OneSelf, uno mismo.

Vivimos en una sociedad etiquetada. Por lo general necesitamos sentirnos parte de un grupo para cubrir nuestras inseguridades y sentirnos uno más de la manada. Aprendemos por imitación, pero el verdadero estilo está en ser uno mismo.

Esta es la filosofía que promueve la cración de OneSelf por parte de Fabio Gil, conocedor del mundo textil y las relaciones públicas a partes iguales, decidió crear un proyecto en donde todo fuera diferente, y realmente lo es tanto que inicialmente nos puede llegar a costar entender su filosofía.

Nada más entrar en OneSelf nuestra mente se desubica por completo. Es perfectamente normal no saber si te encuentras en una tienda de muebles o en un apartamento particular, sino fuera por los escaparates que dan a la calle. El espacio ha sido concebido como un verdadero hogar, para hacer sentir al que entra como en su propia casa. Y es que desde OneSelf se quiere conseguir una nueva forma de adquirir ropa y complementos, basada en la interacción total con el cliente, en el asesoramiento más cercano y agradable que se pueda encontrar. Y no es de extrañar, pues su gestor, Fabio Gil, cuenta con un don de gentes especial, capaz de romper el hielo y hacerte sentir uno más de la casa.

Un concepto arriesgado y rompedor, quizás todavía en desarrollo, pero ya sabemos que quien no arriesga no gana. Y hay que conocer las normas para saber saltárselas.

Su propio nombre lo indica, “Uno mismo”, así es cómo pretenden hacernos sentir, descubriendo sin tapujos y clichés lo que de verdad nos hace sentir cómodos. Ropa de sport, para trabajar, de fiesta o gala, en OneSelf podremos configurar prácticamente todo nuestro armario, y no limitarnos a un sólo estilo o filosofía. Aunque, no nos confundamos, ello requerirá probablemente un breve ejercicio de reflexión y sinceridad por nuestra parte, pero con ayuda de Fabio seguro que no nos supondrá mayor problema.

A lo largo de esta casa encontraremos trajes, chalecos, vaqueros, camisetas o camisas, pero mucho más. Un servicio de sastrería a medida, personalización de sus propias prendas y un sinfín de posibilidades para garantizar que de allí salgamos con nuestro propio estilo. Pero ¿Acaso no es lo que deberíamos hacer todos siempre?

Merece la pena descubrir este hogar de dos plantas repleto de sorpresas y originalidad. Lo encontrarás en el número 1 de la calle Gurtubay, en pleno Barrio de Salamanca madrileño.

www.oneselfspain.es

¡Seguimos con la semana!

Deja un comentario