Conocemos a La Fábrica de Camisas.

Desde 2012 La Fábrica de Camisas inició su andadura en el mundo textil a medida frente a un panorama complejo, en plena crisis económica y con una fuerte competencia ya instaurada. ¿Qué ocurrió para que hoy día podamos considerarla todo un referente en la oferta de sastrería y camisería? Simple: Fueron aprendiendo de sus errores.

Algo que parece tan obvio y necesario no es aplicado por la gran mayoría de establecimientos y nuevos negocios. Sin embargo, el proyecto fundado por Emilio Colomina tuvo claro desde el principio que el crecimiento en un sector tan competitivo iba a venir de la mano del análisis y optimización de los procesos, con el fin de ofrecer cada día un mejor servicio y aun más rentable.

A día de hoy La Fábrica ofrece una experiencia integral en su flagship de Paseo de la Habana, 33 (Madrid) en la que puedes salir vestido de los pies a la cabeza tanto en formal como en casual. Aunque su fuerte es, sin duda, la camisería y sastrería industrial, en la que actualmente han invertido tiempo y esfuerzos para conseguir patrones más estudiados y adaptables a casi cualquier fisionomía.

Con una oferta de colección fresca, actual y muy interesante, además de una variedad de tejidos tanto de camisería como sastrería muy extensa, la opción de La Fábrica se antoja nada más conocerles muy apetecible. Si a ello le sumamos el trato de Giancarlo y Ricardo, así como del resto del equipo, descubriremos una experiencia de uso que merece la pena probar.

En colección encontramos un buen número de trajes básicos para quien no disponga del tiempo necesario para disfrutar de sus servicios a medida, así como también prendas testigos para probar su patrón y detalles por si finalmente nos decantamos por dejarnos llevar y personalizar el traje a nuestro gusto.

El trato en lo personal es exquisito, y próximamente probaremos en lo profesional, aunque no me cabe duda de que estará a la altura de las circunstancias ya que, tal y como me comentaron, en este servicio Made To Measure pueden ofrecer un amplio abanico de personalizaciones sobre el patrón base. Pudiendo modificar solapas, hombros, mangas, bolsillos y un sinfín de detalles. Y ya sabéis que eso me gusta, y mucho.

Visitando su tienda nos trasladaremos a un espacio moderno, pero acogedor, cálido pero amplio y versátil. Con espacios intercalados para atender a varios clientes a la vez tanto de camisería como sastrería, son conscientes de su impacto en la oferta actual y se han adaptado para ofrecer el mejor servicio, sin que el manejar grandes volúmenes suponga, a día de hoy, un problema para sus clientes.

Sus servicios no sólo incluyen la atención en su espacio físico sino también la visita a domicilio o centros de trabajo, y cómo no, la venta online de gran parte de su colección actual.

Espero que tras este artículo hayáis podido conocer mejor a esta firma que todavía tiene mucho por ofrecer y que trabaja por seguir creciendo, llegando cada día a más gente.

Debéis estar atentos a partir de mañana y durante el mes de Noviembre a sus Redes Sociales porque tienen preparadas algunas SORPRESAS muy interesantes.

Instagram

Facebook

¡Seguimos con la semana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *