Creo que no entiendo de zapatos.

 No seré el primero que diga que inevitablemente la mala elección de los zapatos puede arruinar la mejor de las vestimentas.


En esta ocasión, no podré evitar la crítica hacia la nefasta tendencia, que en los últimos años, parece que está inmersa el mundo de los zapatos. Me refiero a la moda de los zapatos alargados y estrechos hasta límites que rayan, según mi punto de vista, lo parodiable.

Tenía la creencia de que los pies, o en este caso los zapatos, deberían tener el tamaño justo para no destacar en exceso dentro del conjunto de nuestra vestimenta y, si acaso, enfatizar en forma de colores o pieles más singulares. 


Pero con las últimas tendencias pasa todo lo contrario, se le da protagonismo en forma de empeines extravagantes  y formas anómalas, rompiendo totalmente con el resto de look y sin conseguir más beneficio que el de llamar la atención gratuitamente.


Cualquier amante de la moda que se precie sabe valorar unos buenos zapatos, o al menos así debería de ser. Pero una vez más, nos vemos atados a las directrices de grandes grupos textiles que no siempre toman tendencias acertadas, como hemos visto en este caso. La otra alternativa sería acudir al artesano zapatero y confeccionarnos un zapato a medida, trabajo que podría suponernos varios cientos de euros. Eso sí, pienso que es una apuesta segura y rentable a largo plazo, dado que unos zapatos bespoke con el uso adecuado pueden durarnos hasta un par de décadas. Algo impensable para la mayoría de los zapatos que pueblan nuestros armarios.


Tipos de zapatos hay muchos, pero como casi siempre en temas de moda podemos distinguirlos en dos grandes grupos: Zapatos de vestir y Zapatos de Sport.


En este punto muchos tenemos conceptos equivocados por ello vamos a tratar de aclarar algunos errores comunes mientras explicamos la tipología.


Muchos tenemos la creencia de que el mocasín Penny es propio del atuendo formal, pero fue concebido como un zapato de sport, por lo que puede ser perfecto para una mañana ociosa de sábado o una salida nocturna distendida, pero nunca para un evento o celebración que requiera etiqueta.

La teoría reza que para una situación realmente formal el único zapato admitido ha de ser uno de cordones. Existen muchas variantes de un mismo concepto, con puntas decoradas (Barcroft), con punta lisa (Oxford), sin punta remarcada (Balmoral), con todas las costuras decoradas (Brogue y semi Brogue), o el más informal (Full-Brogue).

 

 

 

Estos zapatos son generalmente negros, pero pudiéramos encontrarlos también en distintos tonos de marrón o burdeos.


Tenemos zapatos de un corte más sport, pero siguiendo con cierto estilo formal, como son los mocasines Tassel, preciosos en ante, o el Monkstrap, característico por llevar una o dos hebillas como sistema de ajuste.

 

 

 

Más allá de estos clásicos podemos encontrarnos también con semi-botas, ya sean en piel lisa o ante, mocasines de suela de goma o de botones, alpargatas, slippers y demás zapatos de corte sport.

 

 

 

 

No podía olvidarme de los famosos zapatos náuticos, que mucha gente de forma incorrecta usa para casi todo, pero que en realidad son zapatos totalmente deportivos y para el uso exclusivamente ocioso. Además, este año parece que se van a poner de moda los náuticos de colores atrevidos. Algo que me agrada bastante pues siempre me han parecido preciosos unos azul marino o rojos.

 

 

Como ya comentamos en otra ocasión, es importantísimo la elección de los calcetines (en el caso de llevarlos), siendo la regla correcta seleccionarlos de un color similar a los zapatos y que armonice con el color de los pantalones.

Otra regla de oro es llevar siempre calcetines largos para que en ninguna circunstancia se nos vea la pierna ya sea al sentarnos o agacharnos.

Para terminar diré que bajo mi punto de vista los zapatos que no deben faltar en nuestro armario son:

  • Oxford negro, para las ocasiones especiales.

  • Semi-Brogue en piel lisa o ante marrón para el día a día.

  • Mocasin Penny en color caramelo o burdeos para los fines de semana.

  • Mocasin Tassel en ante marrón o piel lisa burdeos para ir algo más arreglado pero de sport.

  • Oxford ante marrón también para el día a día.

  • Un par de mocasines de suela de goma para los días de verano.

  • Otro par de comodísimas alpargatas para la playa en colores y estampados llamativos.

  • Alguna zapatilla deportiva de tela y suela de goma.

  • Unos náuticos marrones y otros rojos para esta época estival.




Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

5 comentarios en “Creo que no entiendo de zapatos.”

  1. Hablando de zapatos, no se puede pasar por alto el cambio en las tendencias. Tengo familia en Milán y viajo de vez en cuando allí. Nunca deja de sorprenderme el atrevimiento y vanguardia de la moda italiana. Me maravilla la naturalidad con que llevan las Hogan tanto mujeres y hombres con atuendo serio de trabajo, impensable verlo en España. En una oficina te mirarían como si fueras un paleto chalado.

  2. Efectivamente! Estuve en Roma hace algunos meses y me llamó la atención la cantidad de personas que llevaban unas Hogan en sus pies.

    El estilo de zapatillas me gusta mucho, me parecen muy similares a las New Balance, y sus posibilidades tambien son muy similares. Pero personalmente prefiero estas últimas, ya que las Hogan tienen una suela demasiado alta para mi gusto.

    Saludos
    Salva

  3. La verdad es que el modelo Hogan Interactive son las de cuña y suela gorda y las más vendidas. Las más planas estilo NB las tienen preciosas, pero es un calzado caro que ronda los 300 EUR. Bueno caro según se mire, porque caro o barato depende… tienen una calidad de fabricación exquisita y unos materiales de primera. Mi mujer es Hogan adicta y ya tiene 4 pares!!! La verdad es que viste muy muy bien con mucho estilo y todo le queda bien. Pero en mujer lo veo como más normal. En hombre me sigue chocando ese calzado alto como dices.
    Por cierto, un descubrimiento tu blog. felicidades por él!!! Supongo que conoceras muy bien Sartorialist, otro indispensable.
    Me alegro haberlo encontrado para aprender. Hay muchas cosas que ignoro y de caballero no hay mucho donde bucear.

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio