Proceso de Camisa a medida en Sastrería Langa. (Capítulo I)

Como ya vengo haciendo con otras prendas, tenía ganas de mostraros el proceso que conlleva una camisa a medida de manera artesanal y quién mejor que Sastrería Langa con más de 60 años de experiencia para enseñárnoslo.
Esta sastrería, como muchos sabéis, no es desconocida para mí. Ya que hablamos de ellos en el Primer Capítulo Tour de Sastrerías por Madrid y también les hicimos una visita en la Primera Quedada Oficial de SinAbrochar en Madrid. Pero aún quedaba pendiente que pudiésemos probarles de verdad…
De todas fomas quien quiera saber un poco más sobre ello puede obtener más información en su nueva página web:
www.sastrerialanga.com
Nada más llegar, y tras saludar a Joaquín y Mariano, nos ponemos manos a la obra para elegir tejidos. No iba a ser complicado porque yo tenía las ideas más o menos claras… Sabía que buscaba algo en tonos verdes.

Y tras ver algunos de los muestrarios, me decanté por este tejido de Textiber -casa en vías de extinción- en 100% algodón de rayas blancas y verdes. Una camisa sencilla y discreta pero poco vista, y sobre todo que se aleja del celeste del que a veces abuso…
Comenzamos la toma de medidas, que el propio D. Mariano Arroyo Langa nos realiza como podemos ver en la siguiente secuencia de fotos:

Pecho, cuello, espalda, puños y mangas son las medidas generales que se toman. Recordemos que en este caso, como si de una chaqueta se tratara, tendremos una primera prueba para afinar cualquier detalle que queramos.
Se me olvidaba comentaros que además de elegir el tejido seleccioné los detalles de la camisa, como el cuello que en este caso me decanté por un italiano ni demasiado abierto ni demasiado cerrado. Un puño con botón para darle un aire sport y tapeta oculta con pie de cuello de 3.5 cm.
Como podemos ver en la imagen superior, pasaron a abrirme ficha en la camisería asignándome el número de cliente 1089 de la letra G. (Por intimidad he procedido a difuminar los datos de otros clientes)
En el libro de arriba se anotan los clientes por orden alfabético según apellido, y en la libreta que vemos bajo estas líneas anotan el pedido en concreto que se encarga.

Una vez queda todo anotado, pasan a crear mi patrón desde cero y sobre cartoncillo. En la imagen siguiente, si no recuerdo mal, se está dibujando el patrón del cuello en base a mi elección.

Aquí vemos a D. Mariano cortando lo que parece el delantero de mi patrón…

En la siguiente fotografía vemos como en cada pieza va el nombre del cliente, para saber en todo momento de quién se trata.

Una vez que tenemos el patrón en papel y sobre el que se han hecho las correcciones necesarias -Una vez más me asombro por la agilidad geométrica y matemática que tienen estos artesanos-, pasan a cortar sobre el tejido escogido, como podemos ver abajo.

Esto se hace con todas y cada una de las partes que configuran nuestra camisa: Delanteros, espalda, canesú, cuello y puños.
En el siguiente paso -y capítulo- veremos cómo se ha montado todo y asistiremos a la primera prueba donde ya veremos un poco mejor la construcción de la camisa y descrubriremos qué detalles se tienen en cuenta en dicha fase.
Como podemos ver se trata, una vez más, de un trabajo laborioso, delicado y meticuloso que estoy seguro que tendrá como resultado una gran prenda.
Pronto lo descubriremos…



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *