Mis últimos encargos en Tomblack.

Ya sabéis que soy un asiduo cliente de Tomblack en Madrid, y la verdad es que son ya bastantes las prendas que tengo confeccionadas por ellos, ya que han sabido entender muy bien mis reclamaciones y particularidades en la mayoría de los casos, a pesar de lo difícil que se me antoja este proceso.
Hoy os mostraré en total 4 prendas. En primer lugar un traje compuesto por pantalón y americana ambos 100% algodón en tono azulón y de corte muy sport. En segundo lugar una americana de cuadros en 90% Lana y 10% Cashmere y finalmente otra americana en 100% algodón en un curioso color calabaza.
Empezemos por este curioso traje…

Y digo curioso porque no es habitual ver un traje en algodón y menos en este color azul claro. Realmente lo encargué con idea de usar principalmente ambas prendas por separado, pero reconozco que una vez que probé el conjunto completo me di cuenta de que no sería para nada una mala idea. Teniendo siempre en cuenta de que se trataría de un traje 100% sport.
El desenfado que ya de por sí le da el tejido de algodón está además acentuado por su color, y por si no quedase claro, también decidí incluir detalles que lo corroborasen, como unos amplios bolsillos de parches.

Al tratarse de un tejido totalmente liso podemos jugar con algo de atrevimiento en los complementos o camisa. En esta ocasión, y para todas las demás combinaciones, he decidido usar una camisa de rayas blanca y azul marino de Boggi Milano y una de las ya míticas corbatas Ladrero Blue de Tadino.
Como se puede ver abajo, e iremos descubriendo en otras imágenes, el pantalón cuenta con una cinturilla ancha con botón central desplazado, ceñidores laterales y preparado para tirantes.

Como podéis ver queda genial con los colores de este pañuelo seda/lana de Lester, que muestro en el look.

A pesar de tratarse de un tejido 100% algodón, por su gramaje y características lo veo más propio de días poco fríos de invierno o entretiempo, no del todo para verano. Al menos no para Andalucía..
Si os fijáis, y creo que es algo que ya lo he comentado varias veces, en Tomblack siempre que puedo elijo los mismos botones. Estos que véis a continuación de un aspecto irregular en tono ambar y acabado mate. ¡Me encantan!
Las tres americanas que os muestro hoy tienen la misma estructura, contando únicamente con forro a media espalda y, como es lógico, también en las mangas. Las costuras están acabadas con vivos con el mismo tejido que el forro.

A continuación os muestro otra de las americanas encargadas. En este caso el modelo confeccionado con un paño 90/10 Lana-Cashmere con un gramaje de 310 gr y un tacto y caída impresionantes.
El motivo es un windowpane en tono azulón sobre un marrón verdoso ligeramente jaspeado.
En esta ocasión, como en todas mis últimas chaquetas de Tomblack, me he decantado por unas solapas de 11 cm con las puntas matadas en redondo, y un picado perimetral bien marcado, características que son aplicables a las otras dos chaquetas tratadas en este artículo.
Se trata de una chaqueta extremadamente cómoda, abrigada y ligera. Perfecta para el Otoño e Invierno. Como podéis ver la combino con las mismas prendas que el primer look, a excepción del pañuelo que se trata de un modelo en burdeos de Tadino.

Otro detalle que también podemos observar en estas tres americanas es que cuentan con una corona ligeramente pronunciada en los hombros, algo que las hace un poco diferentes y algo más italianas. 

Es una chqueta perfecta para vestir desde con un pantalón gris o azul de lana hasta con unos chinos o incluso unos vaqueros. Su carácter polivalente y los colores de su paño la hacen realmente muy camaleónica.

Vamos con el último look formado por el pantalón del traje que os comentaba arriba y la americana color calabaza realizada con tejido 100% algodón. Se trata de una prenda un poco especial por su color, que para algunos le resultará quizás demasiado atrevido, pero llena de posibilidades.
Ya os he comentado en otras ocasiones que si una prenda toma el protagonismo de nuestro look debemos ser discretos en el resto para conseguir un resultado de éxito seguro. Por ello, en esta ocasión vuelven a servirnos las prendas usadas en los looks anteriores. Y el resultado es un look diferente y con un claro toque de color pero no llamativo ni ostentoso.
Poco más hay que decir sobre esta prenda, ya que en estructura y características es idéntica a la primera tratada, contando también con amplias solapas de bordes redondeados, botones color ambar y bolsillos de parche.

Tanto pantalón como chaqueta resultan sobradamente cómodos. Con una caída un poco especial y ligeramente acartonada propia de este tejido grueso de algodón, pero a la que nos acostumbramos rápidamente, ya que por la propia naturaleza de este tejido se adapta rápidamente a nuestro cuerpo.

El de arriba es un look de colorido más propio de días cercanos a la primavera, pero de así vamos cogiendo ideas para la próxima estación que nos toca.
Por cierto, el pañuelo en esta ocasión pertenece a Haberdashers.
Hasta aquí hemos podido ver los detalles de estas últimas prendas, pero no serán las únicas porque avanzo que no me fuí de allí sin encargar algunas cosas más.
¡Buen fin de semana!






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *