Proyecto Moto -SA-

Hace ya 4 meses comenté en el Foro y Redes Sociales que estaba embarcado en un nuevo proyecto que en parte tenía mucho que ver con el estilo y la personalización. En esta ocasión no hablaba de prendas de vestir ni accesorios, sino del mundo del motor.
Hacía tiempo que volvía a sentir el gusanillo por el mundo de las dos ruedas, pero reconozco que siempre me he movido más por la estética y practicidad antes que por la potencia y grandes prestaciones.
Desde hace tiemp había seguido con atención la evolución de constructores -y fenómenos- como los de Cafe Racer Dreams o Deus Ex Machina. Pero como suele pasarme casi siempre, sentía la necesidad de que fuera un proyecto más personal y propio.
La Yamaha SR 250 Special había sido una moto que siempre me había atraído ya que por su concepto y prestaciones era exactamente lo que siempre había buscado. Una motocicleta tranquila, cómoda y con la potencia justa para desenvolverse bien más por ciudad que por carretera.

Fue entonces cuando decidí adquirir una de estas Yamaha, en concreto una versión del año 91 -sí, con 23 años-, buscando que sobre todo tuviese un aceptable estado de motor y chasis. El resto me importaba poco porque la idea era cambiarlo todo por completo. Y tuvimos suerte, tal y como podéis ver en la imagen de arriba.
Le pedí ayuda a dos amigos, uno de ellos mecánico y el otro muy aficionado al mundo del motor, y nos pusimos manos a la obra…
Comenzamos a desmontar con el único objetivo claro de dejar el chasis totalmente limpio, casi sin tener muy claro por mi parte cuáles iban a ser las modificaciones a realizar, pero poco a poco han ido fluyendo.
Este tipo de motos modificadas suelen convivir bajo la definición de Cafe Racer, pero lo cierto es que existen diferentes estilos en función de los detalles y reminiscencias a las que hagan referencia dichas modificaciones. En concreto, la idea que yo buscaba era difícil de clasificar. Digamos que tendrá mucho de Scrambler y Brat Style y quizás alguna pincelada de Street Tracker.
Volviendo al proceso, una vez dejamos el chasis totalmente limpio procedimos a modificar las distintas partes del chasis que yo deseaba cambiar: 
Corte de los tirantes superiores del subchasis.
Cierre en curva de ambos tirantes y refuerzo intermedio.
Inclusión de nuevas barras laterales para alojar el nuevo asiento.
Modificación de la sujección del muelle de retorno del pedal de freno.
En estos momentos nos encontramos con la fase de pintado del chasis y algunas de las pocas piezas de la moto que vamos a mantener (pletinas y botellas de la horquilla, torretas, caballete y poco más). Será todo en negro mate. Incluyendo también las llantas, que contrastarán con los radios pulidos.
Mientras que los profesionales se dedican a ello yo he estado de compras y en estas semanas he ido recopilando algunas de las muchas piezas nuevas que montaremos a la máquina.
Arriba podéis ver las manetas de freno delantero y embrague, ambas regulables en proximidad y con depósito independiente para el líquido de freno. Abajo el manillar Renthal Ultra Low, un elemento muy cotizado y visto en este tipo de modifcaciones. Y los puños Beston, en goma traslúcida marrón, que también son todo un clásico en algunas modificaciones.
Seguimos con una cola de escape corta en acabado pulido adquirida en una tienda de motos clásicas de Reino Unido.
Todo aquel que conozca esta moto sabrá que de serie se caracteriza por tener cierto estilo chopper, y esto se debe a que delante monta una llanta de 19 pulgadas y detrás una de 16 pulgadas, y además los amortiguadores son más cortos. Pues bien, decidí compensar esta altura incluyendo unos amortiguadores de gas regulables en extensión y precarga, distribuidos por una tienda de Reino Unido para las Thruxton de Triumph.
Mientras que sigo haciéndome con nuevos accesorios y elementos, le doy vueltas al diseño final que llevará el depósito, y que muy probablemente esté inspirado en la estética retro-racing de algunas Harley Davidson XR1200.
De momento sigo empapándome de inspiración pasando cada rato que tengo libre viendo nuevas modificaciones y cogiendo ideas. Por ejemplo, para el asiento tengo muchas ideas en mente, pero de momento prefiero no desvelar nada porque creo que será una de las verdaderas claves de esta moto.
Para el tema de velocímetro, disposición de faros y demás, me gusta bastante un estilo similar a esta BMW R60/7 del 77 modificada por ER Motorcycles.
De momento quedan todavía muchos detalles, como la puesta apunto, limpieza y pintado del motor, el simplificado del sistema eléctrico, el montado de todas las piezas, la elección final de los neumáticos…
Calculo -y espero- que para finales de Abril podré presentaros al nuevo miembro de la familia SinAbrochar.
¡ Seguimos con el Miércoles!






Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio