Review Mocasines de Borlas y Flecos de Vidal Fernández.

Los mocasines de pala baja. borlas y flecos no son nada nuevo. Los que somos de las generaciones nacidas en los años 80 seguramente nuestros padres los llevaban en algún momento, y marcas reconocidas como Lorenzo Marquez y Gloria Castellanos (LG) llevan muchos años haciéndolos.
Bien es cierto que marcas relativamente nuevas como Scalpers o Silbón han ayudado a su reciente proliferación en los últimos meses. Pero si buscamos, existen otras opciones igualmente válidas como esta que nos presenta Vidal Fernández.
Tengo que reconocer que este tipo de zapato al principio me pareció extraño y no terminaba de verlo. Pero fue a fuerza del uso conforme me fui haciendo a él y ahora es uno de mis zapatos preferidos.
En esta review podéis ver los otros modelos de este zapato que tengo de Silbón.
En esta ocasión se trata de un modelo confeccionado en ante azul marino, con pala corta y flecos bajo borlas. La característica principal de este zapato es que se trata de un calzado con un perfil muy bajo, que unido a su pala también corta, nos ofrece un confort y fresco extra perfecto para este tiempo.

Debido a su morfología como mejor quedan es con pantalones de pernera estrecha o slim fit.
La calidad del ante me parece extraordinaria, de lo mejor que ha pasado por mis manos. Tiene un tacto muy suave y aterciopelado. Su calidad supongo que será también un punto flaco en cuanto a durabilidad. Pero manteniéndolos como es debido no creo que haya problema alguno.
Lo que si es cierto es que al ser es un color oscuro el polvo y suciedad de las calles parece atraparlo con facilidad, por ello creo necesario un cepillado extra a diario con un cepillo no demasiado duro.
Porque tengáis una referencia, las proporciones de pala, flecos y borlas son prácticamente idénticas a las del otro modelo de Silbón que tengo.
El acabado me parece ligeramente superior en este modelo, teniendo detalles como la confección de las borlas y los flecos que son notablemente superiores.
Las costuras en los bordes de la lengüeta también parecen de mejor calidad.
En el talón también apreciamos unos detalles impropios en otras marcas, ya que el refuerzo de la talonera tiene un bordón cosido a mano a modo decorativo.
Veámoslo aquí con más detalle…
Por cierto, es en estas fotos donde mejor se aprecia el verdadero color  calidad del ante.

Observemos estos zapatos desde otra perspectiva para apreciar sus proporciones y su equilibrada zona de la puntera.
Es un zapato perfecto para llevar sin calcetines, con vaqueros o bermudas. Hay quien lo lleva incluso con pantalones algo más formales en combinación con chaquetas de sport. También es una opción.
Yo veo su uso perfecto en Verano y quizás en entretiempo (Primavera y Otoño). Personalmente yo prefiero usarlos sin calcetines, pero hay quien le gusta meter contraste con unos calcetines coloridos y quien los usa todo el año con calcetines ejecutivos.
En la puesta es un zapato comodísimo desde el primer día. Como podemos ver este zapato lleva la suela cosida, y su construcción diría que es Kiowa, y ya sabemos que esto nos aporta ligereza y flexibilidad desde el primer momento.
Eso sí, esta construcción tiene la desventaja de producir zapatos fácilmente deformables con el uso, por ello es conveniente alternarlos con otros zapatos en su uso, si queremos alargar su vida. -Algo aplicable a la mayoría de zapatos, por cierto-.

Sólo os diré que yo cometí el atrevimiento de decidir estrenarlos en mi reciente viaje a Lisboa, y a pesar de que no es recomendable estrenar un zapato en un viaje, he de decir que en esta ocasión no hubo problema alguno porque los zapatos se adaptaron a la perfección y su puesta fue muy agradable durante las horas que estuve caminando por la ciudad.
En cuanto al tallaje, que sé que es algo que preocupa a muchos, se trata de un tallaje estándar, sin ninguna consideración a tener en cuenta. Yo suelo usar la talla 41 y esta fue la que pedí y me quedan perfectos.
Veamos cómo quedan puestos…
He querido dejar para el final lo mejor, y es que a pesar de ser superior comparativamente con los de la competencia, Vidal Fernández los tiene a un precio de 95 euros, ya que estos tienen que ir forrados por dentro, y los otros no.
Sin duda, me parece un gran precio para la calidad que encontramos en este zapato.
Yo estoy tan contento que en breve seguramente pediré unos en piel marrón chocolate.
Espero que os haya sido útil.

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio