Perfume Sunrise on the red sand dunes de Zara.

Hace un par de semanas regresé a Zara buscando un nuevo frasco de Vibrant Leather y descubrí por casualidad Sunrise On The Red Sand Dunes, y tuve que llevármela a casa.

Siempre me han gustado las fragancias cítricas, lo reconozco, pero la mayoría de veces terminaba encasillándolas en momentos más ociosos y estivales. Sin embargo, en los últimos tiempos estoy encontrando perfumes cítricos con la suficiente presencia, cuerpo y matices como para salir de ese ámbito y explorar momentos como la noche, la oficina o cualquier otro mucha ocasión mucho más formal.

Esta fragancia, creada por Mylène Alran originaria del sur de Francia, joven pero ya experimentada perfumista nariz detrás de fragancias de Chloé, Bottega Veneta, Zadig & Voltare, Bentley, Amouge, L´Occitane, o Valmont entre muchos otros…

Ha sido lanzada este año 2023 de la mano de Zara, y en mi caso se suma a la lista de favoritas de esta marca. Es una fragancia un tanto especial, cítrica pero con un punto amargo en la salida proveniente de la bergamota y el jengibre, que dejan paso a una intensa mandarina y flor de azahar que permanecen terminando con el almizcle y ámbar como notas de fondo.

Un perfume, como os decía, que a pesar de ser cítrico dista mucho de ser fresco, ligero y fugaz. Sino todo lo contrario, es denso, protagonista y mucho más intenso de lo que a priori pueda parecer sobre el papel.

Probablemente no guste a todo el mundo. No creo que vaya a ser un perfume popular como puede ser Vibran Leather, mucho más fácil de gustar a cualquiera. Este o te gusta y le ves su uso claro o no lo soportas, lo tengo claro.

Ya sabéis que para mi la presentación es un punto con cierta importancia, y lo cierto es que últimamente los perfumes de Zara no se quedan atrás en su packaging. Su caja exterior es de cartón con microsurco de un color crema casi blanco con un sello de cierre que recuerda a los perfumes de antaño protegiendo a un frasco sencillo, con un tapón de plástico que al encajar a la perfección, oponiendo algo de resistencia y contar con unas superficie estriada en nos da la sensación de mayor calidad de la que realmente tiene. El resto es bastante sencillo, aunque la decoración del frasco es como serigrafiada o pintada sobre el vidrio no es una pegatina, lo que una vez más le sitúa por encima en cuanto a sensaciones.

Hay quien dice que recuerda mucho a Imagination de Louis Vuitton, pero no he podido olerlo recientemente para compararlo, pero las notas de salida y medias son muy similares por lo que no me extrañaría nada que fuera así. También recordemos que el core de Zara siempre ha sido buscar inspiración en grandes firmas y democratizar de alguna forma ofreciendo alternativas alcanzables para cualquiera. Y es que este perfume por 19,95 euros es una compra más que maestra.

Pruébalo y me dices. Espero tus comentarios.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *