Look del Día. Martes 7 Febrero 2017.

A raíz de algunas reflexiones derivadas de cierto debate en el Foro esta semana, me apetecía demostrar que en muchas ocasiones una prenda no tiene porqué quedar condicionada por su color, por muy atípico y llamativo que sea (siempre habrá excepciones, claro está.) Es decir, algunos pensarán que una chaqueta granate puede suponer un tremendo riesgo en nuestro armario, sin posibilidades reales de uso en el día a día. Y desde mi punto de vista, estaremos totalmente equivocados, y hoy quiero demostrároslo.

Podemos defender perfectamente una prenda así teniendo en cuenta uno de los principios que os comenté hace tiempo para aprender a combinar de la forma correcta: Si queremos ir sobre seguro, debemos elegir siempre a un protagonista y sobre ella hacer girar al resto.

En este caso tenemos claro que esta chaqueta granate 100% cashmere de Burberry será el centro de nuestro look. Y como no queremos hacer competir a ninguna otra prenda con ella, arriesgádonos así a llegar a una combinación demasiado atrevida, el resto de prendas que elegiremos serán básicos sencillos. El primer ejemplo es este pantalón de algodón azul marino de Dries Van Noten, con un corte ligeramente slim y trabillas para ese cinturón trenzado de piel que hemos rescatado de la colección actual de Harry´s 1982.

En la camisa, aun siendo de rayas, hemos recurrido a otro básico en oxford, en este caso de Suitsupply, que podemos incorporar sin problema al contar con el resto de prendas en colores sólidos, sin estampados.

Un pañuelo en tonos marrones claros y azules ofrece uno de los pocos toques de contraste en este look, también de Suitsupply. En la corbata si nos hemos permitido el lujo de ser algo más extravagantes apostando por un modelo en seda verde con estampados de tamaño mediano de TadinoStore. Sin embargo, al ser una tonalidad que casa bien con el resto no supondrá mayor problema, como podemos comprobar. En los zapatos si que no arriesgamos, y como este look tiene claramente un aire desenfadado, obtamos por unos mocasines de antifaz en calf marrón, en concreto el modelo Duke de Edward Green.

Aportamos el último toque sofisticado con estas gafas de la marca neoyorkina Moscot con montura color ambar. Y el aspecto quizás más elegante a la par que informal lo aportará este, ya clásico de la relojería, Jeager LeCoultre Reverso.

Mientras configuraba este look recordé que conservaba una foto de un día que vestí de forma muy similar a la que hoy os planteo:

¡Nos seguimos leyendo!

 

 

Deja un comentario