Pijama a medida ¿Absurdo o necesidad?

Hace unos días surgió un debate muy interesante en el Foro acerca de si tenía sentido optar por un vaquero Bespoke o MTM. Personalmente yo soy de la opinión de que si existe una necesidad debe existir un servicio, partiendo de la base de que lo contrario si que no tiene sentido.

En mi propio caso me he encontrado en multitud de ocasiones en las que la oferta de este tipo de prendas no satisfacía por completo mis necesidades y gustos, por lo tanto claro que veo sentido para un servicio que puede solventar ese problema. Pero hoy no vamos hablar de esto exactamente, pero si tiene mucha relación.

¿Véis sentido a encargar un pijama a medida?

Como cabría esperar, el razonamiento podría ser el mismo que en el caso anterior. Y una vez más, a la hora de adquirir un nuevo pijama me he encontrado con múltiples problemas: En el ancho y largo de los pantalones, en el diseño de la parte superior del conjunto, con molestias por el cuello o los botones a la hora de dormir, y un largo etcétera. Por ello, cuando descubrí hace poco (sí, hace poco) que en Haberdashers podía diseñar y encargar un pijama exactamente a mi gusto y encima con mis medidas, no lo dudé ni un segundo.

Aclarar que podríamos decir que este pijama es de Sastrería Industrial, puesto que el patrón sacado es expresamente para nosotros (derivado de las camisas) pero la confección será principalmente industrial y a máquina.

Como ya os podéis imaginar, y como siempre hago, traté de llevar esto al límite y encargar algo diferente. Aprovechando que ese día también encargué un par de camisas, se me ocurrió que la parte superior del pijama podría ser al estilo polera, dado que no me gusta que los botones lleguen hasta abajo porque para dormir me resulta más incómodo. Pero teníamos que hacerla mucho más cómoda que una polera al uso. Por lo que opté por prescindir por completo de entretelas tanto en cuello, pie de cuello y puños, con idea de hacer estos más livianos y adaptables al trote propio de una prenda casera. El cuello lo elegí corto y simple para que tampoco suponga un estorbo.

Sin embargo, con esto nos arriesgamos a que estos elementos sean más endebles y frágiles al paso del tiempo, la plancha y los lavados. Pero quien no arriesga y prueba, no gana.

_NIK0025

El patrón usado fue el habitual de mis camisas, que ya tienen en Haberdashers, pero lógicamente necesitó de ciertas adaptaciones para hacerlo ligeramente más holgado y confortable. Pero por fín iba a tener un pijama con el largo de mangas que me gusta y con el fit adecuado tanto para dormir como estar en casa.

Otro aspecto en pro del confort que decidí incluir fue la ausencia de botón y ojal en el pie de cuello, ya que me parece absurdo su papel en este caso, y pudiera llegar a molestar para dormir.

Incluimos también los típicos refuerzos en forma triangular en la costura entre espalda y delanteros, en este caso en un tejido de similar naturaleza, pero con cierto contraste en el tono. Por cierto, no os he hablado del paño usado para esta prenda combinada. Se trata de un algodón 100%, con estructura en espiga y acabado afranelado en un color azulón oscuro, casi de aspecto denim.

_NIK0019

_NIK0017

En el caso del pantalón decidimos hacer una cinturilla fruncida con elástico y del mismo tejido de contraste que los detalles de la parte superior, para darle algo de color. Con mezcla de botón grande en cintura y botón pequeño en bragueta.

Se hizo hincapie en el fit de la pernera para que no resultase ni demasiado amplia ni excesivamente ceñida. Eso sí, pedí que por favor me hiceran los bajos también fruncidos con elástico y relativamente ajustados porque personalmente me molesta mucho que el pantalón se me suba durante la noche.

Y con esto, en principios tenemos descrita la configuración de estas dos prendas. Las fotos que habéis podido ver en este artículo son del marcado y corte del patrón sobre el tejido, ya que casualmente la semana pasada pasé por el taller y tuve la oportunidad de poder ser testigo de estos trabajos. Con suerte, para la próxima semana podré mostraros el resultado o prueba del mismo.

¿Véis ahora más sentido a un encargo de este tipo?

Huelga decir que ya no sólo es interesante a nivel de adaptación de medidas sino también por el amplísimo abanico de posibilidades a la hora de personalizar todo a nuestro gusto. Hay cosas que no os he contado como el detalle del bolsillo o las iniciales…

¡Pronto veremos el desenlace!

5 Comments

  • Alfonso Montero dice:

    Estimado Salvador, le sigo en su blog desde hace un par de años y créame si le digo que ud. hace un notable trabajo cada semana con sus artículos. No obstante, conozco a marqueses, abogados del estado, notarios, políticos y un largo etc de personalidades con autoridad, nombre, clase y sobre todo sentido común que de leer algunas perlas de su blog quedarían atontados por no saber si es cierto lo que ven sus ojos o no. Le pido con todo el respeto que no nos tome el pelo. El snobismo y la elegancia son antagónicos. Este comentario al igual que el que hizo ud. en su día de que se sentía mas cómodo en traje que en ropa de sport, resultan de todo menos elegantes.
    Trate de ser más sencillo en sus comentarios y los que le seguimos no sólo le recomendaremos como bloggero de referencia sino que le tendremos más en cuenta porque resultará más creíble.
    PD, pruebe a estar en traje 12 horas en una oficina y me dice sino prefiere una buena camisa Oxford de algodón y unos buenos chinos.

    Un cordial saludo y enhorabuena por su trabajo.

    • Hola Alfonso.

      Este Blog no es más que el fruto de mi experiencia, y ésta no siempre ha sido acertada, como fruto de la evolución que todos podemos experimentar en nuestro ámbito profesional. No recuerdo exactamente en qué contexto dije eso que comenta, aunque si recuerdo haberlo dicho, y creo recordar que era como defensa hacia la tan manida excusa de no vestir formalmente por relacionar el traje con falta de confort. Y en esto me ratifico totalmente. Si que es lógico que en chándal y camiseta estaremos seguramente más cómodos pero ni es adecuado para determinadas circunstancias ni es una excusa coherente. Si el conjunto de camisa, corbata, chaqueta y zapatos es el que debe no tiene que ser más incómodo que vestir con unos vaqueros, jersey y abrigo. Si no es así, algo estamos haciendo mal en la elección de nuestras prendas formales.

      Por otro lado, ahora que termino de recordar, cuando dije eso me estaba refiriendo más a la comodidad que personalmente me produce vestir de forma más “atractiva” y elegante, que al confort propiamente dicho. Pero no por ello menosprecio en absoluto la vestimenta sport o desenfadada. Para nada! Cada fin de semana la uso.

      Dicho sea de paso, de vez en cuando si que visto traje más de 12 horas al día.

      Por otro lado, si que me causa curiosidad el saber porque tilda de snobista a este Blog. Me considero abierto de mente y no me cierro a posibles tendencias, recursos y soluciones dentro de lo que consideramos “Moda Clásica”. Nunca he pretendido ser clasista, excluyente o riguroso en mi forma de pensar ni en mis artículos, al menos no ha sido esa mi intención jamás. Lo que aquí se expresa nunca ha pretendido ser contenido de carácter dogmático sino una mera opinión personal y reflexiva en este caso de mi persona, y como tal puede ser interpretable, rebatible y cuestionada, por supuesto.

      Muchas gracias por tu comentario y crítica, de la que siempre se aprende.
      Salvador Godoy

  • Alfonso Montero dice:

    Disculpe el “sino” por un “si no”;)

    Un cordial saludo.

Responder a Fulgencio Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *