Nuevo encargo de Americana en Blasi (Barcelona)

Aprovechando mi estancia en Barcelona, quedé con Josep y Jose María Blasi en que me pasaría por la sastrería para preparar el encargo de una americana, y así poder contar cómo es el proceso de este emblemático establecimiento barcelonés.

Las propuestas fueron varias pero finalmente ganó el hacer una chaqueta sport con un tejido, que si bien a priori pudiera parecer complicado de combinar, lo cierto es que sus posibilidades viéndolas detenidamente son muy amplias.

El tejido en concreto es una referencia de Scabal en mezcla de Lana y Cashmere con una base en gris medio tirando a claro y lineas blancas y rojas entrecruzadas, formando una trama regular. Muy fuera de la línea sobria y básica que trato de llevar últimamente, pero de vez en cuando hay que dejarse llevar por los instintos y dejarse aconsejar por los demás, y lo cierto es que creo que puede convertirse en una americana muy interesante para atuendos informales.

Como veis, decidimos también aventurarnos con un forro atrevido en color rojizo, que dará protagonismo al interior de esta chaqueta, que será ligera y desarmada, sin demasiada estructura. Con bolsillos de parche, incluido en el pecho, una abertura trasera y una configuración en hilera sencilla de tres falsos botones.

Hablar con ellos es todo un placer, porque muestran interés por entender tus solicitudes, por aclarar bien los detalles y explicar todos los aspectos esenciales de la prenda. Esto ayuda mucho a configurar con garantía el diseño de nuestra nueva chaqueta.

El tandem entre ambos es perfecto, se complementan muy bien como profesionales y aunque Josep viene del mundo de la medida industrial, a día de hoy tiene amplios conocimientos de medida artesanal, sobre todo en toma de medidas, corte y patronaje. Será él quien prepare y tome mis pruebas, con cierta supervisión y consejo de Jose María Blasi, sastre que desde los 16 años comenzó de aprendiz en el oficio y desde entonces no ha parado de crecer profesionalmente, convirtiéndose en uno de los sastres más reconocidos de la capital catalana, y formando parte del Club de Sastres de España.

La visión técnica y pragmática de Josep unida a la herencia artesanal de Jose María Blasi hacen de este equipo una singular opción dentro del plantel actual de sastrerías.

Tras enfocar y diseccionar los detalles de la nueva chaqueta, pasamos al probador para hacer la toma de medidas. Y en este caso tenemos ciertas diferencias con respecto a la escuela madrileña, ya que aquí son muchas más las medidas y referencias que se toman, porque la primera prueba es tomada de manera distinta, con una prenda preparada de forma diferente, como descubriremos en el próximo capítulo.

Una vez más, somos testigos de la buena sintonía entre ambos profesionales que se complementan de manera fantástica, intercambiando consejos, apreciaciones y datos constantemente. ¡Así da gusto!

El ambiente en Blasi es relajado y muy agradable, consiguiendo olvidarte por unos instantes de todo el jaleo y movimiento ya no sólo de la concurrida calle Balmes en la que está ubicada, sino de toda la capital. Encuentras entre sus paredes un oasis de sosiego y tranquilidad, transmitido por el equipo de esta sastrería, que invita a disfrutar de una experiencia sartorial muy interesante. La calma y el trato con el que nos deleitan allí es algo que no te das cuenta hasta que pasan unos días y rememoras aquello. Y es que conseguir salir de una sastrería con la tranquilidad de que lo que tenías en la cabeza es exactamente lo que saldrá del taller, no es una tarea tan evidente como pueda parecer.

Y hasta aquí el primer capitulo de hoy, pronto conoceremos la evolución de este encargo y descubriremos la forma de trabajar de esta sastrería catalana que sorprenderá a muchos con su resultado, aunque muchos otros llevan ya décadas disfrutando de él.

www.sastreriablasi.es

¡Espero que os haya gustado!

 

 

 

2 Comments

  • Miss. Lemur Garcia dice:

    Que ganas de saber cómo continua la historia y sobretodo que curiosidad por ver el resultado, seguro que será maravilloso.
    Y es verdad lo que comentas del ambiente que consiguen transmitir. Revosa por doquier la calma que requiere el trabajo bien hecho y la pasión de ellos por el oficio se palpa cada uno de los minutos que pasas ahí.

    • Muy pronto seguiremos con el proceso.

      El conseguir que la experiencia sea relajada y disfrutada es esencial y no siempre se encuentra. Yo lo valoro mucho en un servicio de sastrería artesanal. Que te hagan formar parte del proceso es todo un lujo.

      Saludos
      Salva

Responder a Miss. Lemur Garcia Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *