El lado belga de Harry´s 1982.

A mediados de los años 50, Henri Bendel que aglutinaba por aquel entonces más de 19 años de experiencia en la industria zapatera, decide comprar dos fábricas de zapatos belgas con más de 300 años de historia. Decide crear entonces un zapato cómodo, ligero y diferente. Crea un sencillo mocasín con un empeine abierto fácil de calzar y confortable: Los Belgian Shoes, convirtiéndose en un calzado de moda en Nueva York.
En los últimos años, Luca Rubinacci hizo de ellos su sello portándolos en sus estridentes looks, y vendiéndolos bajo su marca en su conocida sastrería.
En España es un zapato poco conocido que contadas marcas disponían, pero Harry´s 1982 ha decidido esta temporada rescatar este clásico e incorporarlo en su nueva colección, con vistas a mantenerlo e ir reinterpretándolo en diferentes combinaciones. Actualmente cuentan con dos tonos.
Harry´s 1982 nos presenta este zapato en una caja de cartón rígido de color azul marino, en la que nos incluye una bolsa de viaje en algodón.
Como podemos ver a cotinuación, se trata de un zapato de pala baja a medio camino entre un mocasín de borlas y unas slippers, pensados claramente para el ambiente más casual.
El cuerpo completo del zapato está confeccionado en serraje marrón y tanto el perímetro de la boca como el de la pieza del empeine van adornados por un vivo en piel marrón chocolate. La combinación es realmente acertada, dando un conjunto muy bonito, desenfadado pero con detalles.
El interior está forrado con una suave piel que diría que es ternera, con un tacto muy agradable.
Bajo estas líneas vemos cómo está terminada la zona del talón, con una tira de serraje en toda su extensión que atraviesa el vivo perimentral uniendo la pieza que forma el cuerpo del zapato.
Como vemos, la suela de cuero y el tacón son de color natural, muy a juego con el resto del zapato.
La horma es ligeramente puntiaguda pero muy equilibrada. Puesta resulta cómoda y lo suficientemente amplia como para no notar molestias. Tallan más de lo habitual por lo que en mi caso me decanté por un 40, una talla menos de la que suelo usar. Sobre todo teniendo en cuenta que el serraje da fácilmente de sí a poco que lo usemos.
En la siguiente imagen cenital podéis ver las proporcines de la horma.
Su construcción es Blake, con una suela fina en pro de la flexibilidad y comodidad que debe caracterizar a este tipo de zapato.
En esta ocasión han decidido incluir una inserción de goma para evitar los indeseables deslizamientos sobre el suelo. Estéticamente no es lo mejor, pero en la práctica se agradecen mucho. Al fin y al cabo no es algo que veamos una vez calzados.
Estos Belgian son unos zapatos perfectos para usar con chinos y vaqueros preferiblemente slim fit, en ambiente relajado. Pero también podemos decantarnos por ellos si vestimos una combinación de pantalón y americana en clave algo más elegante, pero siempre pensando en ambientes casual. Aunque podemos otorgarles algo más de formalidad con el uso de unos calcetines ejecutivos en marrón o azul.
A continuación vemos una opción interesante para el buen tiempo, sin calcetines y con unos pantalones denim con vuelta en bajos.

Por 140 euros Harry´s 1982 nos ofrece una buena oportunidad en España para hacernos con uno de estos originales zapatos.
¡ Seguimos con el Viernes !






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio