¿Las mejores camisetas de alto gramaje que he probado hasta ahora?

Ya os comenté que el barrio de Williamsburg en Nueva York me pareció un lugar muy interesante para encontrar marcas diferentes a las habituales. Os hablé en otro artículo sobre ese perfume de Bon Parfumeur, y en Instagram os compartí un reel con las runner de Tracksmith, unas zapatillas ultracómodas que también me traje de este barrio neoyorkino -y que tengo pendiente hablaros en detalle por aquí-.

Pero hoy os voy a hablar de otro de los descubrimientos que hice allí. Probablemente las mejores camisetas de alto gramaje que he probado hasta el momento.

Acabábamos de llegar a la zona y ya había picado con alguna compra nada más pisar el barrio. El tiempo no acompañaba, hacía viento y llovía a ratos. Fue ver la tienda de Buck Mason a cierta distancia para saber que tenía que entrar allí. Y no, no eran sólo las ganas de entrar en un sitio seco. En efecto, una vez dentro supe que había sido una buena idea entrar allí. Nos recibe un chico muy atento con cierto estilo old school interesante, que al darse cuenta que yo no sólo miraba la ropa sino también la tocaba y trataba de descifrar las sensaciones, empezó a hablarnos de los tejidos y detalles de las prendas.

Bastaron pocos minutos para saber que estaba ante una de esas marcas -de las que por desgracia no hay muchas- que sientes que podrías tener prácticamente toda la colección en tu armario, aquella que si algún día desapareciera toda tu ropa sabes que allí podrías reponerla por completo.

Una marca sencilla, sin alardes, con una paleta de colores neutra muy combinable, con cierto aire vintage (cuando realmente queremos decir atemporal) y cada pieza que tocabas descubrías una calidad de materiales sorprendente. Y es que ya lo dicen ellos:

A laidback, effortless style that looks as good as it feels. We call it the spirit of California.

No andaba buscando especialmente camisetas en ese momento, pero el flechazo a primera vista con este modelo fue directo. Reconozco que de un tiempo a esta parte tengo cierta obsesión con las camisetas básicas de calidad con cuello reforzado. Hasta ahora camisetas de Muji, Uniqlo o Banana Republic han cumplido perfectamente su cometido y seguirán formando parte de mi armario. Pero en esta ocasión me topé con algo diferente.

Ese tejido cotton heavy de 310 gramos con un acabado lavado de tacto suave, y un aspecto ligeramente irregular de tejido tradicional muy peculiar que nos deja meridianamente claro que estamos ante una camiseta de gran calidad y durabilidad, de eso no hay duda.

Con un tejido de este grosor cualquier detalle multiplica su presencia y empaque, como le ocurre a dobladillos de bajos y mangas, lo que suma a esa percepción de calidad constante miremos por donde miremos estas camisetas.

Su cuello con doble costura y canalé grueso transmite unas sensaciones increíbles. Es ponértela y sentir el cuerpo de ese tejido caer como si de una sudadera ligera se tratase y te das cuenta que has probado pocas camisetas como estas. Sin embargo, a pesar de su gramaje y a diferencia de otras camisetas que he tenido, no resulta especialmente calurosa. Quizás es porque su trama es algo más abierta y su tacto no es seco como pudiera parecer, sino suave y esponjoso. Aunque lógicamente diría que no es una camiseta para vestir en épocas o momentos especialmente calurosos.

Está disponible en 8 colores diferentes como podéis ver en su web, cada cual más interesante y combinable que el anterior. Me hubiera hecho con todos, pero decidí coger una blanca -un tono algo crema- y otra de un color que ellos llaman feather, que sería un tono entre beige y verde khaki desaturado.

Su precio, 55$, me parece francamente justo para la calidad que ofrecen. Su patrón, como ellos lo definen es «classic fit; not too tight, not too loose». Y así es, un patrón clásico y con proporciones bastante equilibradas.

No me gusta sentenciar a un producto como el mejor de su segmento porque esa definición me resulta demasiado subjetiva, además porque considero que cada una de las camisetas que tengo, con sus respectivas cualidades, son perfectas para ocasiones diferentes. Pero reconozco que estas para vestir con unos jeans de acabado raw con tejido red selvedge, y unas Vans Authentic sencillas estas camisetas son una apuesta perfecta.

Veremos cómo evolucionan pero una de ellas, la blanca, ya la he usado y lavado un par de veces antes de esta review y por el momento sigue perfecta.

Y a ti, ¿Qué te parece? Si tienes otra marca de referencia interesante, no dudes en dejarla en los comentarios.

Gracias por leer hasta aquí.


Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio