Sobre la Iso E Super, Molecule 01 y el concepto de perfumería

Dicen, y con razón, que la perfumería es un mundo complejo. El perfumista, valiéndose de su sensibilidad y a través de una suerte de orfebrería olfativa, ha de poner orden en el caos, encadenando armónicamente una amalgama de aromas, tanto sintéticos (la mayoría) como naturales, capturados previamente en forma de aceites esenciales y disponiéndolos en una estructura palmaria: notas de base, medias y de salida, así como en una concentración en alcohol que les dé cuerpo. Este collage olfativo vendrá ineluctablemente empapado del estilo del autor, pudiendo así reconocer la piedra de toque del estilo de las narices célebres hasta en el proyecto más comercial que emprendan, ya sea en la elegancia constructiva de las creaciones de Francis Kurkdjian, en la fuerza y el atrevimiento italiano de Alessandro Gualtieri o bien en el ADN de Olivier Polge, con su famosa nota de iris en la perfumería masculina.

A partir de una idea general y de unas notas seleccionadas gravitando alrededor de ese esbozo, todos ellos hacen algo que podría definirse como música olfativa. Y cada composición provocará en nosotros, en mayor o menor medida, una polinización cruzada de sensaciones, de asociaciones y recuerdos, que al cabo de unos segundos cristalizarán en variaciones de un “me gusta” o de un “meh” (a excepción de Kouros) según los gustos de cada uno.

La perfumería, como he empezado diciendo, encierra su complejidad.

Pero, como en todos los campos, hay excepciones.

En este artículo voy a tratar el por qué a veces la perfumería puede ser insultantemente simple. Anónima. El grado cero de la perfumería, cogiendo prestado el concepto de Roland Barthes. O tal vez ni siquiera esté hablando de perfumería stricto sensu. Voy a hablar de la Iso E Super, de qué es y por qué tiene tanta importancia, y de Molecule 01.

¿Qué es la ISO E Super?

Es un ingrediente sintético muy usado en perfumería, caracterizado por un olor sintético (valga la redundancia) que recuerda al sándalo o a la madera de cedro, creado por International Flavors & Fragrances. En la actualidad hay cantidad de perfumes nicho y de diseñador que se apoyan en esta nota, siendo posiblemente los ejemplos más conocidos los de Terre d’Hermès Encre Noire.

Lo más importante es que es un ingrediente que, aunque fácilmente reconocible como sintético, huele bien. Además del amor que perfumistas estrella como Jacques PolgeJean-Claude Ellena o Andy Tauer profesan a este componente, no he conocido a nadie a quien no le guste el aroma de la Iso E Super. Además, pega con todo y se dice que ayuda a la fijación del resto de notas, siendo una práctica relativamente común el echarse Molecule 01 encima de cualquier otro perfume para complementarlo y ganar en longevidad.

La Iso E Super, por sí sola, tiene un comportamiento peculiar. En papel huele distinto que en piel, y en piel es famosa por aparecer y desaparecer a su antojo. Puedes echarte 10 ml de esta molécula y no ser capaz de olerla en tu piel. ¿Fatiga olfativa? Tal vez, y tal vez no. Si te bañas en Iso E Super y a los pocos minutos le preguntas a alguien si es capaz de oler el perfume que te has echado, es probable que tengan que acercarse mucho para olerla. Pero pueden pasar 8 horas y proyectar hasta llenar una habitación. Como si de una paradoja del tipo del gato de Schrödinger se tratara, la Iso E Super no se huele y a la vez sí lo hace, según el observador olfateador. Querer entender por qué se comporta como lo hace está en el mismo nivel de dificultad que entender la naturaleza corpuscular de la luz, los orbitales atómicos o por qué Eurovisión sigue existiendo. Aceptemos que esto es así y sigamos con el artículo.

¿Qué la hace tan especial? Molecule 01

Chapoteando entre la indignación y el asombro, uno no puede sino reconocer a Geza Schoen la originalidad de hacer algo brillante a su manera: vender una concentración de Iso E Super en alcohol como si fuera un perfume niche. En eso consiste Molecule 01, el perfume estrella de su casa, Escentric Molecules, y que se vende por 115€ los 100 ml (aunque se puede encontrar más barato en varias tiendas). Las composiciones de esta firma son todas muy simples pero interesantes. Son perfumes ultra-minimalistas, a veces con un sólo componente, que muchos califican como genialidades y otros como engaña bobos.

Sobre qué opino de Molecule 01, valga decir que he usado más de medio litro a lo largo de los últimos años.

En mi opinión es un muy buen perfume (lo llamaré perfume aun y contener sólo una nota), unisex, apto para todo el año, especialmente interesante en épocas calurosas, y que tiene una muy buena acogida. Es un aroma aburrido de reseñar, ya que se trata de una sola nota, con un desarrollo lineal, y que en ocasiones ni tú mismo eres capaz de detectar en tu piel. A su favor, decir que es uno de los perfumes más versátiles que hay y que las reacciones ajenas suelen ser muy entusiastas (al nivel de Aventus, incluso). Además, tiene su gracia el hecho de que en el perfume haya un sólo componente (en teoría) además del alcohol y que tenga un comportamiento tan caprichoso.

Sobre si es posible hacerse un Molecule 01 casero, la respuesta es sí, pero hasta la fecha no he encontrado ninguna réplica que huela igual, lo cual me lleva a sospechar que lleva algo más que Iso E Super (aunque el autor lo niega), o que su elaboración es más compleja de lo que se antoja.

¿Es Molecule 01 un perfume?

Podemos decir que sí. También tenemos argumentos para decir que no, que es un proto-perfume. Sea lo que sea, aceptémoslo como parte del repertorio perfumil que tenemos a nuestro alcance. Si bien la perfumería es un arte, hay veces que uno no quiere complicarse la vida buscando un perfume que progrese a través de varias capas, complejo, denso… Si Oud Ispahan, de La Collection Privée de Christian Dior, es un smoking hecho a medida, Molecule 01 sería el equivalente a unos tejanos y una camiseta de manga corta negra, bien entallada. No están en la misma liga, pero cumple su función, y la cumple muy bien. Como perfume casual, sobre todo cuando hace calor, es una de las mejores opciones.

Mi recomendación es que la probéis, más que comprarla a ciegas, y que vayáis a probarla acompañados de alguien que os pueda decir qué tal huele en vuestra piel. No os desesperéis si no la oléis al momento: está ahí. Ya me diréis qué os parece.

¡Hasta la próxima semana!

 

– Aitor
aitor@sinabrochar.com

 

(Foto de portada extraída del blog Anouska Loves)

Deja un comentario