Lazo y Duque, el zapato de Valverde del Camino.

Valverde del Camino es uno de esos pueblos en los que todo el mundo te saluda por la calle aún sin conocerte. Como toda región andaluza, vive sumida en una depresión económica y pesimismo general del que está contagiado gran parte de nuestro país.

Sin embargo, hace un par de días descubrí que parte de una industria no solo sobrevive al temporal, sino que transmite cierto aire optimista y rejuvenecedor que se agradece mucho. Se trata de la fábrica de calzado Lazo y Duque, afincada oficialmente en esta localidad onubense desde 1964, pero que en realidad cuenta en su haber con casi un siglo de historia.

He tenido el gusto de poder visitar sus instalaciones y conocer de primera mano todo el proceso de fabricación, comprobando la alta calidad de sus materiales, y la excelente organización de su proceso productivo.

Fui guiado por Lucía Duque, a la que me gustaría agradecer desde aquí la excelente atención recibida y toda la información prestada.

Como sabéis, aunque he estado bastantes años fuera, soy onubense de nacimiento. En Huelva no hay quien no conozca la gran fama del calzado valverdeño. Pero yo siempre los había relacionado con mundo campero y ecuestre.

¡ Hoy descubriremos que hay mucho más detrás de todo esto !

Botos, botas y botines es lo que siempre venía a mi mente al pensar en esta industria, pero hará cuestión de un año descubrí por casualidad el zapato para polainas. Me sorprendió encontrar en él cierto estilo elegante y, a pesar de seguir teniendo reminiscencias camperas, se acercaba mucho más a mi ideal de zapato para el día a día.

Gracias a esto empecé a fijarme con más detalle y mi cabeza empezó a pensar en cómo podría conocer mejor todo este mundo que tenía tan cerca. Y hace cuestión de unas semanas, aprovechando mi reciente traslado a Huelva, decidí ponerme en contacto con uno de los fabricantes de calzado. Así fue cómo di con Lucía, y quedamos para visitar todas sus instalaciones.
Como es lógico, días antes estuve informándome y preparando mi visita, para que fuera lo más productiva posible. Pero mis esquemas se rompieron por completo nada más entrar allí!
No lo podía creer. Una de las más importantes dudas que me rondaba la cabeza era saber si pensaban salir del mundo campero para llegar a zapatos más urbanos. Pero mi alegría fue mayúscula al descubrir expuestos dos preciosos Oxford, unos en piel negra y otros en una preciosa piel marrón y puntera decorada.
Ambos zapatos destilaban calidad en todos sus detalles. El forro interior, la suela, la perfección en las costuras, la geometría equilibrada de su diseño… Sinceramente me parecía estar delante de unos magníficos zapatos de un fabricante británico de renombre. Y no, eran unos zapatos de Valverde!
Pero esta no sería la única sorpresa que me deparaba mi visita…
Una vez pude salir de mi asombro, nos sentamos y estuvimos charlando sobre los orígenes de la empresa, el estado del sector y en particular de la situación de Lazo y Duque. 
Decir que actualmente les va muy bien con su tienda online (wwww.valverdebotas.com), y que casi un 50 % de sus ventas totales son para distribuidores y particulares extranjeros. Reino Unido, Francia o Dinamarca son solo algunos de los que actualmente reclaman sus zapatos.
Si hace unos años su modelo superventas era el boto rociero, con el aumento de la demanda en el extranjero, ahora son otros modelos de botas los que tienen más seguidores.
Como dato curioso decir que Kate Middleton, esposa del príncipe Guillermo de inglaterra, da nombre a uno de los modelos con mayor éxito en la actualidad, por aparecer en varias fotos con unos de estos modelos.

 

 

Tras conocer algunos datos curiosos y resolver mis dudas iniciales, nos disponemos a conocer los entresijos de la fábrica, es entonces cuando me siento como el niño que va de excursión a la fábrica de caramelos!
A continuación, trataré de resumiros las diferentes fases que, en general, conforman la fabricación de estos zapatos y botas
Comenzamos yéndonos a la primera parada de la pequeña cadena de producción, la zona de las pieles. En ella podemos encontrar una gran variedad de tipos de piel, desde ternera, hasta serraje, pasando por boxcalf, y en algunos casos con posibilidad de teñidos de colores muy dispares.

 

Después pasamos a la zona de corte. En la cual, dependiendo del modelo, este se realiza a mano o con la ayuda de troqueles, pero como vemos no se pierde ese aura tradicional que envuelve la zona de trabajo.

 

 

De esta fase se obtienen las distintas piezas de piel que forman el calzado, según modelo y tipo, que son cuidadosamente clasificadas para posteriores fases.

 

 
 

A la vez que se cortan las piezas, en algunos casos, también son marcadas las costuras, para posteriormente ser cosidas las partes entre sí. Aunque dependiendo del modelo, a veces se realiza una fase previa de modelado de la piel, para que adopte determinada forma.

 

 

 
 

A continuación vemos varias piezas de botas y zapatos ya preparadas con detalles y decorados realizados.

 

 

 

 
 

En el siguiente proceso se le da forma al contorno de toda la suela, para preparar su cosido, de esta manera ya nos acercamos más a la forma y diseño final del zapato.

 

 

 
 

Aquí podemos ver más detalles de este laborioso proceso, y los distintos elementos que componen el interior del calzado, aportándole rigidez, confort y durabilidad. 

 

 

 
 

En el siguiente proceso se cose una tira en todo el perímetro de la suela a la que posteriormente se le coserá la suela final. Esta es una de las peculiaridades de este procedimiento, que garantiza un mayor refuerzo y resistencia a la unión suela-zapato.

 

 
 

Antes de coser la suela final, un operario rellena la entresuela con una pasta de corcho y resina, lo que le conferirá al zapato comodidad y aislamiento.

 

 
 

Aquí podemos ver las suelas ya rellenas de dicha pasta y listas para el cosido de la suela final.

 

 
 

A continuación vemos las suelas de piel que serán cosidas y recortadas según la talla. Eso sí, la piel de éstas es más gruesa y resistente que la usada para el cuerpo del calzado.

 

 

 
 

Ya nos queda poco para terminar, y el siguiente paso es pulir y aplicar un barniz sobre la suela para darle un aspecto más lustroso y cuidado.

 

 
 

Por último, se le añade el tacón y podemos decir que el zapato está prácticamente listo para ser usado.

 

 

 
 

Creo que con este resumen, bastante gráfico, os podéis hacer una idea del proceso general de fabricación de sus calzados según esta fábrica. Al procedimiento realizado se le conoce con el nombre de cosido Good YearEmpalmillado.
Esta visita guiada también nos ayuda a darnos cuenta del nivel de calidad de este tipo de calzados y la artesanía que todavía exige gran parte de su fabricación. Recordemos que esta fábrica no cuenta con más de una veintena de empleados. Todos ellos, por lo que pude observar, con labores muy especializadas, con lo que se consigue gran calidad de acabados.
Además, una actitud que me gustó mucho en ellos es que están abiertos a encargos y producciones específicas, ejemplo de ello es el pequeño almacén que tienen con algunos encargos un tanto peculiares y variopintos, con pieles exóticas o colores llamativos.
Como os adelantaba al principio, mi encuentro con aquellos preciosos Oxford no iba a ser la única sorpresa del día…
En un momento de la visita, Lucía decidió enseñarme algunos nuevos modelos en los que estaban trabajando y de los que sólo tenían una unidad, entre los que se encontraban los Oxford del principio. La gran mayoría de estos modelos eran botas de mujer, pero quedé nuevamente sorprendido con la calidad y originalidad de la que hacían gala.
Sin duda, la orientación que parece tomar esta empresa es, para mí, la adecuada. Con diseños realmente preciosos, mezcla de pieles y colores. En definitiva modelos que se alejan del mundo ecuestre y se aproximan a la vertiente más urbanita.

 

Aquí podéis ver algunas de las botas de mujer de las que os hablo. Combinando cierres de hebilla y cremallera que aportan un estilo moderno pero con reminiscencias tradicionales, y alternando distintas pieles como el boxcalf y el serraje en colores muy elegantes.

 

 

 

 

 

De la siguiente bota me fastidia tener una sola foto (y no demasiado buena) porque era un modelo realmente precioso. Realizado enteramente en piel de ternera y con un precioso brogueado en la puntera hacen de ella una bota muy polivalente.

 

 
 

Sin duda, lo que más me gusta de esta nueva línea son las formas redondeadas y proporcionales. Nada de puntas cuadradas y largos empeines en busca de una extrema modernidad pasajera. 
Estos diseños consiguen una perfecta relación entre lo tradicional, las líneas puras y sencillas y el cuidado de cada detalle, obteniendo un producto singular y realmente atractivo a la vista de cualquiera.
Si a esto le sumamos la enorme calidad que destilan nada más tenerlas en las manos, y sus precios realmente contenidos en base a su calidad.
Para terminar decir que me encantó poder conocer un poco más de esta industria desde cerca y sobre todo comprobar que no solo en Italia y Reino Unido hay buenos zapatos de piel.
Espero que este paseo os haya gustado tanto como a mi.



Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

0 comentarios en “Lazo y Duque, el zapato de Valverde del Camino.”

  1. Desde Lazo y Duque y muy especialmente desde nuestra tienda online http://www.valverdebotas.com queremos agradecer este artículo. Este paseo, por nuestras instalaciones fue una estupenda experiencia. Estamos encantados de poder mostrar nuestras instalaciones, nuestro proceso productivo, y por supuesto nuestros artículos. Gracias.

  2. Buen post, me ha encantado, primero por el artículo, que se ve que has trabajado a conciencia y lo has documentado muy bien, y segundo, porque precisamente yo tengo unas botas camperas valverde del camino marrones preciosas, de las que estoy enamorado, no las utilizo para el campo sino para ciudad ,en días lluviosos o de mucho frío (vamos, que viviendo en Pontevedra las utilizo muchísimo), aunque las utilizo con vaqueros y no se puede apreciar toda la belleza de la bota, pero me encantan.
    Felicidades por el artículo, un saludo

  3. Hola, extraordinario articulo, me ha encantado, tanto que ya me he comprado unos zapatos en su web, el modelo que llaman Milán, zapatos con una hebilla, con suela parece de cuero, tienen muy buena pinta y muy bien de precio, esperare que las novedades que nos has presentado en oxfords los coloquen en su web, ya que tienen una presencia estupenda, me encanta este blog, y me gustaría poder sugerir mas colores de camisas, ya se que te gusta el azul", felicidades por el blog

  4. Hola.

    Me alegro de que te hayan gustado tanto que hayas decidido comprarles unos zapatos. El modelo Milán es realmente bonito, y en un color claro un tanto atípico, pero precioso para un uso sport.

    Enhorabuena y ya nos contarás cómo te van.

    Siempre trato de usar más colores de camisa, pero no lo puedo evitar! Las camisas de color azul son superiores a mi!

    Saludos.
    Salva

  5. Hola, ya recibí los zapatos, la calidad y acabados es muy buena, es un zapato de calidad, nada que ver con algunos que se ven por ahí, además las preguntas que realice por email, sobre tallaje y color, me las respondieron con gran amabilidad y el resultado ha sido perfecto, saludos.

  6. Yo también te felicito por el detalle del reportaje y lo interesante de poder ver el paso a paso de la construcción explicado de manera muy amena. Seguro que tendré en cuenta esta casa para futuros zapatos!

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio