Toni Llobera Barceló, un zapato diferente.

Que en Mallorca se fabrican algunos de los mejores zapatos de España, no es ningún secreto. Y más concretamente en Inca, pequeña región balear conocida por su estrecha relación con el mundo peletero, cuna de firmas de reconocido prestigio a nivel internacional. Por tanto, la marca que hoy os presento, TLB Mallorca, no puede tener mejor carta de presentación. Una firma nueva, sí, creada por Toni Llobera Barceló, al que le respaldan dos generaciones dedicadas a esta industria.

Hoy conoceremos lo que nos ofrecen a través de la revisión de uno de sus zapatos de catálogo. En concreto un Blucher Noruego llamado Dylan. Todo un clásico renovado por una horma de nombre Howard de ancho F con formas más estilizadas y alargadas, pero que nos ofrece un nivel de confort extraordinario. Porque si algo tengo que destacar de estos zapatos es que nada más calzarlos notas una gran comodidad. Fruto probablemente de su flexible piel vacuno de tipo Crust -que ellos han llamado Old England– tintada a mano una vez el zapato ha sido confeccionado. Y hay que destacar que la construcción de este calzado se realiza mediante suela Goodyear, es decir, una de las soluciones más recomendables cuando buscamos durabilidad y calidad en un calzado, consistente en la doble costura entre palmilla y suela mediante la vira. Proceso realizado por la máquina que le da nombre, por tanto un proceso mecanizado, eso sí, pero reconocido a nivel mundial como una de las mejores construcciones para zapatos.

Este modelo nos transmite calidad desde el mismo momento en el que lo sacamos de la caja, cuando podemos observar la ejecución de sus costuras, la pulcritud del corte de sus piezas, la construcción de su forro interior, y un largo etcétera de detalles que nos demuestran que estamos ante un zapato de gran empaque y calidad.

Observemos a continuación los detalles que os mencionaba anteriormente. En fotos no se puede apreciar pero la flexibilidad de la piel es mayúscula y fácilmente reconocible con sólo tocarla, con un poro natural que absorbe muy bien la arruga producida al caminar. El tintado a mano de la misma es sorprendente, puesto que a pesar de avisarlo en las especificaciones del producto, a penas encontramos variaciones de tonalidad entre las partes del zapato, consiguiendo un color homogéneo y muy elegante.

Su color entre marrón chocolate y marrón medio me parece muy acertado, puesto que le otorga mayor polivalencia a la hora de combinar aumentando así sus posibilidades frente a diferentes looks.

Reconozco que inicialmente la horma me pareció un tanto alargada para mi gusto, e incluso pensé que la talla me quedaría grande. Sin embargo, al probarlos comprobé tanto su confort como que estéticamente resultaban ser realmente favorecedores.

Me sorprendió descubrir una suela completa de caucho como resultado final de la misma, aunque indudablemente pisamos, como se suele decir, sobre cuero ya que el primer estrato es efectivamente una suela de piel. Me gusta mucho esta solución ya que la veo más práctica y cómoda que el acabado final en piel, y lo cierto es que esta suela de goma en concreto me ha parecido muy elegante y bien acabada. Por lo que no resta ni un ápice de elegancia al zapato.

Como podéis observar, y ya os adelantaba antes, su calce es favorecedor y muy confortable. Interesante para combinar sobre todo en un ámbito más informal pero puede llegar a ser incluido en algún look con traje no demasiado oscuro, aunque como podéis ver con unos vaqueros hacen buena pareja.

El precio de este modelo en concreto es de 365 euros, incluyendo envío. Podéis descubrir más variedad y diferentes diseños en su web:

www.tlbmallorca.com

¡Seguimos con la semana!