Protocolo: Ideas, conceptos y reflexiones.

Hace unos días un nuevo usuario de la Comunidad de SinAbrochar se presentaba y proponía incluir algún apartado o sección en el que se diese cabida a todo aquello relacionado con el Protocolo. –Link aquí-. Huelga decir que me pareció una idea genial, como a la mayoría de los demás usuarios. Pero, una vez creada la correspondiente sección en el Foro, me gustaría hacer este inciso para explicar algunos puntos de vista y reflexionar sobre ello.
Muchos cuando pensamos en el concepto de protocolo irremediablemente se nos viene a la cabeza todas las aplicaciones dentro de los ámbitos ceremoniales, contextos políticos y demás ambientes que en la mayoría de los casos parecen alejados de nuestra vida diaria, y por ello quizás no le prestamos la atención que requiere.
Pero no nos equivoquemos, el Protocolo, como concepto, está en cada uno de nuestros rincones de nuestra vida y sobre todo en cada una de las relaciones interpersonales que acometemos cada día.

Existen diferentes acepciones para la palabra Protocolo según el diccionario de la Real Academia Española, quizás todas ellas son demasiado rectas y arcáicas, pero la que mejor se acerca al concepto que quiero explicar sería esta:

Regla ceremonial diplomática o palatina establecida por decreto o por costumbre.

Como decía, me sigue pareciendo una definición demasiado anclada en el pasado, por ello de “ceremonial diplomática o palatina”. Con ello parece que debemos dejar sólo las reglas y educación para los aristócratas y burgueses, cuando supongo que estaremos todos de acuerdo en que no debe ser sólo así.
Al igual que nos ocurre con el tema del vestir, que mucha gente con la que nos cruzamos pretende encasillarnos en un determinado grupo social en ese afan por etiquetarlo todo, a una persona educada y protocolaria suele ser  habitual que también se le tienda a tildar de exquisito, refinado e incluso sibarita, de manera un tanto despectiva. Pero esto una vez más debe importarnos poco, ya que igual que vestimos para nosotros mismos, también debemos ser educados y protocolarios más por nosotros mismos que por los demás.
Ahora bien, como hemos visto, el concepto de protocolo lleva aparejado inexorablemente un sinfín de reglas para cada ámbito de actuación. Y ya sabemos que la sociedad de hoy nos invita constántemente a saltarnos lo establecido, por lo que el protocolo actual debe luchar contra este sentimiento rebelde extendido entre todos.
¿Cómo luchar contra ello?
Los más puristas defenderán que no hay que luchar contra estos agentes contrariadores, sino actuar al margen de los mismos. Para mí esto es un claro error. Y es que la sociedad como ente viviente está en constante cambio y evolución, por ello parece inútil seguir unas normas pensadas varios siglos atrás.
Desde SinAbrochar defendemos la tradición como base de nuestra filosofía -repito como base– sobre la que desarrollamos un estilo de vida propio y contemporáneo. Una vez más no tendría sentido defender un estilo anclado en una sociedad que no nos corresponde.
Con el tema protocolario, como hemos visto, debemos adaptarnos igualmente. Ya que hoy día… ¿Tiene sentido que un hombre deje pasar obligatoriamente y bajo cualquier circunstancia a una mujer, en un sociedad que lucha por la igualdad de sexos? Por otro lado, ¿A una mujer hay que darle dos besos y a un hombre siempre la mano?
Al igual que hay un amplio número de reglas y códigos sociales que podrían seguir tal y como se concibieron hace siglos por conjugar tradición y practicidad, existe otro gran grueso de situaciones y supuestos en los que la normativa debería tender a flexibilizarse y de esta forma adaptarse a los nuevos tiempos.
El ámbito de acción del acto protocolario es tan grande y abarca tantos aspectos, tanto cotidianos como excepcionales, que sería imposible tratarlo en un artículo. Es más, tampoco soy quién para hablar de ello, ya que lo poco que sé sobre el tema es fruto de mi propia educación personal, con muchas dosis de sentido común.
Pero como nunca está demás conocer las normas para luego reflexionar sobre ellas, analizarlas y adaptarlas a nuestra personalidad, y vida diaria, hemos creado en el Foro de SinAbrochar una nueva Sección sobre Protocolo., lugar en el que poco a poco iremos compartiendo entre todos las reglas para cada situación, donde reflexionaremos sobre aquellas normas en desuso, o disfrutaremos de las anécdotas que seguro encontramos en este amplio temario.
Yo estoy deseando ampliar mis conocimientos al respecto, ¿y tú?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *