Review correas de Alligator y Nobuck de JacobStraps.

Los relojes, como pasa en el mundo del motor, son máquinas que aúnan tecnología, tradición y artesanía. Hoy día, con la investigación en nuevos materiales y la búsqueda de diseños innovadores, la artesanía ha quedado relegada al mundo de la correa.
En algunos casos, la correa del reloj puede ser el detalle determinante para que el conjunto sea o no adecuado, se vuelva estridente o simplemente cumpla su función.
Existen varias comunidades de usuarios entorno a determinadas firmas relojeras, como pueden ser Panerai o Audemars Piguet, en las que la correa cobra especial protagonismo. Y no es para menos. Por ello hoy vamos a dedicar este artículo a ese elemento que complementa a nuestros relojes y con el que conseguimos mucho más que sujetarlos a las muñecas…
En concreto, vamos a hablar de un artesano, afincado en La Carolina (Jaen), conocido por todo aquel entendido en la materia: Jacobo de JacobStraps.

Conozco su trabajo desde hace ya algunos años. Hubo una época en la que estuvo muy solicitado ya que era de las pocas personas que mantenía una extraordinaria calidad a un precio justo. Además, puedes pedirle casi lo que quieras que él se adaptará a tus necesidades. Y hoy veremos ejemplo de ello con dos relojes realmente distintos y con ciertas peculiaridades, ambos de la firma IWC (International Watch Company)
En el caso de la correa para el Mark XVI la complejidad técnica no reviste gravedad pues se trata de una correa de medidas estándar para caja de 20 mm entre asas. Sin embargo, tratamos de dar un punto de exclusividad usando piel de Alligator.

El tono que elegí era un marrón entre medio y oscuro, que realmente encaja con el reloj a la perfección. Un reloj que todo hay que decir, es tremendamente polivalente.
En las dos fotografías siguientes podemos ver la vida que tiene esta piel, con los surcos y marcas propias de este réptil. Nada que ver con aquellas correas de vacuno grabadas para imitar esta tipología.

En la imagen bajo estas líneas podemos apreciar el alomado en la parte más próxima a la caja. Detalle que le da mayor presencia a la correa, sin por ello sacrificar ni un ápice de flexibilidad. 
Porque he de decir que ambas correas me han sorprendido gratamente al ser perfectamente cómodas desde el principio, sin necesidad de una doma previa ni nada por el estilo.
El lujado y hasta el último detalle es de una extraordinaria calidad. Recordemos que son hechas íntegramente a mano.
Veamos ahora cómo queda puesta, aunque ya habéis podido ver alguna imagen subida en las redes sociales.. Como comentaba al principio la comodidad es extraordinaria. La correa a la primera puesta se adapta a la perfección.
Jacobo me envió esta fotografía en la que aparece cortando mi correa. En ella podemos ver el minúsculo trozo de piel, factor por el cual estas correas están bastante más cotizadas que las confeccionadas en otras pieles.
Vayamos ahora a por el Ingenieur AMG, un reloj con inspiraciones totalmente deportivas, al que tenía ganas de probar con otras opciones que no fueran el brazalete de titanio o la correa de Kevlar que nos ofrece la marca.
Pues bien, decidimos decantarnos por una piel Nobuck mate en negro, pespunte rojo a juego con el segundero del reloj y forro también en Nobuck y rojo. 
Y el resultado es este…
Esta no es una correa fácil de hacer. Ya que como véis en la imagen sobre estas líneas, la caja hace una forma un tanto peculiar, además de tener un sistema de anclaje también propio de este modelo. Esto obliga a diseñar una pieza interior que se adapte a la forma de la caja. Pero a tenor de la imagen de arriba, Jacobo lo resuelve a la perfección.

Arriba se ve el detalle de la zona del bucle y las dos trabillas, también en nobuck negro. También podemos ver parte de la ejecución del cosido, y el nivel de perfección que consigue en ello Jacobo.

El forro en rojo es el típico detalle que a penas se verá pero que otorga de ese toque personalizado y diferente que a veces buscamos.
Abajo podemos ver detalle de la confección del forro, su cosido interior y las dos trabillas de ajuste.

Un detalle más del forro interior, esta vez inmortalizando la zona interior en la que aparece la marca de JacobStraps. No hay dudas, una vez más, del nivel de acabado, ¿no?

Y ahora sí, vamos a ver cómo queda esta correa puesta en la muñeca y junto al reloj para el que ha sido concebido…

Acentúa claramente la deportividad que ya de por sí goza este reloj.

Esto es todo por el momento, aunque esto de las correas siempre ha enganchado mucho.
Podéis conocer más sobre ellos y ver más trabajos suyos en su web: www.jacobstraps.com. No obstante, quizás en breve tengáis alguna novedad interesante por el Foro, ya que Jacobo no sólo hace correas para relojes.
Por cierto, para el que le interese, el precio de la correa del Ingeniuer AMG en Nobuck es de unos 70 euros, y el modelo en Alligator para el Mark XVI tiene un precio de 130 euros, si no recuerdo mal. Sin duda, precios más que razonables para lo que tenemos entre las manos.

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio