Review Camisas Wash and Wear de Rushmore.

En los últimos años la tecnología no solo está presente en nuestros gadgets y dispositivos electrónicos. En nuestras prendas cada día encontramos mayores avances en cuanto a confort y facilidad de uso.
Rushmore nos sorprende con su Pure Cotton Self Iron (PCSI). Tecnología que consigue, entre otras cosas, que las fibras del tejido se reordenen y permanezcan equidistantes, consiguiendo una resistencia a las arrugas sin conferir rigidez al tejido.
Hace unas semanas me hicieron llegar tres camisas para que las probara y diera mi opinión. Y aunque conocía la marca de haberlas visto en El Corte Inglés, reconozco que no había prestado demasiada atención sobre ellas.

Los modelos que me llegaron eran en rayas azul y blancas, en cuadros del mismo tono y en blanco liso. Todas ellas con cuello italiano y las dos primeras con puño mixto y la última con puño doble.
La primera impresión, nada más desempaquetarlas, fue muy buena. Los cuellos son rígidos y con buena caída, las costuras tienen buena presencia y en general los acabados están a la altura de camisas de su segmento de precio (50-65 euros).
Los modelos de rayas y cuadros son muy similares entre sí, en cuanto acabado y detalle. Por ello me centraré en la primera de ellas, pero lo que comentemos es aplicable a ambas.
Son camisas claramente sport. Ese sport de americana y corbata que tanto nos gusta por aquí. Por ello tiene detalles como el puño mixto que le confiere un aire más distendido y práctico.
La forma y terminación del cuello me gusta porque es abierto y tiene un diseño que sienta muy bien con corbata, pero sin ella puede resultarnos algo más raro ya que la extensión de sus puntas es amplia y hace que choque con nuestra zona de la clavícula produciendo un efecto un tanto extraño. Pero por suerte domándolos un poco con las manos conseguimos que nos queden perfectos.
Un detalle que algunos puede tener como nimio pero que a la larga agradeces, es el tema de las ballenas. En este caso no son extraíbles ni accesibles desde la parte interna del cuello. Esto hace que nos tengamos que conformar con la dureza y maleabilidad de las de serie, pero como digo no están nada mal.
Me gustan las camisas con detalles discretos, como es el caso del último ojal en azul marino a diferencia del resto.
Creo que no lo he dicho, pero me gusta mucho el tacto de estos tejidos. Es sedoso y muy agradable una vez la tenemos puesta. Además de ser fresco y cómodo.
Personalmente también agradezco las etiquetas de tamaño comedido, ya que a veces las de tamaño mayor suelen molestarme. En este caso creo que tienen en tamaño ideal
Vemos la camisa desde una perspectiva diferente desde donde podemos comprobar la correcta altura del cuello y sus formas…
A continuación os dejo un par de fotos del modelo análogo pero con tejido de cuadros:

Si bien el primero de los modelos tiene un tejido que me encanta y del que tengo ya al menos tres camisas en mi armario, la verdad es que este modelo de cuadros tiene un tejido muy bonito y práctico. Se me ocurren muchos looks acertados con él..
Ahora le toca el turno a la camisa blanca…
Una camisa blanca es un básico en cualquier armario, y más aún si se trata de un modelo de vestir. en Rushmore lo saben, por ello tienen en su catálogo este modelo clásico y sin alardes estéticos.
Como ya avancé al inicio, esta es la única de las tres que cuenta con puño doble para gemelo, que además vienen incluidos unos que no están mal para salir de un apuro.
Si la preocupación por las arrugas es extensible a casi cualquier prenda de nuestro armario, más lo es si cabe en el caso de una camisa blanca de vestir. Por ello esta solución me parece muy útil, sobre todo para aquellos que viajan y necesitan estar impecables allá donde van.
El nivel de detalle y confección es muy similar a las anteriores mencionadas. Me gusta mucho el contraste del color crema de los botones con el blanco impoluto del tejido.
En cuanto al cuello también nos encontramos ante la misma correcta rigidez y la ausencia de ballenas intercambiables.
Terminemos viendo un poco más de detalle…
La semana pasada, para ir a Madrid decidí llevarme dos de estas camisas para probar qué tal se comportaban ante un viaje con lo que ello supone (Maletas, horas sentado, sudor…) Y la verdad es que en la maleta fueron las que menos se arrugaron, pero es que con sólo ponerlas a los 5 min ya las tenías prácticamente perfectas.
Soportaban muy bien el trato diario en cuanto a arrugas y confort. Por lo que por el precio que tienen y el extra que incluyen con el sistema Non Iron, me parecen una opción más que interesante.
Podréis encontrar más información en: www.rushmoreshirts.com/es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *