Encargos de Otoño en Sastrería Langa.

Si algo estoy aprendiendo del mundo de la sastrería es que cuanta menos prisas tenga un encargo mucho mejor. Sobre todo si de verdad pretendes disfrutar de todo el proceso que conlleva.
Por eso aproveché mi última visita a Madrid esta semana para realizar algunos encargos de cara a este Otoño/Invierno que en breve se instalará en nuestras vidas.
La experiencia Made To Measure en Sastrería Langa resultó ser tan gratificante que no pude evitar hacer un nuevo encargo a través del nuevo servicio que desde esta sastrería artesanal se ofrece a sus clientes. Lo bueno y cómodo de esto es que ya tienen mis medidas y patrones, con lo que el proceso de encargo se simplifica bastante. Además de la ventaja que supone que, a pesar de que el proceso sea más industrial, el profesional a cargo de las pruebas y medidas sea un verdadero sastre.
En esta primera toma de contacto lo único que hicimos fue elegir, entre los dos, el tejido protagonista para esta nueva prenda que será un traje de dos piezas.
Ya sabéis de mi afición por los trajes de sport polivalentes, que por mi forma de vestir y en el entorno que me muevo tienen quizás más sentido que otras opciones más formales. Pues bien, en esta ocasión, la idea era optar por un tejido en una tonalidad entre caldera y calabaza oscuro. Además me apetecía probar con tejidos 100% lana tipo Gabardina, ya que su tacto y aspecto es muy similar al algodón, pero con ciertos aspectos diferentes que ya descubriremos.
El elegido fue esa muestra que podéis ver en el catálogo de Carnet junto a mi mano izquierda en la siguiente imagen.
Como podéis apreciar es una tonalidad claramente otoñal, perfecta para la luz típica de dicha época. Se trata, además, de un tejido liso que nos dará pie a jugar con esos detalles que tanto me gustan como los picados sobretensados, ojales, bolsillos de parche, pinzas…
¿Porqué?
En un tejido de estas características al no contar con una trama más o menos regular, ya sea por la propia estructura del tejido o por el dibujo que componga, cualquier alteración en la superficie lisa del tejido queda expuesta a nuestra vista. Mientras que esto para algunos podría resultar todo un engorro, en mi caso pienso que es todo lo contrario.
Mi idea para este traje es, una vez más, llevar al límite al sistema Made To Measure tanto en detalles de hechura como en detalles de confección, y de esta forma seguir investigando sobre todas aquellas posibilidades que nos ofrecen este tipo de servicios.

Es por ello que decidí llevarme los deberes a casa y acordé con Joaquín que ya le haría saber todos los detalles para esta nueva creación. Así que estoy en modo reflexión para conseguir exactamente lo que busco en este traje: Un punto sport con ciertos matices de atrevimiento.
Huelga decir que con Joaquín Fernández Prats eso no es un problema en absoluto. Por cierto, una vez más todo el equipo de Sastrería Langa me hizo sentir como si fuera de la casa.
¿Conseguiremos nuestro objetivo?
Pronto lo sabremos…





Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio