El Blucher de Asthon & Allen, ese zapato en tierra de nadie.

Tras un respiro necesario y reconfortante, volvemos al trabajo en SinAbrochar, con ganas de ofrecer mucho más cada día. Y lo hacemos con uno de los artículos que más os gustan. Las reviews, esos reportajes en los que trato de contar mi visión más personal del producto o servicio en cuestión.
Reconozco que siempre he tenido cierta animadversión hacia los blucher/derby. De esas manías que no puedes justificar pero que realmente tienes. Por su construcción y tipología me parecían un zapato en tierra de nadie, sin un lugar claro en el armario. Pero todo armario evoluciona y poco a poco, al menos en mi caso, ha ido cobrando sentido la inclusión de este tipo de modelos en mi zapatero.
Hasta no hace mucho no sabía cómo vestir este zapato. No terminaba de verlos con traje pero tampoco me encajaba con chinos. Sin embargo, ahora que llevo los chinos con vuelta en los bajos y hechuras algo más ajustadas, si que empiezo a ver hueco a este tipo de zapatos con este tipo de combinaciones más sport.
Hace poco vi este modelo en Roig -o Rois- en color burdeos de Asthon & Allen en Zapaterías Estellés y no pude evitar llevármelos. Su color discreto pero diferente a los distintos tonos de marrones que cubren prácticamente todo mi zapatero, hicieron que me decantase por ellos. Sin embargo, lo que terminó por convencerme fue esa horma tan equilibrada y cómoda que encontré cuando me los calcé.

La construcción de este zapato es Blake sobre suela de cuero, rematada con una inserción de goma para garantizar un mejor agarre, como podemos ver en la imagen bajo estas líneas.
Arriba podemos ver la terminación del talón, con un refuerzo cosido de forma simétrica. Un diseño sencillo propio de la naturaleza de este zapato.
El Roig -o Rois- es una piel rectificada a la que se le aplica un tratamiento para darle ese aspecto con brillo y viveza. Esto tiene una serie de ventajas, como su gran resistencia a la lluvia (por la inalterabilidad propia de esta piel), pero también tiene sus desventajas, como la menor transpiración (por el cierre del poro debido al tratamiento) así como el marcado de la dobleces iniciales. Detalle que en un zapato formal supondría claramente un desastre, pero si entendemos este zapato como lo que es, es decir, un zapato informal, esas arrugas permanentes pueden ser darle un toque interesante. Sin pretender comparaciones imposibles, es algo parecido a lo que le sucede al cordovan.
Como os comentaba antes, puesto es un zapato realmente favorecedor y atractivo, además de cómodo. Como podéis ver, queda realmente bien con estos chinos de color beige claro, incluso sin calcetines -sé que algunos jamás lo haríais-.
Pero también me los imagino perfectamente con unos pantalones grises, una blazer azul marino y una camisa azul claro, en ese típico look arreglado pero informal.
Sin duda, por un precio de 89,90 euros son una opción más que interesante a tener en cuenta si lo que buscamos son un zapato polivalente y a medio camino entre lo formal y sport.
Las imágenes de este artículo fueron tomadas en lo que en Huelva se conoce como el Muelle del Tinto -a pesar de estar ubicado en el Río Odiel- que data de 1876, y es una de las pequeñas joyas de esta ciudad que me vió nacer.
¡Feliz Martes!





Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio