Tour Sastrerías por Madrid (Capitulo 1).

Tras el recorrido por algunas de las referencias más conocidas de Madrid, toca reflexionar sobre todo lo aprendido y compartir con vosotros esta experiencia de primer acercamiento al panorama actual de la sastrería y buen vestir.
Tengo que adelantaros que todos y cada uno de los sitios visitados me han resultado interesantes porque aportan distintas visiones y aspectos diferenciados entre sí, pero perfectamente compatibles.
El sábado pasado mientras, ya de forma relajada, me dediqué a pasear y 
disfrutar un poco de Madrid, traté de hacer balance de todo lo vivido y responder a la pregunta: Vale, ¿Con cuál te quedas de todos?

Y la respuesta la tuve clara desde el primer momento: ¡Con todos! Pensaréis que soy demasiado cumplido y que no quiero quedar mal con nadie, pero no sé si es que la elección de los establecimientos fue bastante acertada o simplemente ha sido casualidad, pero creo fielmente que todos y cada uno de ellos ofrecen soluciones viables para distintos tipos de clientes y por ello creo que todos aportan algo bueno a esta industria cada vez más competitiva.
Algo que también he notado es que si bien hace unos años -y todavía alguno a día de hoy- se amparaba bajo el paraguas de la palabra Sastrería, aunque el título le quedara demasiado grande, quizás por dar cierto caché a su negocio. Hoy nos encontramos con que muchos profesionales del sector no tienen reparos en hablarnos de medida industrial y sastrería artesanal como lo que son, dos conceptos totalmente distintos. Parece que los años de informaciones a medias y enturbiado panorama poco a poco llegan a su fin, o eso parece.
Esto último me parece muy positivo, ya que la honestidad debe ser siempre uno de los valores con los que se cimiente la relación con el cliente.
Comencemos…
El primer día, nada más bajar del AVE, nos dirigimos a Sastrería Langa. Allí nos esperaba en un primer momento Joaquín Fernández Prats.
Estuvimos conversando con él sobre la importancia -o no- de los picados de las solapas de una chaqueta, o sobre el casado de las líneas de un tejido a la hora del corte.
La hora y media que estuvimos allí resultó ser bastante instructiva, sobre todo porque pudimos conocer de primera mano a las personas que hay detrás de este negocio. Joaquín nos presentó a Mariano Langa, dueño y camisero.
No pude evitar expresarle mi admiración por la magnífica atención que nos estaba prestando, ya que se molestó personalmente en explicarnos algunos de los detalles de una de las camisas a medida que tenía por allí…
A continuación podemos ver algunos detalles de esta camisa…
El precio de las camisas del maestro Langa superan los 200 euros, pero he de reconocer que en directo puedes comprobar cada una de las razones por las que los valen.
Durante un rato en el que llegó un cliente para una prueba, pudimos campar libremente por toda la tienda. El establecimiento es tal y como han sido las sastrerías toda la vida, coon abundancia de maderas nobles y esas reminiscencias clásicas en cada rincón. Sin embargo, a pesar de su clasicismo descubrimos las ganas por renovarse y adaptarse a los tiempos que corren.
Con esta primera parada pudimos descubrir a una sastrería, Langa, que sabe hacer las cosas a la antigua usanza, pero que tampoco pretende pasar al ostracismo típico de este gremio. Prueba de ello son ya los varios eventos acontecidos por allí y los que quedan por venir, así como las colaboraciones con blogs y revistas.
En este establecimiento no encontraremos los mejores precios del mercado, pero porque tampoco encontraremos lo mismo que nos ofrecen otros. Nos encontramos con un perfecto tándem formado por Joaquín y Mariano, entre las más tradicionales artes y experiencia junto con el arrojo y las ganas. ¿Qué más se puede pedir?
Nos hubiéramos quedado con ellos toda la mañana porque precisamente no nos estábamos aburriendo en absoluto. Pero teníamos una cita con Absolute Bespoke a la que ya nos estábamos retrasando…
Llegamos a la dirección que nos facilitaron para conocer su Loft
Allí nos encontramos a Jaime, Tomas, y Borja que nos reciben como si fuéramos amigos de toda la vida. Estos tres chicos son los artífices de todo esto, y nos lo cuentan con todo detalle.
Su filosofía no es sólo estar allí donde está el cliente, sino hacer que el cliente que les visita se sienta como en casa. Y creedme que lo consiguen.
Tomar medidas mientras desayunas con vistas a la piscina, o elegir tejidos y patrones tomando un aperitivo en su loft, son los detalles que hacen que sientas que estás entre amigos.
Reconozco que íbamos a la cita con ciertas reservas, ya que uno se hace una imagen de ellos viendo campañas como la de Contraband o la gran difusión de su estilo entre revistas y Blogs, y sinceramente piensas que pueden tener la autoestima demasiado subida…
!Nada más lejos de la realidad!
Son muy cercanos y agradables en el trato. Pero vamos a lo que interesa… ¿Qué ofrece Absolute Bespoke?
Personalmente yo ya salí de allí con esta idea en la cabeza, pero tras pasar el fin de semana visitando bastantes sitios relacionados con este mundo, pude comprobar mi teoría: Absolute Bespoke nos ofrece diferencia.
Esto puede sonar a tópico de ventas pero siendo franco con ellos las cosas son realmente distintas. Para empezar, para bien o mal, carecen de una tienda o escaparate en una céntrica calle de la ciudad. Sin embargo, esto no ha sido óbice para que muchos ya conozcamos sus productos, gracias al ejemplar uso de las redes sociales.
Podemos decir que Absolute Bespoke es una empresa de nuestro tiempo que nace a través de los medios de nuestra era.
Ellos huyen de la palabra sastrería, y se esfuerzan en explicarnos que esto es más un estilo de vida que cualquier otra cosa. Allá donde van saben venderse y saben transmitir el espíritu que les diferencia.
A las consideraciones generales, como son la calidad, confección, atención al cliente y personalización, debemos sumar una de las grandes bazas de esta empresa: Su diseño.
No encontramos nada en España que se le parezca al Patrón T de Absolute Bespoke. Solapas extremadamente anchas y poco armadas terminadas en pico o coronas pronunciadas en los hombros son algunos de los detalles de este patrón y que ellos han sabido reunir en sus prendas.
A ello también hay que sumarle una gran selección de corbatas que definen su estilo sobrio pero elegante y divertido.
También hicieron hincapié en su cuidado por los detalles, como el packaging de las nuevas corbatas, o la forma de T del ojal de su patrón estrella.
Un tema que les hice llegar y que creo que siempre preocupa a todos, al menos inicialmente, es el precio. Y os puedo decir que están en un precio medio muy bueno, pero tampoco son baratos. Lógico por otra parte, ya que aunque reconocen no ser sastres si nos dejaron claro que son ellos quienes diseñan las prendas y buscan el patrón más acorde a cada cliente, en definitiva son diseñadores, y esto inevitable tiene un precio.
Pero os animo a que si buscáis algo distinto les llaméis y conozcáis porque os llevaréis una grata sorpresa en todos los sentidos.
También nos comentaron que están algo obsesionados con poder ofrecer tejidos exclusivos ya no solo para la confección exterior de sus prendas, si no también para los forros y partes menos vistas. Con esto no sólo me refiero a que trabajan con las mejores casas de tejidos, sino a que también pugnan constantemente por conseguir tejidos propios.
Lo dicho, merece la pena conocerles un poco mejor. Estoy seguro de que no os defraudarán.
Llega a su fin este primer capítulo sobre el Tour Sastrerías por Madrid, pero tranquilos porque esta misma semana tendréis la continuación del siguiente capítulo.
¡Espero que estéis disfrutando!
Cualquier comentario nos vemos en la versión para el Foro. (Pulsa aquí)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *