Review nuevas camisas de The Brubaker.

The Brubaker nos sorprende cada día con nuevas incorporaciones de productos a su catálogo. Comenzaron su andadura con una camisa, y se nota que se están haciendo especialistas en ello. Hoy os enseño dos de los últimos modelos que han presentado.
En primer lugar -a la derecha en la foto de arriba- tenemos el modelo con tejido de cuadros azules sobre fondo blanco. A la izquierda encontramos el modelo con tejido Oxford de rayas azules.
Comencemos con el modelo Oxford…
Recordemos que The Brubaker abrió marca con su camisa Oxford azul claro, y basándose en los comentarios de los usuarios fueron perfeccionando y corrigiendo detalles hasta optener un fit muy favorecedor y actual.
Tras varios modelos en el mercado y ya con cierta experiencia en los gustos del cliente, deciden sacar un modelo bastante demandado por los usuarios: El modelo de rayas.
¿Quién no tiene o ha tenido una camisa Oxford de Rayas? Pues si tienes que renovar la tuya o hacerte con una, la opción de The Brubaker se convertirá en una de las mejores a tener en cuenta.
¿Por qué? Vamos a descubrirlo…

Empaquetada no vemos mucho más allá que una camisa estupendamente presentada, con un packaging cuidado y a la altura del producto. Pero aparentemente podría ser una camisa más del mercado.
Vamos desempaquetándola y encontramos algunos detalles en su cuello, con la etiqueta estampada. Algo que los obsesos de las rozaduras de etiquetas como yo agradecerán mucho.

No vamos mal.. Si nos fijamos en las costuras descubrimos que cuentan con al menos 6 puntadas por centímetro, lo que nos da una pista de la calidad de las mismas, y su durabilidad en el tiempo y desgaste.
También encontramos un diseño sencillo y eficaz. ¿Para qué más alardes?
Pero vayamos a lo que de verdad interesa y lo mejor de esta camisa: Su fit.  En concreto estamos ante un diseño Slim Fit, sin pinzas en la espalda y con tan sólo un doble pliegue bajo el canesú.
La verdad es que nada más ponérmela ya notas que sienta como un guante. Mi figura no es precisamente la de un Adonis, y sin embargo el fit me resulta bastante favorecedor frente al espejo. Es más, diría que sino fuera por el largo de las mangas -soy de brazos cortos- me quedaría casi como a medida.
Sin duda, el fit es el punto más fuerte de las camisas de esta marca. Si además sumamos que están confeccionadas con tejido Canclini de doble cabo, 100% algodón¿Qué más podemos pedir?

El cuello, abotonado, tiene el tamaño justo para no ser ni demasiado grande ni demasiado pequeño. También sienta y se asienta a la perfección.
No podía faltar la ya conocida etiqueta de The Brubaker en la sardineta de la manga. Un lugar discreto y original.
Ahora vayamos a por el modelo de cuadros…
Se trata de una versión con un tejido también de Canclini en doble cabo y 100% algodón. El fit y los detalles generales son muy similares, a excepción de que en este caso la etiqueta del cuello va cosida y no estampada.
Este tejido, a diferencia del Oxford, invita algo más -no mucho- a la formalidad por ello aunque la configuración de detalles sea la misma este modelo quizás podría tener más cabida en un contexto, dentro del sport, algo más formal.
Quizás es fruto de la sensación y caida del tejido.

Como decíamos, y podemos ver en las imágenes, los elementos están diseñados de la misma forma que el modelo anterior. Encontramos, por ejemplo, los puños matados en redondo y una vez más la etiqueta de The Brubaker adosada en la sardineta.

El tejido es muy bonito y agradable al tacto. Todo un básico a incluir en nuestro armario. 

Veamos como sienta puesta…
El fit, una vez más, es estupendo y al menos en mi caso muy cómodo y favorecedor. Ceñido en su justa medida y sin agobios pero sin antiestéticas bolsas.
El cuello, como decíamos antes, con un tamaño perfecto. Por cierto, tanto este modelo como el anterior cuentan con un botón oculto en el pie de cuello para evitar que este se mueva.

Detalle de los botones de nácar que tanto este modelo como el anterior llevan incorporados. Otro punto a su favor para estas camisas, que garantizan durabilidad y calidad.

Cuando descubrimos todos los detalles que os he ido comentando, la calidad del tejido, el servicio prestado por la marca en todo momento y en definitiva todo el conjunto que rodea a estas camisas, nos damos cuenta de lo ridículo que parece el precio de 55 euros para cada uno de los modelos.
Esperamos que sigamos teniendo a esta marca por mucho tiempo.
¡Seguimos con el Miércoles!









Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio