Analizando cuellos largos y altos.

Llevo tiempo recopilando fotos de cuellos altos y largos, porque la verdad es que si bien antes los desechaba por completo, cada vez más los veo como una opción a considerar.. 
 El otro día en el Foro en el hilo de La imagen que representa nuestro estilo vimos como Jacopo Morelli (Aquí) parece ser un gran fan de este tipo de cuellos cerrados y alargados.  Me fijé que en algunas ocasiones le quedan algo ridículos y casi forzados, como si el cuello fuera postizo. Creo que en parte debe ser por la excesiva rigidez del propio cuello que no se adapta bien a los movimientos. 
Pues bien, tirando de hemeroteca traté de analizar el cuello, y casualmente hoy en Tumblr me encuentro con esta imagen…

 

 

He llegado a la conclusión de que este cuello queda mucho mejor si levantamos su posición central -en donde va alojado el nudo- ya que no produce ese efecto de caída, que hace para mi gusto que parezca ridículo en ciertas ocasiones. Por tanto creo que hay que usar un pie de cuello algo más alto y rígido de lo normal y en la tapeta del cuello seguramente nos demande poner dos botones. Y en el caso del cuello yo usuaría una entretela más liviana, de esta manera estaremos consiguiendo levantar el cuello de forma natural y tendrá una caída mucho mejor. 

 

Por otro lado, una vez más en contra de lo que inicialmente todos teníamos en mente -yo el primero- este cuello vuelve a gustarme más con botones (ocultos o vistos) y en un entorno algo más informal, pero siempre con corbata. A mi parecer los botones ayudan a que un cuello tan largo no se mueva en exceso y produzca efectos extraños.

 

Este tipo de cuellos podréis encontrarlos en sastrerías algo más trasgresoras como Zaremba, de donde he elegido la foto.

 

Vosotros qué opináis.. ¿Os atrevéis con este cuello?

 


 


Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde SinAbrochar

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio