Azul cerámico, Raymond Weil.

Raymond Weil, a pesar de ser una marca suiza de contrastada calidad y servicio técnico, nunca ha terminado de gozar de la admiración del grueso de aficionados al mundo de la relojería. Reconozco que yo he sido el primero en sentir cierto rechazo inicial, claramente injustificado, dicho sea de paso. Sin embargo, cuando hace algunas semanas me reuní con María de Iguana Sell para elegir los próximos productos que mostrar en el Blog, pude ver de cerca la colección actual de esta firma, y ya en las distancias cortas las cosas parecían diferentes a las sensaciones que tenía en mi cabeza.

Ya en casa, cuando pude toquetear, revisar y admirar bien cada detalle de este reloj me dí cuenta al instante que poco tiene que envidiar, al menos este modelo, a marcas de mayor renombre o volumen de ventas.

 Este Freelancer 2760-ST3-5001 es una de las novedades, desde mi punto de vista, más interesantes de la firma -disponible en varias combinaciones y tonos de acabado-. Y eso que la verdad la mayoría de los nuevos modelos son realmente preciosos.

La cerámica, aunque no es para nada nueva, lleva algunos años instaurándose como material imprescindible en toda casa relojera que se precie. Y Raymond Weil parece que no ha querido se menos. En este modelo ha contado con ella tanto para esfera como para el bisel, consiguiendo un conjunto realmente deslumbrante. Y nunca mejor dicho, porque ya sabemos que la cerámica pulida como material una de las características con las que cuenta es con una gran dureza al rayado y un brillo natural sinigual.

Su caja de acero con 42.5 mm de diámetro y 11.8 mm de altura le confieren una estanqueidad hasta 300m bajo el agua. Porque sí, este reloj es todo un diver preparado no sólo para acompañarnos en nuestro día a día más sport sino también para sumergirse en el agua cuando sea necesario. Para ello su brazalete jubilee cuenta con una extensión de buceo que no nos impedirá hacer uso de él en el caso que necesitemos traje de neopreno.

Su fechador situado a las cuatro, su diseño sencillo y limpio, tanto en bisel como esfera, nos recuerda irremediablemente a algunos clásicos de la relojería. Pero su acertada combinación con este brazalete y ese tono azulado, junto con la elección de la cerámica, le dan un aire diferente que le sienta francamente bien.

Descubre más detalles de este y otros relojes de Raymond Weil en Iguana Sell.

¡Seguimos con la semana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *