Tomblack – Un cambio de aires nunca viene mal.

Personalmente, y esto lo he dicho ya en otras ocasiones, valoro mucho a las marcas no sólo en función de lo que son cuando las conoces, sino por la evolución que ves en ellas en el tiempo.

Tomblack es de esas empresas, todavía jóvenes, a las que se les nota que quieren mejorar cada día. Porque en este negocio es importante tener los pies sobre la tierra y saber cuál es tu sitio y tus espectativas, y crecer de forma ordenada, y ellos lo saben.

No voy a regalaros el oído con bondades de esta Sastrería. El 2015 para Tomblack ha sido un año de cambios, traslados, nuevas metas y nuevas caras. He sido el primero en apreciar, y exponer, pequeños altibajos dentro de su evolución cuando así me ha parecido ver, pero lo cierto es que su línea de crecimiento siempre ha tenido una tendencia alcista, y eso es lo que de verdad importa. Este camino no es fácil, aprendemos a base de caídas y lo importante es levantarnos con más ganas que antes. Y esto sí que podemos apreciarlo en el equipo Tomblack. Porque reunir a un equipo humano capaz de transmitir a cada cliente justo lo que tu quieres no es tarea sencilla, pero poco a poco se consigue.

_MG_8360

Hacía algún tiempo que no me pasaba por allí para encargar prendas nuevas, pero lo cierto es que estoy muy contento con la gran mayoría de las prendas que me he hecho con ellos. Y hace poco decidí hacerles una nueva visita con el ánimo de encargar un par de americanas de invierno.

Y así fue…

Aproveché para ponerme al día con Diego y Pepe, y también pude ver casualmente a Juan Terrer -uno de sus fundadores-, y charlar un rato con ellos. Pero llegó la hora de quedarme a solas con Pepe y ponernos serios. ¡Había que buscar tejidos!

No suelo tener demasiado problema en las elecciones de paños y detalles, pues son tantos los que me gustan y suelo tener las ideas tan claras que a poco de echar un rápido vistazo selecciono rápidamente mis escogidos. Esta ocasión no iba a ser diferente, y en cuanto expuse más o menos lo que buscaba, nos centramos en uno de los catálogos y ZAS! Dimos rápido con ellos.

_MG_8369

El primero, ese cuadro con fondo azul marino oscuro bajo cuadros Príncipe de Gales gris que podéis ver sobre estas líneas. Ni muy ligero ni muy pesado, y de acabado afranelado. Francamente agradable al tacto.

El segundo, una pequeña espiga de color prodominante morado y ciertas fibras grises. Un tacto algo más seco que el anterior, pero de pesos similares.

_MG_8366

Hicimos el encargo, eligiendo los detalles de cada chaqueta y retocando ligeramente las hechuras con respecto a las prendas anteriores. Y esperamos el aproximadamente mes de rigor para que la máquinaria del Made To Measure se ponga en marcha con mis encargos.

Llegó el día de la prueba…

Sabía que los resultados iban a ser buenos, porque como adelanté antes, estoy realmente contento con las prendas de Tomblack. Primero empezamos probando esa chaqueta morada, que como véis no es tan llamativa como cabría esperar inicialmente -aunque en las fotos ha quedado mitigado su color real por la iluminación de aquel día-.

_MG_8349

_MG_8343

Como detalles decir que tanto el fit como los largos de manga y chaqueta eran justo los que deseaba. Por miedo a tener demasiado protagonismo ya con el color elegido, no hubo mucha invención a la hora de elegir los detalles de la chaqueta. Un sencillo bolsillo de parche, con la boca cejada y el picado en su perímetro es quizás la licencia más atrevida que me tomé en esta ocasión.

El martillo de la manga lo elegí con sólo dos botones y ojales, con idea de enfatizar el aire desenfadado que buscaba. Y las solapas son anchas y de puntas redondeadas, como ya se las había solicitado anteriormente.

_MG_8346

Con la chaqueta de cuadros pasó exactamente lo mismo. El fit era justo el que se pretendía, y los detalles eran exactamente iguales: Bolsillo de parche cejado, dos botones en martillo, solapas amplias y de puntas redondeadas, etc.

Esta chaqueta me gustó mucho, y he de decir que estas fotos no le hacen justicia a su verdadero color y capacidad de combinación. Una vez la vi terminada me pareció una excelente elección, además de que su tejido ligeramente afranelado es realmente agradable al tacto.

_MG_8316

Se me olvidaba mencionar que ambas chaquetas fueron diseñadas y confeccionadas con construcción desectructurada, buscando la ligereza y polivalencia que se pretendía de ellas.

En la foto bajo estas líneas podéis ver detalle de ese extraño bolsillo bajo solapa que sólo en Tomblack he visto hacer.

_MG_8321

Con esta última experiencia puedo, ahora sí, ser testigo de facto de la curva de crecimiento al alza en la evolución de Tomblack. Y que siga creciendo.

Pronto podréis ver estas chaquetas bien combinadas y en varios looks, aunque quien me siga en Redes Sociales ya habrá podido ver algo.

¡Seguimos con la semana!

2 Comments

Responder a juseroloz Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *