Conociendo un poco mejor a Haberdashers.

Al menos una vez al mes me paso por Haberdashers, y en mi última visita de la semana pasada, no pude pasar la oportunidad de tirar algunas fotos que aunque inicialmente eran para incluirlas en su web y artículo, como se ha hecho esta mañana aquí, he querido aprovechar para mostraros un poco y contaros lo que poco a poco voy conociendo de ellos.
Los que ya los conociéseis antes (Seguro Camporvi hasta hace poco) sabréis que si algo caracteriza a esta empresa, además de ser totalmente familiar, es que hasta ahora el propio cliente podía campar a sus anchas por el taller y comprobar cómo se realizan las camisas cada día.
Con idea de mejorar la atención prestada y optimizar la producción, dentro de poco gracias al nuevo Showroom que están preparando ya no será imprescindible pasearse por el taller, al menos no de manera obligatoria. Pero esto no significa que ellos vayan a cambiar, simplemente se adaptan para poder servirnos a todos mejor.

En Haberdashers nadie es prescindible. Todos saben cuál es su papel y al estar por allí tan solo unos minutos te das cuenta de que dentro de ese aparente descontrol y jaleo, hay un verdadero engranaje que funciona como un reloj suizo.
A nadie se le caen los anillos por arrimar el hombro y ayudar en lo que haga falta. Esto, que algunos pueden ver perfectamente normal, no siempre es así. Y es de agradecer que todo el personal sepa como funciona toda la empresa, ya que ante cualquier imprevisto la capacidad de reacción es mucho mayor.
Arriba podéis ver una prueba de ese orden y minuciosidad de la que os hablaba, en esta remesa de cuellos y entretelas listos para montar.
Por tejidos no será, ya que cuentan con un envidiable catálogo con tejidos de todo tipo de rangos de precios, calidades, estampados y colores. Entre otras marcas podemos encontrar tejidos de Textiber (En vías de extinción), Saint Denis, Canclini, Albini, o Thomas Mason.
Ellos siguen cortando las piezas de cada prenda a mano. Además de crear y guardar un patrón de cada encargo y cliente, para referencias en pedidos posteriores. Cuaquier retoque o modificación que hagamos sobre cualquiera de las camisas queda reflejada en nuestro patrón.

Como ya os avancé en este hilo del foro, aprovechando que estaba por allí decidí encargarme una nueva chaqueta Made To Measure con un tejido en cashmere de Drapers, en un tono azulón liso. Y con ciertos detalles que la harán ser un poco diferente. Ya os mantendré informados.
Abajo vemos una imagen en plena elección de tejidos, barajando los catálogos de Loro Piana y Drapers.

Aunque ya lo he dicho en varias ocasiones, estoy totalmente enganchado a las camisas de Haberdashers. Cada cual nueva que me encargo me gusta más que la anterior. En breve os enseñaré la última que les encargué con cuello button-roll.
Y si una cosa me gusta de estas camisas es el bordado a mano de las iniciales que puedes hacerles (como opción). El otro día estando por allí, pude ver a la bordadora en acción
Bueno, con esto creo que hemos podido conocer a una sastrería que dará mucho que hablar en los próximos meses. ¡Estaros atentos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *