Enrile, artesanía más allá de la moda.

Cuando hablé con Antonio García Enrile para concertar una visita a sus instalaciones de Sevilla, sentí una sensación entre satisfacción y curiosidad que permanecieron hasta que crucé la puerta de la tienda en el barrio de los Remedios.
Si hubiera pasado hace meses por ese escaparate seguramente me habría llamado la atención, pero como lo hace cualquier otro escaparate en el que se exponen zapatos y artículos de piel.
Igualmente, si cruzamos la puerta descubrimos que la tienda no tiene nada que no podamos encontrar en una boutique de cierto prestigio. Incluso encontramos un acogedor espacio para sentarnos cómodamente, esperar o probarnos cualquier artículo.
Pero son los detalles encontrados en cada producto los que nos van desvelando los secretos que hay detrás de cada uno de ellos.


En cada pulsera, calzador, o gemelo descubrimos detalles difíciles de encontrar en otros sitios. Bordados, lujados, pieles o acabados son reflejos del empeño y afán por el detalle de su creador.
Además, conforme vamos recibiendo las explicaciones y razonamientos, nos damos cuenta de que más allá del gusto estético, todo tiene un sentido práctico y lógico detrás de su diseño o forma.
En Enrile, por si no había quedado claro, son artesanos. Y esos dos tablones llenos de herramientas justo detrás del mostrador no están por adorno. Son usadas en su día a día!
¿Quién está detrás de todo esto?
Son varias las personas que os podréis encontrar por allí  pero el artífice de todo esto se llama Antonio García Enrile.
Creo que todo el mundo que no lo conozca -como era mi caso hasta esta visita- espera encontrar a una persona de avanzada edad con una amplia tradición peletera heredada de sus ancestros. ¡Concepto totalmente alejado de la realidad!
Me sorprendió encontrarme a un hombre de mediana edad que, sin embargo, atesora más de 20 años de experiencia en el oficio y lo demuestra con cada explicación o razonamiento que nos ofrece. También sorprende -y contagia- su ilusión por conseguir la más alta calidad en todo lo que hace.
En Enrile tienen las cosas muy claras y saben lo que quieren ofrecer a sus clientes, y sobre todo y más importante, saben lo que NO quieren ofrecer bajo ningún concepto.
Prueba de ello son el sinfín de testeos y ensayos de productos que podemos encontrar en su taller. Por ejemplo, podemos encontrar una caja llena de zapatos con errores que para cualquier otro podrían ser considerados como nimios y que para ellos son inadmisibles y motivo suficiente para prohibir totalmente su venta.
Esta mentalidad les honra, más si cabe en un sector en el que incluso las grandes casas zapateras juegan con la ambigüedad o prueban a hacer negocio con los productos tarados.
Sobre Antonio podemos leer ya en distintos Blogs internacionales de renombre a poco que busquemos en la red. Por ello sólo diré que, como adelantaba antes, este oficio tradicionalmente heredado de padres a hijos, en su caso ha sido tomado principalmente por vocación y por su empeño autodidacta.
Sus zapatos, aunque esto pueda parecer simplista, no son más -ni menos- que su carta de presentación para una amplia colección de productos confeccionado con las más altas exigencias y materiales.
Sin embargo, esta opinión anterior en ningún caso trata de menospreciar su labor zapatera. Todo lo contrario! Si precisamente considero que son su producto de referencia es porque en ellos vemos reflejado toda la técnica, conocimiento, artesanía y personalización que son capaces de ofrecernos en el resto de sus productos.
Trabajan todo tipo de pieles, desde el Ante hasta el Shell Cordovan pasando por la Ternera engrasada, el Box-Calf ó Pieles grabadas como la del zapato de la imagen sobre estas líneas.
Noruegos, Oxfords, Blucher, Slippers… las opciones que nos presentan son prácticamente ilimitadas, sumándole además que se nota que les gustan los retos y propuestas.
Estos zapatos de antifaz cuando estuve por allí el otro día aún no estaban terminados, y me fascina poder verlos acabados y comprobar el nivel de detalle con el que son entregados al cliente.
Como ocurre con estos Blucher de ante marrón, que podéis ver abajo…
Una vez conocemos en profundidad el trabajo que son capaces de hacer, resulta extraño no sentir la necesidad irremediable de encargar un modelo para nosotros porque realmente quedamos embaucados por el resultado final.
Además, el verdadero amante del zapato valorará las opciones que se prestan en cuanto a distintos tipos de construcción (Goodyear a mano, Goodyear a máquina, un Blake un tanto especial…), así como la variedad de acabados y la aceptación de sugerencias por parte del cliente.
Así mismo disponen tanto de línea RTW -Ready To Wear- como MTO -Made To Order-. Pero os aviso que en estos momentos se encuentran en pleno proceso de remodelación del sistema de encargos, que tendrán listo para Septiembre de este año.
Os recomiendo que estéis atentos y no perdáis ojo de Enrile, podéis hacerlo a través de su web (www.enrile.es) o su blog (enrileshoes.blogspot.com.es), este último muy gráfico y que seguro os dejará con ganas de mucho más!!
Recordad que no solo hacen zapatos, sino también correas para relojes, maletines, mochilas, carteras, cinturones, y todo tipo de accesorios. Aceptan todo tipo de encargos y no se achantan ante los retos!
Gracias desde aquí por su atención a Antonio y Alfonso.
PD: Me dejo muchas cosas en el tintero que ampliaré en el Foro.

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *