Nuevo encargo de traje en La Fábrica de Camisas.

Hace un par de meses descubrimos a través de este artículo a La Fábrica de Camisas, un establecimiento que se ha convertido ya en un lugar de referencia para el encargo de prendas de Sastrería Industrial en la capital madrileña.

Sin embargo, había llegado la hora de comprobar de primera mano el servicio que nos ofrecen desde su centro en el número treinta y tres del Paseo de la Habana. Un servicio con una amplio espectro de posibilidades, presupuestos y opciones.

En esta ocasión, el encargado de atenderme fue Giancarlo, que a poco de ponernos al día, ya estábamos configurando los detalles de este nuevo traje. Cierto es que el conocer a la persona que te atiende es una ventaja, pues ya sabe parte de tus gustos, manías y peculiaridades. Así que si bien es interesante probar nuevas sastrerías y servicios, el ser habitual en un establecimiento tiene sus ventajas.

A pesar de las bajas temperaturas que soportamos actualmente en Madrid, para este encargo nos centramos en la Primavera, ya que es para cuando calculamos que estará listo este traje. Esto es un factor importante a tener en cuenta y que muchos pueden obviar. Debemos hacer un ejercicio de abstracción y trasladarnos mentalmente a la situación y climatología del momento real de uso de la prenda. Sólo así conseguiremos configurar una prenda acorde a ello. En este caso yo tenía claro que quería un traje sobrio en detalles y, aunque su color es también muy sencillo, lo cierto es que para muchos puede suponer un reto usar un traje de estas características.

En la imagen sobre estas líneas podéis apreciar la elección de tejido y forro escogidos. Sin duda nada habitual y probablemente llamativa, pero en el fondo creo que elegante y cuidada. El paño escogido pertenece a la serie Royale Mile 1976 Plains de Holland & Sherry, siendo un Super 140´s Lana Merino de 280 gr. Un catálogo con referencias muy interesantes entre las que fue difícil escoger.

Sobre el traje deciros que se tratará de un dos piezas con chaqueta de hilera sencilla de dos botones, solapas amplias y un pantalón sin pinzas, caja alta, cintura limpia, ceñidores laterales y vueltas no demasiado grandes en los bajos. La idea es crear un traje combinable y versátil para Primavera/Verano, en el que además, como suele ocurrir con mis elecciones más sport, se puedan usar sus piezas por separado.

Si bien el color puede pareceros raro y poco veraniego, he de deciros que últimamente he encontrado muchas posibilidades entre los tonos tierra en épocas estivales, y en combinación con tonos más claros como el blanco o celestes resaltan mucho nuestra piel -por aquellas épocas probablemente morena- y con azules marino, burdeos o incluso verdes khaki maridan a la perfección como contrastes más oscuros.

Giancarlo me toma medidas directas para comprobar detalles de patrón y tallaje, pero en el caso de La Fábrica de Camisas el servicio Made To Measure se realiza mediante la prueba de testigos. Y esto me parece muy útil porque es una buena forma de verte puesto el patrón con el que trabajan y hacer sobre él las pertinentes variaciones. Para mi suerte, lo cierto es que comprobé que tanto el patrón de chaquetas como de pantalón me resultaba, en líneas generales, muy favorecedor y acorde. En este punto si os recomiendo siempre que os probéis una talla menos y más de la que os corresponda para comprobar cuál os ajusta mejor en general. Puesto que a veces es incluso mejor ir a una talla menor y anotar las zonas donde sacar medida, que escoger una chaqueta amplia y empezar a ajustar de muchos sitios. No os preocupéis porque la chaqueta no os cierre de cintura u os quede un poco ajustada de pecho, desde mi experiencia con este tipo de procesos suele ser mejor sacar medida que ajustar un patrón.

No os asustéis por el largo de los pantalones que llevo en esta foto, ya que son los del testigo que aunque me encajan muy bien de cintura y cadera, lógicamente de largo y ancho sobran una barbaridad, como cabría esperar. En el caso del pantalón si que no podemos probar el tema de talla arriba y abajo, ya que aquí la que manda es la medida de cintura, sin discusión, a pesar de que podremos variar luego cualquier parámetro.

Con esto daríamos por finalizada esta fase de prueba y encargo con La Fábrica de Camisas, tras ello habría que esperar unas 6 semanas para poder realizar la prueba y ajuste de nuestras prendas. También quería avisaros de que a partir de hoy podréis encargar con ellos trajes a medida desde 350 euros. Es, sin duda, una gran oportunidad.

¡Dejad vuestras dudas y comentarios abajo!

Gracias por leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *