Mis zapatos. (Segunda parte)

La colección de zapatos es algo que, al menos en mi caso, evoluciona o varía con el tiempo. Desde que publicara la Primera Parte de este artículo creo recordar que han sido tres los zapatos nuevos en mi colección, y eso sin contar con zapatillas ni calzado deportivo.
Vayamos donde lo dejamos…
El último del que hablamos en el anterior artículo fue de ese curioso mocasín de fleco y borlas en florentic burdeos de Zapaterías Estellés, por lo que siguiendo el orden hacia la izquierda según las fotos ahora le tocaría el turno a los Oxford en calf negro de Lazo y Duque (Click para review)

Este es un zapato que, debido a que mi día a día no requiere la formalidad, tengo reservado para circunstancias un poco más especiales. Se trata de un zapato con cosido goodyear que resulta un tanto duro al principio pero que tras su rodaje se adapta muy bien.
Personalmente creo que no existe unos oxford con mejor relación calidad/precio por los 96 euros que creo recordar que cuestan.
Siguiendo el orden le toca el turno a otro Oxford también de LyD, pero en esta ocasión un modelo un tanto peculiar por su ante color mushroom que no deja indiferente a nadie.
Reconozco que es un color que puede resultar dificil de combinar porque es un tono mucho más claro que el tabaco y, para mi gusto, no queda bien con pantalones demasiado oscuros.
Si quieres conocerlo con más detalles aquí tienes su review.
A continuación nos centramos en un modelo de mocasín Beefroll, con la peculiaridad de que su color, aunque no lo parezca, es azul marino y no negro. Este detalle lo saca un poco de su contexto y nos acerca este mocasín a looks mucho más frescos y desenfadados sin tener que acudir al excesivo formalismo del negro.
Su precio es de tan sólo 65 euros y los distribuye en Madrid la Zapatería Estellés. Los revisamos con todo detalle en este artículo.
Saltamos ya a la siguiente y última fila por el momento, y en la siguiente imagen podemos ver parte de esos mocasines Penny en un precioso Rois Cordován de Vidal Fernández.
Es un zapato que se clasifica entre los modelos informales, pero por sus líneas y hormas me parece la expresión más formal de un mocasín.
Su precio ronda los 140 euros y sin duda su calidad es acorde a cada euro pagado. Debido a la rigidez que le otorga su antifaz cosido cuesta calzarlos pero una vez dentro son como una segunda piel.
Podemos vestirlo tanto con trajes de manera algo más informal, como con vaqueros y de sport.
Conoce un poco más sobre estos mocasines aquí.
Le toca al turno a un modelo que se ha convertido en uno de mis favoritos. En la imagen de arriba podéis verlo a la izquierda. Se trata del mocasín de lazo y ante color snuff / tabaco que encargué a Vidal Fernandez basándome en un modelo muy similar de Carmina.
Es un color de ante que llevaba buscando desde hace tiempo y la verdad es que su uso es genial con casi cualquier look que podamos pensar. Desde con un traje en tweed hasta con unos vaqueros azul claro o unos pantalones crudos.
Cómo no teneis disponible una review sobre ellos en este enlace.
Y continuamos con un zapato de horma muy similar al anterior, pero esta vez cambia por completo al prescindir de lazos y hacer uso de borlas, todo ello bañado con ese florentic burdeos. Mocasín tassel de Asthon & Allen para Zapaterías Estellés.
En la imagen superior lo vemos en el extremo izquierdo, y como podemos comprobar se trata de un tono burdeos muy oscuro, casi marrón, que lo hace muy combinable con looks algo más formales.
No puedo estar más contento con los Tassel de esta marca, por menos de 100 euros hay muy pocas opciones como esta en el mercado con una construcción goodyear y esta calidad más que constatada.
Detalles y review aquí.
Justo al lado de este modelo en la foto de arriba podemos ver el mocasín al que le toca el turno ahora. Se trata de todo un clásico para el buen tiempo, un mocasín de ante en color teja con suela de caucho, de la mano de Mocasines Manolito.
Unas calidades más que aceptables para un precio irrisorio.
Y por supuesto hay también review de ellos aquí.
Ahora vamos con el que fue mi primer zapato de la marca mallorquina Meermin, un discreto single monkstrap de ante marrón chocolate.
Su horma Ama hizo que al principio no le tuviese demasiada estima, pero poco a poco me he ido acostumbrado a sus líneas más afiladas.
Más detalles aquí.
Y seguimos con los zapatos de hebilla sencilla con este modelo en ante azul marino de Lazo y Duque, que a diferencia de los anteriores dispone de una horma de puntera redondeada y compacta, algo más clásica.
Podéis ver con más detalle su nivel de acabado o su suela de contraste en marrón claro en el siguiente enlace.
Y con este termina la revisión de mi colección de zapatos aunque queda pendiente, como avanzaba al principio, el incluir las tres nueva adquisiciones porque son de gran interés pero estoy seguro de que a más de uno ya les sonarán…
Creo que esta colección, evolucionante en todo momento, es bastante equilibrada tanto en calidad como en precio de los modelos, teniendo en cuenta que encontramos modelos que rondan los 50-70 euros que conviven con otros zapatos de entre 100-160 euros.
Como todo buen aficionado no descarto subir de escalón en breve y probar zapatos de cierto renombre como Crokett & Jones, Alden o Carmina. Pero de momento mis prioridades son hacerme con algún otro Monkstrap y pensar seriamente en algunas botas tipo Balmoral

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio