La odisea del pantalón.

Gracias a un error tras otro el ser humano aprende y trata de no tropezar dos veces con la misma piedra. 
Conforme compro o encargo nuevas prendas me voy dando cuenta de los errores cometidos en las anteriores y trato de perfeccionar detalles.

La experiencia me dice que quien pretenda tener una prenda perfecta desde el primer momento lo va a tener muy complicado, pues más allá de la calidad de la misma o la pericia en la confección de la persona encargada, entran en juego muchos otros factores que provocan que tarde o temprano descubramos fallos en dicha prenda. Algo perfectamente normal.

Y con fallos no solo me refiero a un mal fit, un acabado pobre o un error de ejecución. Puede que hayamos fallado en la elección del tejido, en la configuración de su estructura, en los elementos que la forman… Pero será el uso nuestro mejor crítico, y el que finalmente nos haga reflexionar y aprender de lo ocurrido
Si hay una prenda que para mi sigue siendo complicada es el Pantalón.
Y es que, por mi físico, no me atrevo a encargarla en cualquier sitio, ni puedo comprar en cualquier marca. Mis muslos anchos, cadera prominente y piernas no demasiado largas son la conjugación perfecta para que mis compras pantaloneras se conviertan en toda una odisea. 
Hace ya tiempo que descubrí mi preferencia por el tiro alto. Me siento más cómodo y me permite llevar el pantalón en mi cintura natural sin parecer constreñido. 
Ahora bien, si a eso le sumamos que mi cintura tiene una talla, mi cadera otra y mis muslos y piernas otra totalmente distinta, la ecuación comienza a subir de grado. 

Según mi descubrimiento anterior, comencé a encargar los pantalones con tiro alto. Pero en el mercado la gran mayoría de pantalones de sport (vaqueros, chinos, etc) son con tiro bajo. Lo que me obligaba a, en ocasiones, escoger una talla mayor y modificarla posteriormente. 
Más tarde descubrí en los pantalones de vestir el maravilloso mundo de las pinzas. Y aprendí que pueden ser un buen desahogo para mis muslos sin obligarme a usar modelos con ancho de pierna demasiado excesivos. 
 Para vestir casi tenía resuelto el problema con los últimos encargos que realicé en Tomblack, no sin antes realizar varios ajustes durante el proceso. 

Pero el problema seguía estando en los pantalones de sport. Y, si habéis visto mis looks a diario, comprobaréis que son el tipo de pantalón que má suelo usar cada día.

Encargué un par de modelos en algódon de Holland & Sherry y Ariston en Haberdashers y mi afán por notar bien las prendas en la cintura y la falta de previsión en cuanto al encogimiento del algodón, pese a las recomendaciones del equipo de esta sastrería, han hecho que actualmente no me sienten del todo bien con estos pantalones.

¡Otra lección aprendida! 
No es lo mismo un pantalón de vestir de lana o tejido similar que uno de algodón más sport que pasará a menudo por la lavadora.

 Encargué unos con algodón de Miani a Composturas Textiles en Sevilla -que corresponden a la primera foto de este artículo-, y son posiblemente los pantalones de sport que mejor me queden. Son un poco especiales por detalles en la cintura limpia, bolsillos y demás. Su fit me resulta muy favorecedor, y para ser perfectos sólo les faltarían unos ceñidores laterales a cada lado para poder usar sin tirantes.
A continuación podéis ver una imagen más de este pantalón, que me ha resultado muy polivalente en la pasada Primera/Verano.
Continuando con mi búsqueda de un pantalón de sport slim fit, cómodo y de estética favorecedora hace unas semanas encargué unos nuevos a Tomblack. Pero esta vez de algodón, no de lana, y estoy ansioso por ver el resultado.
También estoy a la espera de unos nuevos pantalones a medida de Alles, Sastres y Camiseros, con tejido  90% Lana Merino y 10% Cashmere de Canet, que estoy seguro de que quedarán impresionantes.
Poco a poco vamos puliendo detalles y en cada encargo o compra que realizo dispongo de más información con la que perfeccionar y mejorar mis prendas. Hay que entender que esto forma parte del proceso y es también parte del encanto de este arte.

¡Seguimos con el Lunes!






Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio