Review Nike Blazer Mid ´77 Vintage Olive/Coconut Milk.

Llevaba tiempo tras la idea de hacerme con unas nuevas Nike Blazer Mid, pero reconozco que las que tenía anterior a estas me dejaron un sabor agridulce. Primero porque con el tiempo me di cuenta de que la talla no era del todo correcta, y segundo porque el modelo original -en blanco con el swoosh en negro y protectores de puntera y flancos de serraje gris- no me ha gustado del todo. Primero porque esas partes grises al principio son claras y hacen un ligero contraste con la piel blanca y lisa, pero con poco uso se vuelven hacia grises más oscuros, tomando demasiado protagonismo para mi gusto, afeando la figura de esta zapatilla.

En concreto estamos ante unas Blazer Mid ´77 Vintage en color Olive & Coconut Milk. Y ojo, porque como comenté por Instagram, este color sólo está disponible en la línea de mujer, habiendo tallas hasta el 44.5 EU, y en mi caso calzando un 42 EU pude hacerme con un par de estas sin problemas. Y no puedo estar más contento.

Lo que ellos llaman Olive es en realidad un bonito color khaki militar más claro de lo que las imágenes muestran, y el Coconut Milk es un precioso blanco roto que para mi es una de las claves de esta zapatilla. Un color mucho más natural, que envejece mejor y hace que el conjunto gane mucho más.

Como decía al principio, una de las cosas que más me gustan de este modelo en concreto es que todas las piezas principales son del mismo color. Esto las hace mucho más clásicas, sencillas y combinables. El cuerpo es completamente en serraje a excepción del swoosh y la parte trasera donde pone en grande NIKE, que son en piel blanca lisa.

En la imagen superior se puede apreciar la textura rugosa del serraje en un acabado tosco y denso que le confiere cierto aire desgajado como si de unos vaqueros desgastados se tratase, con un aire muy interesante para el tipo de zapatilla que se trata.

La zapatilla lleva un acolchado interior que la hace muy confortable y mucho más adecuada para invierno que para épocas de mayores temperaturas. Mucho más abrigadas y protegidas que unas Converse All Star, por ejempplo.

Los cordones también son de ese color crema que recuerda al interior del coco. Otro punto a su favor, pues este es uno de los elementos que más se ensucian y en este color serán mucho más sufridos.

Como podemos ver en la imagen bajo estas líneas, diría que mis sospechas estaban en lo cierto y me da la sensación de que el modelo de mujer también tiene una suela y un perfil ligeramente más afilado en lo que a altura se refiere, y esto es algo que me encanta, pues personalmente odio que un zapato sea voluminoso y mucho menos en la puntera.

La pisada es clásica y retro a más no poder, bastante chiclosa al tacto lo que ayuda a la amortiguación (siendo conscientes de que estamos ante unas sneakers prácticamente carente de ello) y si son iguales que mis anteriores Blazer, su agarre será más que bueno para entornos casual y urbanos.

Tenemos un toque de color inesperado en la lengüeta con el logotipo en naranja que en esta ocasión no luce nada mal con el color oliva. Y en esta ocasión, en comparación con las anteriores he de decir que también parece que la lengüetra no sobresale del ras de la caña de la bota, cosa que si sucedía ligeramente en mis anteriores y no me gustaba especialmente.

Aquí está uno de los punto flojos para mi de esta zapatilla. Y es que esta terminación de foam amarillo es un toque retro muy chulo pero al menos en las anteriores con poco uso se deshilachaba fácilmente. Quizás por ello la lengüeta sobresale menos en esta ocasión para evitar un roce excesivo. Y a decir verdad los bordes de la tela blanca de ambas caras de la lengüeta parecen más sellados y mejor terminados de lo que recordaba en mis anteriores Blazer.

Y a continuación vemos el otro punto que no me gusta de esta zapatilla, ese recuadro blanco de gran tamaño con la palabra NIKE en el centro. Entiendo que proviene del modelo original, pero yo hubiera aprovechado para hacer un rediseño actualizado de esta pieza, haciéndola notablemente más pequela o convirtiéndola en una simple pestaña al final del vivo cosido del talón, que hubiera llevado hasta el final de la caña.

En resumen, y a falta de darle uso, puedo decir que se trata de unas sneakers muy interesantes que además a 119 euros de PVP quizás puedes pensártelo más pero por 59 euros que las he comprado esta semana me parecen toda una compra maestra.

¿Y a tí qué te parecen? Déjame tus comentarios más abajo.

Gracias por leer hasta aquí y espero que lo hayas disfrutado como yo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *