El poder del color.

El color, ese aspecto de nuestras prendas que tiene la capacidad de arruinar o magnificar nuestros looks. Con el buen tiempo las tonalidades se intensifican y prodigan las combinaciones multicolor, a veces demasiado arriesgadas. Sin embargo, si sabemos hacer uso de la rueda de color y nos ceñimos a la regla de los colores complementarios, sin entrar más allá de la teoría de colores, los resultados suelen estar garantizados.

Para quien no lo sepa, los colores complementarios son aquellos situados en el lado opuesto respecto al eje central en la rueda básica de colores. En el caso del look de hoy vemos como la chaqueta es entre azul y azul marino y la camisa se encontraría entre naranja y mostaza. Por lo tanto estamos claramente ante dos tonalidades complementarias que combinan a la perfección.

Siguiendo esta técnica, las tonalidades aledañas a cada correspondiente no serían recomendables para su combinación porque resulta forzada y poco armoniosa. Esta regla es realmente útil tanto para saber qué tonos sí podemos combinar como qué tonalidades NO debemos mezclar.

El resto de tonalidades del look son relativamente neutras como son el pantalón beige, los zapatos y el cinturón marrón o las gafas. Estas tonalidades secundarias debemos tenerlas también en cuenta para que no rompan con la armonía del look. Por poner un ejemplo, en este caso no deberíamos usar bajo ningún concepto un reloj con una correa color verde, ya que aunque con el naranja podría combinar y con el azul también, ambos de forma separada, pero en conjunto se encontraría en una posición aledaña a ambos y por lo tanto sería recomendable evitar.

Aunque lo más importante de todo es llevar las prendas y accesorios con naturalidad y alegría, sintiéndonos en todo momento cómodos y sin perder nuestra esencia. En el momento en el que nos sentimos “disfrazados” deberíamos optar por otras soluciones más acordes a nuestra personalidad.

El look de hoy tiene como protagonista a esta camisa a medida de Sastrería Alles, de rayas blancas sobre fondo naranja. Le sigue a la zaga la teba Made to Measure de Haberdashers, en un tejido de lino azulón. Por último unos pantalones de Tomblack en algodón beige. Y todo ello acompañado de unos mocasines Penny de Crownhill en ante marrón chocolate y unas gafas de The Bespoke Dude Eyewear.

¡Seguimos con la semana!

Deja en el Foro tu opinión sobre este y otros artículos del Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *