Bleu de Chanel, EDT y EDP. Un clásico moderno

La primera vez que olí Bleu de Chanel, no me gustó. La segunda, al cabo de unos días, me pareció aceptable, pero nada que fuera más allá de la aprobación. Basculando entre el desagrado y el aburrimiento, arrinconé la muestra. Había demasiados buenos perfumes que oler como para dedicarle más tiempo a una composición mediocre.

Bleu me daba la impresión de ser un lanzamiento blandito, genérico, sin carácter, destinado a gustar a todo el mundo y no entusiasmar a nadie. Y en los perfumes, igual que con la personalidad del hombre, aspirar únicamente a no desagradar a nadie es la forma más eficaz para conseguir resultados mediocres. Sin embargo, por alguna razón al cabo de unas semanas volví a echar mano de lo que me quedaba de muestra. Y, oh sorpresa, esta vez me gustó.

Reconozco que yo ya tenía formada de antemano una opinión de Bleu de Chanel. La expectación que había despertado este lanzamiento provocó comentarios airados y de profundo rechazo por varios respetados foreros en basenotes y en general de toda la comunidad (entiéndase: gente acostumbraba a compartir sus impresiones sobre perfumes en foros, youtube, etc.), acusando a la casa de haber sacrificado lo que le identificaba como marca a cambio de hacer caja (algo parecido a lo que se le dice hoy a Dior después de haber lanzado Sauvage), y ya se sabe que, a veces, la membrana que separa las opiniones de los demás de los propios juicios y gustos personales puede ser especialmente porosa.

A lo largo de mi periplo de apreciación por Bleu, podría decir que atravesé las cinco etapas del modelo de Kübler-Ross:

1. Negación: Ufff, no, esto no me gusta.

2. Ira: ¿¡POR QUÉ LANZAS ALGO TAN GENÉRICO, CHANEL, POR QUÉ?!

3. Negociación: A ver, tampoco es tan malo. Es una concesión a la perfumería más comercial, de acuerdo, pero no está mal hecho, y ese toque acuático-aromático con el incienso lo hace interesante hasta cierto punto.

4. Depresión: Pero vamos a ver… ¿desde cuándo empezaron a gustarme los perfumes comerciales? ¿Cómo he llegado a este punto? ¿Qué sentido tiene todo?

5. Aceptación: Me gusta, independientemente de lo que digan cuatro snobs.

 Este es un perfume al que merece que dediquemos algunas líneas.

Breve ficha técnica (con disertación añadida)

Bleu de Chanel representa el cenit de los perfumes de diseñador. Es una muy buena composición, rinde bien (esto tendré que desarrollarlo más adelante) y tiene un aroma que es fácil que guste a todo el mundo, y aquí quiero recalcar que Bleu de Chanel es una de las fragancias masculinas que más gustan. Sin discusión. No pretendo aquí entrar en el debate de si cada cual debe llevar el perfume que quiera o si se ha de hacer un concesión a los demás y ponernos aquello que sepamos que les va a gustar. Cada cual que lleve lo que quiera, pero no pasemos de puntillas por lo que es posiblemente la mejor baza de Bleu: gusta (atrae) mucho. Y sí, «para gustos los colores», pero en este caso la escala cromática no admite excepciones: si llevas puesto Bleu, no vas a recibir queja alguna.

Bleu pertenece a la familia de las amaderadas aromáticas (aunque algunos lo sitúan dentro de los acuáticos, y puedo entender por qué) y se presenta en dos concentraciones: EDT y EDP, ambas en varios tamaños (50, 100 y 150 ml, y últimamente he visto los 300 ml en la EDT). Y la diferencia entre la versión EDT y la EDP no es baladí, cuanto menos en rendimiento. En contra de lo que pueda dictar el sentido común, la versión en EDT es la que rinde mejor. La versión EDP dura poco y proyecta menos, y aunque hay opiniones diversas al respecto (esta entrada, del blog Raiders of the Lost Scent, habla de diferentes lotes en las diferentes concentraciones de Bleu y las diferencias en rendimiento y aroma que encontró. Yo no he tenido esos resultados), la opinión mayoritaria hasta ahora es que, si has de escoger, compra la versión EDT.

El perfumista es Jacques Polge, perfumista de cabecera de Chanel y una de las narices mejor valoradas.

Las tres notas sobre las que pivota Bleu de Chanel son pomelo, incienso y jengibre.

¿Cómo y cuándo llevar este perfume?

En cualquier época del año, en cualquier situación. Verano por la mañana, invierno por la noche,… es un olor lo suficientemente fresco como para ser disfrutado cuando hace calor (la nota del pomelo ayuda), así como para ser usado en épocas en las que se antoja un aroma más denso, con más capas (y aquí la nota de incienso cumple su cometido).

Como perfume casual, para ir a una reunión de trabajo, para una cita, para un evento formal… es un perfume todoterreno.

¿Qué clase de hombre se pondría Bleu de Chanel?

Si bien no considero que sea un perfume con aroma demasiado «maduro», sí que muestra un carácter que hace que encaje más en hombres de 25 años en adelante, todo y que se deja llevar en edades más tempranas. No estamos hablando de M7.

Es un perfume definitivamente masculino, seco, que inspira vitalidad, sobre todo la versión EDT.

Por orden de relevancia de sus adjetivos, Bleu de Chanel es un perfume de corte clásico, masculino, elegante.

Perfumes parecidos

Ninguno. Y es curioso, teniendo en cuenta la de veces que se ha llamado a este perfume «genérico», con la voluntad de criticarlo. Clones e imitaciones aparte, no hay ningún perfume al que recuerde.

Mi valoración

Olor: 4/5. Muy buen aroma. ¿Es el perfume más complejo e interesante que haya olido? No. ¿Huele muy bien? Sí.

Longevidad: 4/5 (EDT), 2/5 (EDP). 8 horas el EDT, de 3 a 4 horas el EDP.

Proyección y sillage: 4/5 (EDT), 2/5 (EDP). Las primeras 4 horas proyecta muy bien el EDT, mientras que el EDP más allá de una hora apenas se detecta el aroma a ras de piel.

Reacciones de los demás: 5/5. Si quieres un perfume que guste a los demás, no busques más.

Valoración personal: 4/5 (EDT), 2/5 (EDP). Bleu de Chanel está destinado a ser un clásico. Dejando de lado las inconsistencias con la versión en EDP, la versión original en EDT es una maravilla.

Si no lo habéis olido (cosa extraña), hacedlo nada más acabar de leer esta frase.

(Enlace de Bleu de Chanel en EDT)


Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio