Conociendo a Socketts

El cuidado de los detalles es importante porque en ellos puede estar la diferencia entre un look interesante y otro peligrosamente extravagante. Dar color a nuestra vida mediante complementos y accesorios es algo que todos deberíamos hacer alguna vez, pero la delgada línea entre lo coherente y ostentoso puede ser pisada o incluso traspasada por completo si no tenemos cuidado.

Hace algunas semanas contactó conmigo Socketts para que mostrara sus productos y servicios a través de SinAbrochar. Lo primero que hago cuando sucede esto es visitar la web y Redes Sociales de la empresa en cuestión y tratar de captar la esencia de la marca, para comprobar si va en consonancia con la filosofía que desde aquí pretendo difundir. Hay veces que la conexión es inmediata y directa, sin embargo, en otras ocasiones descubro que hay un producto interesante, pero que quizás está no del todo bien enfocado al cliente. Y trato de aportar mi experiencia para que dicha firma no sólo se de a conocer sino también evolucione y siga creciendo por el buen camino.

Descubrí que Socketts hacía calcetines y corbatas diferentes, llamativos y con un punto preppy interesante, pero reconozco que su planteamiento no casaba del todo con mis ideas de marca, pero vi que había un transfondo que me gustaba y decidí conocerles mejor. Descubrí que tras esta firma hay una pareja joven, con ganas y entusiasmo por aportar su granito de arena al sector y hacerlo de manera diferente. Y eso me gusta.

Cuando pude tener sus productos en mis manos sentí lo que ya intuí al principio, que estaba ante una marca creada con mimo y ganas de innovación. Su planteamiento inicial era crear a juego corbatas y calcetines que tuviesen un punto común en su estética a pesar de realizarse de materiales distintos y por supuesto con técnicas totalmente diferentes. Esto me pareció original y muy interesante. Sin embargo, inmediatamente chocó de frente con mi forma de ver la moda. Y es que para mí una corbata de seda en Jacquard es algo totalmente formal, mientras que un calcetín de colores y estampados lo concibo como algo diametralmente opuesto y posicionado en lo informal.

¿Cómo podrían convivir en un mismo look?

Para mí la respuesta es clara: No deberían hacerlo. Hay quienes defienden muy bien estos looks y los llevan con gracia y estilo, pero lo común es caer en el exceso y empezar a traspasar la línea de lo extravagante.

Sin embargo, el problema no está en los productos, para nada, sino en el planteamiento conjunto de ambos como dualidad, y lo cierto es que salvar este escollo era tan fácil como no hacer uso de ellos en conjunto o directamente adquirirlos de manera separada e independiente.

Dicho lo anterior, cuando adquirimos un producto de Socketts recibimos un bonito packaging, cuidado y con detalle, que además protege perfectamente su interior.

Centrándonos inicialmente en los calcetines descubriremos un modelo realizado en España con un 95% de Algodón peinado y un 5% de Elastano. Con una altura media que no llegará a la rodilla mi miedo estaba en que, como me ocurre en otras ocasiones con esta medida, se me cayese con facilidad al andar. Pero no, lo cierto es que agarran muy bien y resultan francamente cómodos y bien ajustados.

Un detalle que sí me gusta es que nos permiten personalizar con nuestras iniciales, fecha o texto corto nuestros calcetines, y aunque inicialmente pueda parecer una banalidad, lo cierto es que, como podéis ver a continuación, no queda nada mal.

Cuando hablábamos de sport para el contexto de estos calcetines no pensaba necesariamente en un look de zapatillas y vaqueros, puesto que algunos de sus modelos se defienden también muy bien con looks semiformales con americana y unos derbys de ante, por ejemplo.

No sólo tenemos modelos estampados y más divertidos, como veremos abajo, sino también versiones más discretas y comedidas como ya hemos visto.

Apuntar también que el canalé tiene la tensión justa para no resultar incómodo y la recuperación necesaria para no perder elasticidad con el uso frecuente.

Sin duda alguna Socketts ha pretendido ser una marca divertida y llamativa, y eso se aprecia en cada detalle.

Por otro lado, sus corbatas se realizan en Italia, cuna de la corbatería mundial, y siempre con sedas Jacquard con los motivos que ellos diseñan a su gusto. Su tacto resulta muy agradable y la recuperación tras el nudo fabulosa. Hacen un nudo compacto y equilibrado y permiten apretar bien sin acusar desgaste.

Corbatas como me gustan a mí, en general con motivos regulares de pequeño tamaño y tonalidades tradicionales y con colorido.

Corbatas formales muy interesantes para vestir con traje principalmente por su ligero brillo y textura. Aptas tanto para un entorno laboral como para ceremonia.

Adelantaros que desde Socketts me comentaron que están trabajando para dar una vuelta a su imagen, poniendo especial hincapié en la fotografía y presentación de sus productos. Sin duda, será todo un acierto y el punto que les falta para ser una opción interesante a la hora de buscar nuestros complementos.

Descubre más productos y modelos en su web:

www.socketts.es

(Nota: Debido a la nueva edición fotográfica para ver las tonalidades de productos de manera más fidedigna, por favor, dirígete a la web de la marca)