nos muestra el cosido de la construcción Goodyear y una vez más carece de cualquier marca, inscripción o grabado.
En la práctica, igual que ocurría con los modelo Oxford, si es verdad que tienen a resbalar un poco y pueden ser un poco peligrosos, pero en cuanto se araña un poco la suela con el uso dejan de resbalar.
Os dejo algunas fotos rápidas de cómo queda puesto…

Ahora aquí en el sur de España, con el tiempo caluroso, es un zapato difícil de soportar pero en cuanto empiece Septiembre tengo claro que será uno de mis zapatos más usados sobre todo por su comodidad y compromiso entre sport y elegante.
Su nivel de calidad y acabado justifica perfectamente su precio de 96 euros. Sin duda alguna no creo que se arrepiente quien lo compre.
Espero que hayáis podido conocer otro modelo más de esta marca que cada vez tiene más adeptos.

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio